Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-09-2011

Para qu corren tanto?
Muchas lneas de alta velocidad para llegar a ninguna parte

Ramn Sola
Gara


Las dos ltimas decisiones de ambas administraciones abundan en este absurdo. En Nafarroa, el acuerdo entre Miguel Sanz, anterior presidente, y Jos Blanco, ministro de Fomento, conden a la Hacienda navarra a asumir en exclusiva los costes financieros del crdito necesario para iniciar las obras. El acuerdo se firm en abril de 2010 y ya entonces el Ejecutivo de UPN admiti que la operacin supona un importante esfuerzo. Vista la evolucin de los mercados y las primas de riesgo desde entonces, ms la actual imposicin constitucional sobrevenida del dficit cero, el anlisis tendra que actualizarse: A qu comprometi exactamente Sanz a las arcas forales y qu partidas sern las paganas?

En la CAV tambin se apuesta por la poltica de hechos consumados, o sera mejor decir que de tierra quemada dado el caso. El viceconsejero de Transportes, Ernesto Gasco, acaba de anunciar que Gipuzkoa tendr el rcord de estaciones del TAV de todo el Estado, con cuatro, por encima de zonas que multiplican por diez su nivel de poblacin, como Madrid y Barcelona. El anuncio lleva a hacerse otra vez un buen nmero de preguntas. Alguien cree que un tren que por definicin est hecho para recorrer grandes distancias en el menor tiempo posible va a desacelerar y parar en Ezkio-Itsaso, Donostia, Astigarraga e Irun? Si no se va a detener ah, para qu se va a gastar ms dinero an en estaciones? Y si lo va a hacer, estamos hablando entonces de un proyecto redimensionado y diferente?

Mientras el TAV acelera en Euskal Herria, desacelera en el resto de los territorios limtrofes. El Estado francs acaba de anunciar que se toma un tiempo de dos aos para revisar la necesidad de la lnea de gran velocidad en Lapurdi, y crear un Observatorio sobre el transporte en la zona, con implicacin de los electos locales. Resulta sorprendente que una decisin as no haya ha suscitado ninguna reaccin especial al sur del Bidasoa, como si las mentes de los polticos partidarios del TAV estuvieran parceladas tambin territorialmente y llegaran slo hasta las mugas de sus dominios. Un ejemplo: apenas dos das despus de este anuncio, el PNV de Gipuzkoa se declaraba preocupado por que no ve claro que Lakua vaya a llevar el tren hasta Irun. Y luego? A dnde seguira si no tiene continuidad?

Mirando hacia el sur, la situacin es similar. Tras el famoso tijeretazo decretado por Blanco, no hay noticias sobre el tramo Zaragoza-Castejn, que es donde el Gobierno navarro empezar a poner va adelantando el dinero. Se calculaba para 2008, pero no fue entonces, ni en 2009, ni en 2010, ni en 2011, aos en que la situacin econmica ha ido empeorando considerablemente. Algo ms rpido, pero tambin a trompicones y sin certeza absoluta, avanza el tramo Valladolid-Burgos-Gasteiz. En el mejor de los casos, se afirma que ste no se concluir antes de 2016. Pero ms surrealista es lo que ocurre en la parte navarra, porque si el Estado no lleva el TAV hasta Castejn para 2015, todas las prisas y los derroches aprobados por Sanz habrn sido en vano. Y mientras tanto, ya existe un servicio rpido, el Alvia, que conecta Iruea y Madrid en apenas tres horas y que se ha convertido en opcin preferente tambin para viajeros guipuz- coanos, por ejemplo

Si seguimos bajando, el cuadro es todava ms demoledor. Portugal ya hace tiempo que se ape de esta carrera. En junio pasado, el Estado espaol decidi suspender el AVE Toledo-Albacete, que tena una media de nueve viajeros! al da sobre 2.190 potenciales. Slo esas nueve personas preferan pagar 70 euros para llegar en dos horas y cinco minutos cuando podan viajar en 2 horas y 31 minutos por 52 euros en el Alvia y en 3 horas y 33 minutos por 37 euros en el Altaria.

Esta diferencia entre 2.190 los pasajeros potenciales que se usaron como gancho por parte del Gobierno de Castilla-La Mancha y los nueve reales es el ejemplo de cmo las administraciones sustituyen la informacin por propaganda para tratar de colar sus megaproyectos, lo que adems nos llevara a preguntarnos a qu intereses reales obedecen. Algo similar ocurre por estas tierras. Resulta llamativo que los responsables institucionales se empeen en hablar de los beneficios que la puesta en marcha del TAV traer en el mbito del transporte de mercancas por ferrocarril, cuando sendos informes elaborados por la CEOE y el Crculo de Empresarios Vascos concluyen que la alta velocidad no sirve para eso.

En los tiempos del ladrillazo, hace apenas cuatro das, el Estado espaol presuma de liderar el ranking de va rpida frrea en Europa. De hecho, segn datos de 2010, era el segundo del mundo, con 1.963 kilmetros en servicio y 1.781 en construccin (3.744 en total), slo por detrs de los 10.025 de China, territorio inmensamente mayor y en el que viven 1.336 millones de personas. El Estado espaol tiene ms kilmetros de TAV que Japn, Estado francs o Alemania, tres veces ms que Italia, cinco ms que Turqua, 37 ms que Suiza...

Luego llegaron las vacas flacas y el Gobierno del PSOE mand parar (ya nada volver a ser como antes, sentenci Blanco), aunque las administraciones vascas, tan cercanas polticamente y tan obedientes siempre, no parecen darse por enteradas. Y lo ms curioso es que sigan echando lea a la caldera cuando ni siquiera el argumento -o excusa- de la firmeza democrtica frente al chantaje terrorista tiene ya sentido. Para qu corren tanto?

Fuente: http://www.gara.net/paperezkoa/20110907/289258/es/Para-que-corren-tanto



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter