Portada :: Espaa :: Proceso en Euskal Herria
(el Pueblo quiere la paz)
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 17-09-2011

Euskal Herria
El pas ya est en marcha y avanza por el camino que ellos trazaron

Editorial Gara


Las anunciadas condenas por el caso Bateragune deben interpretarse en funcin de la capacidad de liderazgo de los acusados y de su significado simblico para la militancia abertzale; como ejemplo del ensaamiento del Estado espaol que, mediante un castigo poltico, busca proyectar su fuerza bruta e intenta mostrar que puede descarrilar la apuesta por un nuevo tiempo de soluciones y un cambio radicalmente democrtico. Asimismo, pretende indicar a la izquierda abertzale y al conjunto del pas cmo quiere que se desarrolle ese proceso: como un intercambio de golpes y en medio de una constante guerra de nervios.

Los acusados fueron decisivos en el cambio de estrategia y paradigma de la izquierda abertzale. Si el independentismo vasco y el conjunto de Euskal Herria caminan hoy hacia un nuevo escenario es, en gran medida, gracias a ellos. Castigarlos pretende descabezar el liderazgo que en el debate interno y en la consolidacin progresiva de un escenario de no violencia y normalizacin poltica han demostrado. Sin embargo, si con la condena persiguen amortizar a Arnaldo Otegi, seguramente el lder poltico ms estimado del pas, se equivocan. Su estatura de estadista, aun desde su cautiverio, no har ms que crecer. En este pas y a nivel internacional habr iniciativas que hagan de ello una realidad.

Los tiempos de soluciones requieren reflexin constructiva y actos positivos. El Estado espaol, una vez ms, apuesta por ensaarse con castigos polticos. Pero as no inutilizar la apuesta estratgica, ni la moldear a su imagen y semejanza. Se equivoca, otra vez ms. .

El camino est marcado. Su fuerza radica en las propias decisiones, en el anlisis y el convencimiento propio. El Estado puede golpear y golpear, utilizar la coaccin; pero la apuesta no se mira ni se mide en funcin de lo que hace el Estado. Su referencia es la seduccin del pas, trabajar para arrastrar a su gente, para convencer al mundo. Y de esos parmetros no se mover. Ah se hace fuerte, gana con nitidez frente a un Estado sin oferta, que no genera adhesin.

Pueden estar tranquilos quienes trazaron el camino. Se seguir por l con ms fuerza, con aspiracin de culminar esa apuesta ganadora. La marcha ser larga y dura, pero paso a paso el pas ya est en marcha.

 

Fuente: http://www.gara.net/paperezkoa/20110916/291119/es/El-pais-esta-marcha-avanza-camino-que-trazaron



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter