Portada :: Espaa :: Monarqua frente a Repblica
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 07-04-2005

La teora poltica del republicanismo

Izquierda Republicana Izquierda Republicana
Rebelin


La teora poltica del republicanismo engloba las ideas de diversos autores pertenecientes a una tradicin poltica democrtica distinta de la puramente liberal y opuesta a la monarqua. Su origen est en la obra de Maquiavelo, continuara con la de los pensadores antimonrquicos ingleses del siglo XVII y la Ilustracin radical y culminara en la de los federalistas estadounidenses. Su nocin polmica fundamental es una idea de la libertad que no es la estrictamente liberal, ni tampoco la de las tradiciones colectivistas o comunitaristas, y una visin del ser humano como sociable por naturaleza y, por tanto, de la organizacin poltica como algo que no se opone a una llamada sociedad civil entendida como una reunin mecnica de individuos aislados, sino que es una manifestacin de la vida social. Esto implica intentar que la poltica llegue a ser una actividad en la que los ciudadanos desarrollen sus potencialidades individuales, frente a la concepcin del liberalismo que entiende que la nica actitud posible por parte de la ciudadana es la resistencia pasiva frente a un Estado completamente extrao en la que los derechos son ases que guardamos en la manga para defendernos de la accin de ese Leviatn.

El individuo nunca existe al margen de una realidad social ya que se forma a partir de un conjunto de relaciones sociales, pero la sociedad tampoco se puede concebir al margen del reconocimiento de las voluntades individuales capaces de autogobierno. La sociedad no puede ser considerada una entidad metafsica con voluntad propia encarnada en entes soberanos por s mismos en forma de espritu del pueblo, Nacin o voluntad general. No hay ms soberana que la del individuo que no cede sus derechos a un Leviatn con vida propia, sino que intenta ejercerlos por representacin a travs de la cooperacin con otros ciudadanos, aumentando as su poder. El Estado republicano no puede ser algo ajeno al ciudadano, sino algo de lo que el ciudadano se siente formar parte.

As el republicanismo entiende la poltica como una actividad continua y militante, pero esto solo ser posible en una democracia radical en la que cada individuo pueda sentir que su opinin cuenta constantemente en las decisiones que determinan la actividad del Estado. Para ello la democracia tiene que adquirir un carcter deliberativo que permita que todas las decisiones pblicas sean producto de una reflexin en la que puedan participar todos los ciudadanos, no slo los expertos, para conseguir conciliar intereses contrapuestos y obtener una diversidad de planteamientos que garantice que ninguna solucin quede sin considerar. La libertad es entendida como algo que no significa que la sociedad no pueda tomar decisiones contrarias a las voluntades o caprichos individuales, sino que estas decisiones no deben ser interferencias arbitrarias en el mbito de su privacidad. Nadie puede decidir por el individuo en lo que respecta a sus exclusivos intereses y ninguna pauta de compor tamiento se puede considerar excluible en tanto que no perjudique a los dems. La diversidad y la disidencia son valores que los republicamos entendemos asociados a una concepcin laica del individuo que no acepta ms normas morales que las dicta su razn. Un pleno ejercicio de la libertad para todos y la plena conciencia de la pertenencia a la comunidad slo es posible si hay igualdad, no una igualdad absoluta pero si la suficiente como para que no surjan enfrentamientos y disensiones en la sociedad por diferencias que puedan resultar afrentosas para los que menos tienen. Todos las personas han de tener garantizado un mnimo de subsistencia no en forma de caridad estatal que menoscabe su autorespeto, sino un mecanismo para su emancipacin y el sostenimiento de su dignidad de ser humano. Es tarea fundamental del Estado garantizar la igualdad de oportunidades y que las diferencias econmicas y de poder slo vengan dadas por el mrito o el trabajo, para ello el sistema educat ivo pblico debe ser de la mxima calidad y resultar atractivo para todos las clases sociales de manera que sea una experiencia de convivencia de diversos grupos sociales, un sistema educativo que funcione como un sistema de guetos es la base de una sociedad fragmentada y enfrentada dentro de s misma.

En definitiva, es necesaria la igualdad porque todos los seres humanos somos iguales y es necesaria la libertad porque todos somos diferentes. Cada persona es responsable de encontrar su propio camino hacia la felicidad, pero la sociedad a travs del Estado es responsable de que la probabilidad de conseguirlo sea la mayor posible y de que no se haga a costa de los de los dems.

Libertad, Igualdad y Fraternidad.

[Extracto del Documento Poltico de Izquierda Republicana, en el ao en el que se cumple el setenta aniversario de su fundacin por Manuel Azaa, Presidente de la II Repblica Espaola.]




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter