Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 20-09-2011

Que se aclaren

Juan Francisco Martn Seco
Pblico


Por qu las bolsas se tambalearon tras la dimisin del economista jefe del Banco Central Europeo (BCE)? Tal vez fuese la certificacin de que el euro no puede permanecer. Si Alemania, Holanda y Finlandia ni siquiera estn dispuestas a aceptar que el BCE compre deuda, y mucho menos la emisin de eurobonos, la Unin Monetaria tiene los das contados.

Puede ser que Jrgen Stark tenga razn al afirmar que tal cometido no se encuentra entre las competencias del BCE, pero ello lo nico que indica es que el Tratado de Maastricht y ms tarde los estatutos de esta institucin se elaboraron y aprobaron con enormes carencias y contradicciones. Resulta imposible que los estados puedan aguantar la presin de los mercados sin un banco central que los respalde.

Los halcones se empean en hacernos creer que la crisis no es del euro, sino de algunos pases que deben solucionar sus problemas; pero da la casualidad de que el nmero de los implicados ha crecido sustancialmente y afecta ya a la mayora de la Unin Monetaria, y que esos mismos pases se encontraran con menores dificultades si no estuviesen en la eurozona. Italia tiene ahora el mismo o parecido stock de deuda que con anterioridad a su entrada en el euro, sin que entonces padeciese los apuros actuales. La nica solucin, de existir, se encuentra en Bruselas o en Frankfurt. Las medidas tomadas hasta ahora por los estados individuales no slo son ineficaces sino contraproducentes y condenan a los pases a la recesin, en primer lugar a los deudores, pero termina tambin por afectar a los acreedores, como se ha visto con Francia y Alemania en este segundo trimestre del ao.

A los mandatarios europeos se les est terminando el tiempo. Tienen que decidir si quieren o no quieren la Unin Monetaria. Si su contestacin es afirmativa, deben reformar seriamente y de manera urgente el proyecto. Grecia es probable que est maldiciendo el da que entr en el euro y me imagino que, si al final tiene que pagar el enorme coste de la suspensin de pagos, decidir abandonar la Unin Monetaria y devaluar su moneda. Una forma de hacer la quita es convertir todas las deudas denominadas en euros a dracmas pero al cambio de 1999. Si esto ocurre, qu pas ser el prximo?

Fuente: http://blogs.publico.es/delconsejoeditorial/1785/que-se-aclaren/

rCR



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter