Portada :: Venezuela
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 04-09-2011

Venezuela: El regreso de los dinosaurios?

Aram Aharonian
Rebelin


De cara a las elecciones presidenciales de 2012, a nadie en Venezuela le convendra que se interrumpa la normalidad institucional, democrtica. Pese a ello, los temas de un golpe o autogolpe, el futuro de las fuerzas armadas, la intervencin fornea, estn instalados en el debate pblico o al menos en el debate meditico venezolano, donde aejas y olvidadas figuras polticas de antao intentan resucitar como salvadores de la patria.

La preocupacin es la fecha de las elecciones presidenciales de 2012, porque el Consejo Nacional Electoral hasta ahora no las ha fijado, quiz esperando la evolucin de la quimioterapia que se le aplica al Presidente Hugo Chvez.

Ms que la fecha, preocupa las tensiones que se pueden desencadenar segn cundo se realicen los comicios. Si son en septiembre habra un presidente electo esperando cuatro meses para asumir. Y en el hipottico caso de perder Chvez, habr un presidente cuatro meses hibernando. La oposicin no concibe que un presidente que va por la reeleccin, se mantenga cuatro meses en el poder hasta la asuncin de su (hipottico) sucesor... lo que alimenta la tesis del autogolpe con el que especula el antichavismo.

Los futuros inciertos desencadenan los demonios de la lucha por el poder, y no es de extraar que eso suceda en las filas castrenses (donde juegan tanto los activos como los retirdos), en el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y, obviamente en la oposicin, donde a la falta de consenso de un referente nico se suman autoproclamaciones de candidaturas presidenciales de los viejos dinosaurios de la llamada Cuarta Repblica.

En la llamada Mesa de Unidad Democrtica (MUD), no solo pelean por candidaturas, sino que deben definir un programa que los comprometa ser un gobierno de transicin, de inclusin, de reinstitucionalizacin del pas, segn los dirigentes. Sobren consignas, faltan ideas y propuestas, sobre todo cuando se busca no repetir recetas del pasado, mxime cuando los referentes estn hoy en bancarrota y difcilmente sirvan de modelo seductor para la ciudadana.

Dentro del gobierno, las especulaciones apuntan a varios frentes o combos, entre civiles y militares, entre fundamentalistas y pragmticos, y donde aparecen casi siempre citados el vicepresidente Elas Jaua, el canciller Nicols Maduro, el diputado Diosdado Cabello y el exgoberndor Ronald Blanco Lacruz (militares retirados), el ministro de Energa Rafael Ramrez, y los veteranos Al Rodrguez y Jorge Giordani, sin olvidar a Adn Chvez, el hermano mayor del mandatario.}

Para los analistas, hoy en da y en el corto plazo- las dos figuras ms fuertes dentro del conglomerado chavista son Cabello y Maduro. Pero son slo especulaciones.

Hay sectores pensantes en la oposicin preocupados por el reactivismo instantneo y constante de la dirigencia: si el gobierno dice blanco, hay que contestar negro, sin siquiera pensarlo. Creen que esa es la forma de confrontacin cuando en realidad ese apresuramiento lleva solamente a grandes papelones. Lo cierto es que en muchos temas de inters nacional, trascendentes, no discute ni traza lneas, sino que por la va de los hechos se imponen directivas desde afuera sin que muchos de sus integrantes siquiera se enteren.

Por ejemplo, se pregunta Leopoldo Puchi, Quin decidi en la Mesa de la Unidad que haba que oponerse a la decisin de traer al pas las reservas de oro que se encuentran en el extranjero? Lo discuti la fraccin parlamentaria? Se debati entre las organizaciones polticas o fue una iniciativa de otros factores que integran la oposicin? () Por qu se van a molestar los partidos venezolanos? Hay alguna razn para que ese oro no est en el Banco Central? Qu tiene de malo que el oro de Venezuela regrese a Venezuela?

Martn Guedes, desde las filas chavistas, seala que la Revolucin Bolivariana, pacfica y democrtica est llegando al llegadero de las definiciones. Las declaraciones del subsecretario de Estado de los EEUU, afirmando que el caso Libia demuestra que existe otra forma ms eficaz y menos costosa de salir de regmenes incmodos as lo demuestran. En momentos de definiciones el equilibrio condescendiente es un suicidio, indica. Un revolucionario debe ser un cuestionamiento y una protesta sobre las propias estructuras revolucionarias - revolucionarias en la medida en que estas sean ambiguas o pierdan su dinamismo radical - y sobre la sociedad, por su carcter deshumanizado fuente de opresin y de injusticia.

Parque Jursico

Mientras, 21 partidos de la autocalificada alternativa democrtica formaron una coalicin de fuerzas llamada Unidad Popular Para Avanzar -Uppa-, con el claro liderazgo del ex candidto presidencial Henrique Salas Rmer. El sector est conformado por aquellos partidos polticos que no lograron formar parte de la Mesa de la Unidad Democrtica por no tener mayor cantidad de votos, pero que representaron ms de un milln de votos en la pasada contienda electoral.

Salas Rmer parte de la premisa de Chvez no estar en la contienda del ao prximo y que si las "primarias (de la oposicin, en febrero) se concibieron para escoger candidato frente a Chvez. Desaparecido electoralmente no ser bueno repensarlo? Para l se debe partir de un acuerdo y no de primarias. Sabe que una una oposicin fragmentada est condenada a perder, tanto si enfrenta a Chvez o a cualquier otro candidato bolivariano con apoyo de ste.

Lo cierto es que el Presidente no tiene un sucesor y en el supuesto que no pueda competir deber comenzar a construir su relevo (algo que no est haciendo en este momento). La ausencia de liderazgos de base bolivarianos da pie a la tesis de que la oposicin no necesita primarias.

Si la dirigencia antichavista acuerda escoger a un candidato por acuerdo probablemente ste salga de los aspirantes presidenciales que en este momento no figuran en la intencin de voto de los ciudadanos, seguramente provendrn del inagotable Parque Jursico.

Y, as, Henrique Capriles Radonsky, Manuel Rosales, Antonio Ledesma, Leopoldo Lpez, Mara Corina Machado, Pablo Prez, los que aparecen en las encuestas, quedaran con los crespos hechos Todos ellos adelantan el lanzamiento de sus precandidaturas. Mara Corina Machado, quien an exhibe orgullosamente la foto de su entrevista con George W. Bush en la Casa Blanca , se olvid de Irene Saz y proclam que es la primer mujer candidata a presidente, con consignas neoliberales, desestatizantes, y f rases dirigidas a disipar temores a represalias entre empleados pblicos y "la familia militar en caso de ganar las elecciones.

 

Lo nico que ha mantenida unida al menos mediticamente- a la oposicin es el odio anti-Chvez. En ausencia del Presidente existen liderazgos lo suficientemente consolidados para mantener la unidad opositora y ser opcin electoral?

Ramos Allup, por su parte, hace poltica-ficcin y seala que si Chvez o el chavismo -porque Chvez puede no ser candidato- perdiera las elecciones presidenciales vendra la resaca, un lapso de decaimiento.

Habr una tregua, no s de cunto tiempo. Si el nuevo gobierno acierta, el chavismo seguir decayendo porque habr comparaciones y si desacierta, unos dirn que el chavismo era mejor. Siempre habr all una fuerza, que no es mala desde el punto de vista democrtico porque debe haber fuerzas equilibrantes. Una cosa es que Chvez no quiera admitir que la mitad del pas est contra l o no est de acuerdo con su proyecto, pero para nosotros, el otro existe y debe actuar en poltica ajustndose a la Constitucin, indica.

Y no es slo Salas Rmer, el rcordado perdedor ante Chvez en 1998. Tambin afloraron las posibles candidturas de viejos dirigentes como los ex candidatos presidenciales socialcristianos Eduardo Fernndez y Osvaldo lvarez Paz, y el titular de la alguna vez socialdemcrdata Acccin Democrtica, Henry Ramos Allup.

E l problema nacional reclama un liderazgo de equilibrio, de madurez y de capacidad de dilogo, seala El Tigre Fernndez, quien cuenta con apoyos de los socialcristianos europeos, y afirma que lleg la hora de los cambios. En medio de la crisis capitalista internacional, repiti su propuesta de dos dcadas atrs: la importancia tener inversiones pblicas y privadas , as como inversiones nacionales e internacionales p ara reactivar el parque industrial del pas.

Cuenta el oficialista Correo del Orinoco que en una conversacin con el presidente Chvez, Fernndez le dijo a usted le conviene pasarse un ratico en la oposicin democrtica. Le esgrimi: En su formacin como lder poltico hay una asignatura que usted no ha aprobado, y la asignatura que usted todava no ha aprobado es ser oposicin, y volver al gobierno desde la oposicin. El Tigre es muy experimentado en estar en la oposicin

Ramos Allup seala que la MUD trata de presentar un candidato nico AD-ABP-UNT-Copei-Convergencia-Proyecto Venezuela y Leopoldo Lpez. Si uno de los promotores de esa idea he sido yo y me ven empeado en mi propia candidatura, me hara sospechoso de andar armando un juego a mi favor. Si una candidatura propia es lo ms conveniente para AD en opinin de todos, sea. Si es otro nombre, sea. Cree que a mediados de octubre sabr si las condiciones estarn dadas

Golpe a golpe, verso a verso

El exvicepresidente Jos Vicente Rangel afirm que la reciente agresin contra las mujeres que presiden poderes pblicos, efectuada en el semanario Sexto Poder, forma parte de una ofensiva activada contra las instituciones del Estado, que tiene el sello de la subversin contra la democracia y el Estado de Derecho. El semanario public una composicin fotogrfica en la que aparecen vestidas de cabareteras las mujeres que estn al frente de importantes cargos pblicos, las calific como las mujeres de Chvez, y el cabaret supuesto llevaba por nombre La Revolucin.

Rangel indic en su programa que sectores de oposicin preparan una campaa sobre la supuesta parcialidad y dependencia del Poder Ejecutivo del CNE. Dijo que hay grupos dentro de la contrarrevolucin que no estn de acuerdo con esta idea, pues consideran que conducira a la abstencin.

Los dirigentes opositores y los medios de comunicacin comercial han especulado sobre la posibilidad que, ante una eventual derrota electoral se ha manejado la tesis del autogolpe, aun cuando sealan que los militares no desconocern los resultados y que hay oficiales afines al Gobierno tendiendo puentes hacia la oposicin.

Parten de palabras de Presidente sealando que tiene dudas acerca de si la va era la armada o la electoral, luego su hermano Adn Chvez, sealando que no descarta la va de las armas para que la revolucin se imponga y la tercera, una declaracin del general Henry Rangel Silva, cuando dijo que la FAN no aceptara un resultado electoral desfavorable a Chvez.

"Hay malestar y el Presidente lo sabe. Para diluir eso, el Presidente y sus voceros dicen que quienes les calientan la oreja a los militares somos los civiles de la oposicin. Est al tanto de las pintas en los cuarteles, de las murmuraciones, de la rabia por los negocios de la cpula, por la presencia de cubanos, por las desviaciones partidistas de la FAN... Estoy en capacidad de asegurar que no tienen fuerza para un autogolpe", seala Ramos Allup.

Y lanza el mismo estribillo que otros dirigentes de la oposicin: aqu no habr persecucin pero tampoco impunidad para los corruptos. Pero para los sectores pensantes de la oposicin, la campaa de ataques a la Fuerza Armada ayudaran a Chvez a consolidar su poder dentro de la institucin castrense y estimulara tendencias golpistas.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter