Portada :: frica :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 29-08-2011

Hambre y conflicto armado en Somalia

Carmen Magalln
Pblico


Parece mentira que en un mundo globalizado como el actual, en el que segn los expertos hay comida suficiente para todos, ms de trece millones de personas del Cuerno de frica estn afectadas por una crisis alimentaria que se ha cobrado ya miles de vidas. Pero as es. La falta de lluvias malogr las cosechas y la gente se est muriendo de hambre. La situacin ms grave se vive en Somalia donde, segn Naciones Unidas, 29.000 nios menores de cinco aos han muerto y 3,7 millones de personas necesitan asistencia humanitaria. La hambruna que afecta al sur y al centro de este pas ha producido un enorme flujo de desplazados y refugiados a Kenia y Etiopa, con los consiguientes problemas sanitarios y de hacinamiento.

El conflicto armado que ha desmembrado a Somalia en los ltimos 20 aos es responsable de que la crisis se haya agudizado en este pas. El grupo islamista Al-Shabab, que pelea contra el Gobierno Federal de Transicin, prohibi la entrada de las organizaciones humanitarias en las zonas que controla, impidiendo as la llegada de la ayuda. Ahora ha levantado en parte esa prohibicin, pero sigue siendo preciso y urgente, como defiende Rashid Abdi, analista local del Grupo de Crisis Internacionales, negociar con ellos. La comunidad internacional tambin tiene responsabilidad. El desastre podra haber sido menor si se hubiera reaccionado con mayor rapidez ante las alertas tempranas sobre la sequa, que ya se conocan. La comunidad internacional acta, s, pero bajo la lgica de los intereses propios. Espaa, por ejemplo, impuls la operacin Atalanta para ofrecer proteccin militar a los barcos europeos que faenan en la costa somal, en vez de fomentar una poltica europea a favor de la pesca artesanal, local y sostenible o de la recuperacin econmica y democrtica de la zona.

Ahora es urgente recoger fondos. Segn Naciones Unidas se necesitan 2.500 millones de dlares, una cifra que queda lejos de lo comprometido hasta el momento. Un aspecto positivo es que frica est movilizando su solidaridad: en Sudfrica la sociedad civil est aportando y exigiendo a su Gobierno que aporte; y el pasado 25 de agosto la Unin Africana reuni a los pases africanos, que acordaron destinar 380,5 millones de dlares para la zona.

Carmen Magalln es directora de la Fundacin Seminario de Investigacin para la Paz

Fuente: http://blogs.publico.es/delconsejoeditorial/1723/hambre-y-conflicto-armado-en-somalia-2/


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter