Portada :: frica :: Agresin militar en Libia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-09-2011

Libia y el mundo en que vivimos

William Blum
www.killinghope.org

Traducido del ingls para Rebelin por Germn Leyens


Por qu nos estis atacando? Por qu matis a nuestros hijos? Por qu destrus nuestra infraestructura?

Discurso por televisin del lder libio Muamar Gadafi, 30 de abril de 2011

Unas pocas horas ms tarde, la OTAN atac un objetivo en Trpoli, matando al hijo de Gadafi de 29 aos, Saif al-Arab, tres de los nietos de Gadafi, todos menores de doce aos, y a varios amigos y vecinos.

En su discurso por televisin, Gadafi haba apelado a las naciones de la OTAN a aceptar un alto al fuego y entrar en negociaciones despus de seis semanas de bombardeos y ataques de misiles crucero contra su pas.

Bueno, veamos si podemos sacar alguna conclusin del complejo torbellino libio.

El Santo Triunvirato EE.UU., la OTAN y la Unin Europea no reconoce ningn poder superior y cree, literalmente, que puede hacer lo que quiera en el mundo, a quien lo desee, durante todo el tiempo que quiera, y llamarlo cmo sea, por ejemplo, humanitario.

Si el Santo Triunvirato decide que no quiere derrocar el gobierno en Siria, o en Egipto o Tnez o Bahrin o Arabia Saud o Yemen o Jordania, no importa cun crueles, opresores, o intolerantes en lo religioso sean esos gobiernos con sus pueblos, no importa hasta qu punto empobrezcan y torturen a sus pueblos, no importa cuntos manifestantes maten a tiros en sus Plazas de la Libertad; el Triunvirato simplemente no los derrocar.

Si el Triunvirato decide que quiere derrocar el gobierno de Libia, aunque ese gobierno sea secular y haya utilizado su riqueza del petrleo en beneficio del pueblo de Libia y frica tal vez ms que cualquier otro gobierno en toda frica y Medio Oriente, pero haya insistido durante aos en cuestionar las ambiciones imperiales del Triunvirato en frica y en aumentar sus demandas a las compaas petroleras del Triunvirato, entonces el Triunvirato simplemente derrocar al gobierno de Libia.

Si el Triunvirato quiere castigar a Gadafi y sus hijos, har lo necesario para que los amigos del Triunvirato en el Tribunal Penal Internacional emitan una orden de arresto contra ellos.

Si el Triunvirato no quiere castigar a los dirigentes de Siria, Egipto, Tnez, Bahrin, Arabia Saud, Yemen, y Jordania, simplemente no solicitar que el Tribunal Penal Internacional emita rdenes de arresto contra ellos. Desde que el Tribunal fue formado en 1998, EE.UU. se ha negado a ratificarlo y ha hecho lo posible por denigrarlo y colocar barreras en su camino, porque Washington teme que funcionarios estadounidenses puedan ser un da acusados por sus numerosos crmenes de guerra y crmenes contra la humanidad. Bill Richardson, como embajador de EE.UU. en la ONU, dijo al mundo en 1998 que EE.UU. debiera ser eximido de cualquier proceso en el tribunal porque tiene responsabilidades globales especiales. Pero esto no impide que EE.UU. utilice al Tribunal cuando sirve alos propsitos de su poltica exterior.

Si el Triunvirato quiere apoyar a una fuerza militar rebelde para derrotar el gobierno de Libia, no importa cun fanticamente religiosa, relacionada con al Qaida (1), asesina, degolladora, torturadora, monrquica, o dividida en facciones sea a veces esa fuerza rebelde. El Triunvirato la apoyar, como hizo con ciertas fuerzas en Afganistn e Iraq, y esperar que, despus de la victoria esa fuerza libia, no se salga en tan yihadista como en Afganistn, o tan fratricida como en Iraq. Una fuente potencial de conflicto dentro de los rebeldes, y dentro del pas, si es gobernado por ellos, es que una declaracin constitucional hecha por el consejo rebelde estipula que, mientras garantiza la democracia y los derechos de no musulmanes, el Islam es la religin del Estado y el principio fuente de la legislacin es la Jurisprudencia Islmica. (2)

A la lista de encantadoras cualidades de los rebeldes se suma el informe de Amnista Internacional, que diceque han realizado arrestos masivos de personas de piel negra en toda la nacin, llamndolas a todas mercenarios extranjeros, todo con creciente evidencia de que muchas de ellas eran simplemente trabajadores migrantes. Reuters inform el 29 de agosto: El sbado, periodistas vieron los cuerpos putrefactos de 22 hombres de origen africano en una playa de Trpoli. Algunos voluntarios que haban ido a enterrarlos dijeron que eran mercenarios muertos a tiros por los rebeldes. Para completar este retrato de los nios mimados ms recientes de Occidente tenemos este informe de The Independent de Londres (27 de agosto). Las matanzas fueron implacables. Tuvieron lugar en un hospital improvisado, en una carpa marcada claramente con los smbolos de la media luna islmica. Algunos de los muertos estaban en camillas, conectados a sueros intravenosos. Algunos estaban en el interior de una ambulancia que haba sido acribillada. Otros estaban en el suelo, al parecer alcanzados por las balas mientras trataban de arrastrarse en busca de seguridad.

Si la propaganda del Triunvirato es suficientemente hbil y engaosa y pinta un cuadro grfico de una gran tragedia iniciada por Gadafi en Libia, muchos progresistas estadounidenses y europeos insistirn en que, aunque nunca jams apoyan al imperialismo, hacen una excepcin esta vez porque

El Triunvirato, y sus medios zalameros quisieran que el mundo crea que lo que sucedi en Libia es solo otro ejemplo de la Primavera rabe, un levantamiento popular de manifestantes no violentos contra un dictador por la proverbial democracia y la libertad que se extiende espontneamente desde Tnez y Egipto, entre los cuales se encuentra Libia. Pero hay varios motivos para cuestionar este anlisis que ve el levantamiento de los rebeldes libios como un intento planificado y violento de tomar el poder por cuenta de su propio movimiento poltico, por heterogneo que ese movimiento parezca ser en su primera hora. Por ejemplo:

La nocin de que un dirigente no tenga derecho a reprimir una rebelin armada contra el Estado es demasiado absurda como para merecer discusin.

No hace tanto, Iraq y Libia eran los dos Estados ms modernos y seculares en Medio Oriente/frica del Norte con lo que eran posiblemente los niveles de vida ms elevados en la regin. Entonces lleg EE.UU. y convirti a cada uno de ellos en un caso perdido. El deseo de librarse de Gadafi se haba ido fortaleciendo durante aos; el lder libio nunca haba sido un pen de confianza; luego la Primavera rabe present una excelente oportunidad y cobertura. Y por qu? El lector puede elegir entre lo siguiente:



Palabras del hombre al que las potencias militares ms poderosas del mundo tratan de matar

"Recuerdos de m vida", escrito por el coronel Muamar Gadafi, 5 de abril de 2011, pasajes:

Ahora enfrento el ataque de la fuerza ms grande de la historia militar; mi pequeo hijo africano Obama quiere matarme, quitar la libertad de nuestro pas, dejarnos sin nuestra vivienda gratuita, nuestro servicio mdico gratuito, nuestra educacin gratuita, y reemplazar todo eso con la ratera de estilo yanqui llamada capitalismo; pero todos en el Tercer Mundo sabemos lo que eso significa; significa que las empresas transnacionales gobiernan los pases, gobiernan el mundo; y que el pueblo sufre. Por consiguiente, para m no hay alternativa, debo asumir mi posicin y si Al as lo desea, morir siguiendo Su camino, el camino que ha hecho a nuestro pas rico en agricultura, con alimentacin y salud, y que incluso nos permiti ayudar a nuestros hermanos y hermanas africanos, para que trabajen aqu en la Yamahiriya libia.

Yo no deseo morir, pero si la situacin se presenta y es para salvar esta tierra y a mi pueblo, salvar a los millares que son mis hijos, entonces que as sea.

En el Occidente algunos me han llamado loco, pero saben la verdad y continan mintiendo; saben que nuestra tierra es independiente y libre, que no est bajo control colonial;

[Traduccin de Con Nuestro Per]

Notas

Por ejemplo, vea The Telegraph (Londres), 30 de agosto de 2011: Abdel-Hakim al-Hasidi, el lder rebelde libio, ha dicho que yihadistas que combatieron contra tropas aliadas en Iraq estn en las primeras lneas de la batalla contra el rgimen de Muamar Gadafi. Hay una pltora de otros informes que detallan los vnculos entre los rebeldes y grupos islamistas radicales:

Washington Post, August 31, 2011

McClatchy Newspapers, February 20, 2011 ↩

Wikipedia, Lnea de tiempo de la guerra civil libia, 19 de febrero de 2011 ↩

The Guardian (London), June 25, 2007 ↩

The Guardian (London), March 16, 2011 ↩

Reuters, January 21, 2009 ↩

Associated Press, August 11, 2011 ↩

Agence France Presse, May 21, 2010↩

William Blum es autor de:

Killing Hope: US Military and CIA Interventions Since World War 2

Rogue State: A Guide to the World's Only Superpower

West-Bloc Dissident: A Cold War Memoir

Freeing the World to Death: Essays on the American Empire

Fuente: http://killinghope.org/bblum6/aer97.html

rEV



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter