Portada :: Mundo :: Relevo en el Vaticano
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-04-2005

La muerte de Juan Pablo II no significar la vuelta del Concilio Vaticano II

Laerte Braga
Rebelin

Traducido para Rebelin por Aldo de Vos


Juan Pablo II fue un retroceso. Es la reaccin de la Iglesia conservadora a los pontificados de Juan XXIII y Pablo VI. Fue Giseppe Roncalli quien convoc el Concilio Vaticano II y fue Montini quien dio secuencia a los cambios definidos en el Concilio. Juan Pablo II abort prcticamente todas aquellas que llevaron a la Iglesia Catlica Apostlica Romana al encuentro, en su esencia, de la lucha por la libertad.

El periodista Paulo Francis fue dulcemente amonestado por d. Hlder Cmara, arzobispo de Olinda y Recife, cuando en un encuentro casual en el aeropuerto de Ro le dijo al prelado que el Papa Woytila era un ttere mandado por el cardenal Marcinkus que, a su vez, era un monigote de Reagan. Atribuy el grito de d. Hlder a la rgida disciplina de la Iglesia.

Los diarios de la poca de la eleccin de Woytila dicen que el brasileo Aloisio Lorscheider fue el ms votado en el primer escrutinio, pero no alcanz el nmero de votos necesario para ser electo Papa. Existe inclusive una afirmacin que se le atribuye a Juan Pablo II que dice que este habra votado por el brasileo. Hiptesis. Tratndose del Vaticano todo tiene un aire misterioso que parece deliberado. Y en los aos de Juan Pablo II con caractersticas de Iglesia Medieval.

El hecho es que el cardenal estadounidense Marcinkus comand el Vaticano en los primeros aos del pontificado de Woytila, era de extrema derecha y acab con prisin preventiva decretada por la justicia italiana por operaciones fraudulentas al frente del Banco vaticano. No fue detenido, pero no poda salir de los lmites del Vaticano, que es un estado autnomo dentro de Italia.

Marcinkus fueron los primeros aos, cuando en una solemnidad que despert reaccin en todo el mundo, Reagan y Juan Pablo II colocaron flores en un monumento en un cementerio de oficiales nazis en Alemania. Ilustra todo el periodo de este Papa.

La crisis financiera que alcanzaba al Vaticano habra sido la responsable por la eleccin de Woytila -en la evaluacin hecha en la poca por Paulo Francis-, un cardenal de un pas de la Cortina de Hierro, como eran llamados los pases comunistas del este europeo. Electo, un gran aporte de recursos lleg al Vaticano por obra y gracia de la Iglesia de los EEUU.

Y todo lo que la Iglesia estadounidense no quera, obvio, era un cardenal latinoamericano, menos an Lorscheider.

El padre y telogo alemn Hans Kunk, como el brasileo Leonardo Boff, fueron vctimas de la inquisicin del perodo Woytila. Kunk, en un artculo que ciertamente causar mucha polmica y atraer la atencin del Santo Oficio, afirma en el Der Spiegel que el papado de Juan Pablo II fue un retroceso.

Juan Pablo privilegi cardenales conservadores: en Brasil d. Eugenio Salles, d. Luciano Neves, desmont la Teologa de la Liberacin en Amrica latina, todo segn los cnones del Departamento de Estado y toda la operacin conducida por Marcinkus.

La Iglesia Catlica que comenzara a vivir un momento de fuerte expansin con los cambios del Vaticano II sufri un vaciamiento, y la orientacin con caractersticas inquisitorias del Vaticano acab abriendo espacios para los avances de las sectas neopentecostales aqu y en toda Amrica Latina. Una plaga que amenaza, sin exagerar, el proceso poltico en muchos pases, inclusive en Brasil.

Uno de los detalles ms significativos del golpe militar frustrado contra el presidente Chvez en Venezuela, en abril del 2002, fue la presencia del cardenal primado de aquel pas en el acto de pose de Pedro Carmona, el presidente bandido/golpista. Muy suelto, el cardenal exhiba visible satisfaccin en su rostro, mientras hablaba, naturalmente comunicando el golpe, en un celular de ltima generacin.

Kunk habla en dos estados del papado de Juan Pablo II. El externo para consumo de los fieles, y el interno, donde fue y es dura la represin, adems de dejar claro la caracterstica de papado reaccionario.

En la poca de la dictadura militar en Brasil los generales intentaron alejar a d. Pedro Casaldliga de su regin, Araguaia. El embajador brasileo en el Vaticano fue a sondear cual sera la reaccin de Pablo VI y la reaccin del Papa fue directa: Toquen un pelo de Casaldliga y estarn tocando en m. Casaldliga se qued, resisti y enfrent el poder de las botas fascistas del 64.

Juan Pablo II habra entregado la cabeza del obispo en bandeja de plata.

Un extraordinario ejercicio de marketing, adems Juan Pablo II fue lo que dice Kung: un retroceso.

Su muerte no significar una vuelta al espritu del Vaticano II. La cpula de la Iglesia difcilmente permitir que eso ocurra. La mayora de los que van a elegir el nuevo Papa, tan luego se consume el consistorio, es conservadora, algunos de extrema derecha.

La Iglesia Catlica vivi dos milenios de intenso poder, en algunos momentos de gran imperio religioso, hoy da la sensacin que se evapora y tiende a perder fuerza en lo que sera el tercer milenio. Juan Pablo II es el marco entre el encuentro con el sentido de fe, del Vaticano II, que termin con la muerte de Pablo VI y la vuelta de un pasado condenado, que comenz con el actual Papa.




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter