Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 20-08-2011

La carrera global por apoderarse de una parte de los metales de tierras raras en Asia Central ha comenzado
China gobierna las tierras raras

Pepe Escobar
Al Jazeera

Traducido del ingls para Rebelin por Germn Leyens


Asia se encuentraen elcentro del desarrollo que inevitablemente traernuestro mundo digital: las futuras guerras por los minerales.

El ordenador que utilizis al leer este artculo ya forma parte de una guerra mundial.

Guerras del petrleo? Guerras del agua? Claro, seguirn definiendo la geopoltica de principios del siglo XXI. Sin embargo, en trminos de alta tecnologa, nada se compara con las prximas guerras de los minerales. Y el nombre del juego es tierras raras.

Asia es el territorio de las tierras raras, los minerales que permitieron que tuviera lugar la revolucin digital, y que hacen que la tecnologa verde sea una realidad. China controla no menos de un 95% de la produccin global de tierras raras.

El protagonista crucial en este juego de alto riesgo es Baotou Steel Rare Earth (Group) Hi-tech Co., de Mongolia Interior, el mayor productor del mundo de elementos de tierras raras.

China ha impuesto cuotas de exportacin sobre los elementos de tierras raras durante tres aos, para reforzar sus propias industrias de alta tecnologa. El plan bsico de China esdesarrollar sofisticadas tcnicas de fundicin para tierras raras, en lugar de vender simplemente la materia prima. Cuando lleguen a esta etapa, las acciones de Baotou Steel Rare Earth en la bolsa de valores de Shanghi subirn de manera vertiginosa e imparable.

La Gran China incluida Taiwn es el mayor fabricante y ensamblador mundial de microchips, ordenadores y equipos de redes, el alma de Internet.

Por lo tanto, todo este proceso puede verse como otro captulo de la revitalizacin asitica de capitalismo global, el desarrollo global ms positivo en las ltimas tres dcadas (y no ha habido muchos).

Tengo niobio y lo usar

China, Japn, Corea del Sur, aparte de Alemania, EE.UU., Rusia y Francia, todos a la vanguardia de nuevas tecnologas, estn profundamente involucrados en el Gran Juego de los minerales.

La mayora de la poblacin mundial no encontrar una conexin entre Samsung y el Salar de Uyuni, un espectacular desierto de sal en el sur de Bolivia. Sin embargo, sucede que Bolivia posee enormes cantidades de litio.

No es sorprendente que en la visita del presidente Evo Morales a Sel, Corea del Sur desenrollara una lujosa alfombra roja. Despus de todo, Samsung, Hyundai, LG y otros gigantes industriales sudcoreanos saben que el acceso ilimitado al litio es esencial para controlar el mercado global de bateras para ordenadores notebook, telfonos mviles y coches elctricos. Sel est profundamente involucrada en una estrategia de inversiones sin tabes para garantizar su acceso a lastierras raras.

Virtualmente, toda la electrnica avanzada de EE.UU. depende de las tierras raras. A finales del ao pasado, el Departamento de Energa enumer los cinco metales raros claves, losms importantes para la produccin de energa limpia: disprosio, neodimio, terbio, europio e itrio. Todos son esenciales para la produccin de vehculos hbridos y fibras pticas, por ejemplo.

Hasta 2025, Estados Unidos depender esencialmente de China para tener acceso a esos metales de tierras raras. En estas circunstancias, qu opciones hay? Hay tres posibilidades: desarrollar reemplazos, aumentar el reciclaje o incrementar la produccin local de tierras raras, por ejemplo, invirtiendo 500 millones de dlares en una gigantesca mina en California.

Desde el punto de vista del Pentgono, los metales de tierras raras son los ms decisivos y de los que depende el enorme complejo industrial-militar estadounidense para motores de aviacin y misiles. Una vez ms, el nico proveedor global es China.

La Comisin Europea (CE) tiene su propia lista de minerales de mxima importancia, la cualincluye el cobalto (utilizado en bateras para telfonos porttiles); el paladio (para la desalinizacin); el magnesio (utilizado en refineras y fbricas de acero); el fluorspar (para la industria qumica); y el niobio (un 92% de la produccin global concentrada en Brasil).

El mito de los mercados abiertos ya no se aplica a recursos naturales claves. China dicta la tendencia al imponer cuotas de exportacin de tierras raras. Actualmente, los Estados luchan duro para tratar de diversificar sus provedores, como cuando los sudcoreanos cortejan a los bolivianos.

Los japoneses, por ejemplo,al saber que ellitio, el tantalio, el germanio y cada uno de los diecisiete minerales de tierras raras son esenciales para su electrnica de alta tecnologa para uso diario, coches hbridos e industrias de precisin, se inquietan ante la idea de un casi monopolio chino.

Por eso, los japoneses se han embarcado en un turbulento viaje global, de Vietnam a Sudfrica, de Tanzania a Kazajstn, para diversificar su acceso y garantizar sus suministros, antes de que Corea del Sur o incluso la propia China lleguen a ellos.

Bienvenidos al mundo post digital, en el cual la poltica exterior no ser dictada por las necesidades de petrleo y gas, sino por el cobalto, el litio y el niobio.

Pepe Escobar es corresponsal itinerante de Asia Times (www.atimes.com). Su ltimo libro es Obama Does Globalistan (Nimble Books, 2009). Para contactos: [email protected]

Fuente: http://english.aljazeera.net/indepth/opinion/2011/08/201181881418513391.html

rEV



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter