Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 04-09-2011

Los reformistas constitucionales, sepultureros de la democracia espaola

Marcos Roitman Rosenmann
La Jornada


En Espaa ocurren cosas inexplicables. Los expedientes X de la poltica se acumulan. La hasta ahora intocable Constitucin, ejemplo de consenso para sus impulsores, se rompe en beneficio de un pacto artero entre el PSOE y el PP con la complicidad de Unin del Pueblo Navarro. Los mismos partidos que hasta hace unos das se negaban a modificar la ley slica que impide el acceso de una mujer al trono de Espaa, hoy, de prisa y corriendo, chapucera y dejando fuera a 75 por ciento de los partidos con representacin parlamentaria, modifican su artculo 135, cuya nueva redaccin pone lmite a la capacidad de endeudamiento pblico, bajo el paraguas de conseguir la estabilidad presupuestaria. Segn sus promotores, se hace para sanear la economa, disminuir el dficit fiscal y tranquilizar a los mercados. Dicen, es el principio de solucin a la crisis y el nacimiento de una nueva era de progreso y crecimiento econmico para Espaa. Vamos! La panacea. Y si no lo es, seguro nos pone en el buen camino.

Era una decisin difcil, pero haba que ser responsables con los banqueros, el capital financiero y las trasnacionales. Ellos se lo agradecen y nunca olvidarn el detalle. Adems no hay motivo para el pesimismo. La poblacin no ver disminuir las prestaciones sociales. Quienes lo plantean buscan sembrar el desconcierto. Los ciudadanos estarn a cubierto. Los recortes presupuestarios, anunciados por agoreros y mal intencionados en sanidad, educacin, vivienda social o infraestructuras, son parte de una campaa de intoxicacin meditica de izquierdistas y los indignados del 15-M. No hay motivo de alarma. Los cerebros grises de la reforma son unos magos de las finanzas, y no debemos dudar de su palabra, recordemos que hablamos de honorables parlamentarios entre los cuales se encuentra el jefe de la oposicin y mismsimo presidente Rodrguez Zapatero con sus ministros.

Fue una imagen obscena ver en el Congreso, minutos antes de la votacin, los corrillos formados por los gerifaltes del PSOE y PP intentando conseguir el voto del grupo parlamentario cataln. Les prometieron el oro y el moro y slo el veto de IU, a la transicional propuesta por los catalanes, fren el acuerdo de marras. Ahora, el culpable del desaguisado es Gaspar Llamazares. por su culpa no se pudo maquillar la felona. A pesar de todo, ellos tienen la razn y han dicho la verdad. Son gente de palabra. Lo que no sabemos es cual palabra? La dada hace un ao, un mes, una semana, unos das, ayer, hoy mismo. No importa siempre se desdicen. Donde dije digo, digo Diego. No hace falta ser muy avispado para saber que la violarn en cuanto puedan.

Si antes del acuerdo se puso en marcha el plan de estabilidad presupuestaria en las autonomas gobernada por el PP y la derecha catalana, ahora se encuentran legitimados para continuar el camino. En Castilla la Mancha, los recortes para 2012 llegan a 20 por ciento del presupuesto y afectan a todo el sistema bsico de prestaciones sociales. En Catalua, y bajo el pretexto de sanear la hacienda pblica, el gobierno de Convergencia y Unin ha clausurado, slo en Tarragona, el servicio de urgencia nocturno de 54 centros de salud, al tiempo que cierra definitivamente otros 60 centros de salud diurnos. Por suerte no se tocara la sanidad pblica! Palabra dada en la campaa electoral. En Madrid, el PP despide a ms de mil profesores interinos y obliga a dictar dos horas ms de clase por docente, incrementando, al mismo tiempo, la ratio profesor alumno y eliminando horas de atencin al alumno y tutoras con los padres. Eso s, la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, del PP, en un acto de felona, declara que los maestros trabajan menos que cualquier otro trabajador de la comunidad, enfrentando a los profesores con la opinin pblica y confundiendo deliberadamente horas de docencia con jornada laboral, cifrada para el colectivo en 37 horas y media. Los recortes no son pocos. En los ayuntamientos desaparecen actividades que eran una factor de cohesin social. Son los cursos de fotografa, pintura, gimnasia rtmica, cermica, idiomas, yoga o visitas guiadas para la tercera edad, entre otras. Tambin se limitan los gastos para remozar las instalaciones, con el consiguiente deterioro en el medio y largo plazo. Se despiden a conserjes, vigilantes y tutores. Igualmente se recortan los horarios de atencin al pblico en las bibliotecas municipales. Suma y sigue. En sanidad se privatiza y cierran centros de salud comunitarios. El tijeretazo en las subvenciones a centros que luchan contra la drogadiccin, la violencia juvenil y de gnero supone echar cerrojo al cierre de muchas instituciones que realizaban una labor social que hoy queda al pairo. Se venden inmuebles y se externalizan los servicios esenciales. Y en las ofertas de empleo pblico, se decide postergar su convocatoria sine die. Menos mdicos, enfermeras, celadores, administrativos, profesores. En contrapartida los sueldos y salarios de los trabajadores se congelan como una medida solidaria para pagar los excesos de los mercados.

Si realmente esta reforma marca un hito en nuestra democracia social de mercado por qu no convocan un referendo. No sera mejor contar con la aprobacin del pueblo para una reforma de tan hondo calado? Inclusive podra no ser vinculante. Seguro que los partidarios del s tendran garantizado el triunfo. Acaso sus impulsores no controlan ms de 70 por ciento de los votos? Ganaran por goleada. Sin embargo se niegan. Tienen miedo? Gaspar Llamazares califica de escndalo no haber debatido en la Cmara la conveniencia o no de hacer un referendo.

La involucin poltica est en marcha. El PP, seguramente, ganar las prximas elecciones generales a celebrarse el 20 de noviembre. Sin mancharse las manos de sangre, con el cadver del Estado del Bienestar en cuerpo presente, tendr va libre para seguir esta senda abierta por el PSOE. Allanado el camino, el gobierno de Rodrguez Zapatero y sus diputados sern recordados como los sepultureros de la democracia. El golpe de mercado se ha consumado.

Fuente: http://www.jornada.unam.mx/2011/09/03/opinion/021a1mun



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter