Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 07-04-2005

Cuba protagoniza una sesin de la Comisin de Derechos Humanos de la ONU, pero por la situacin de los presos de Guantnamo

Adolfo Mena/Kyra Nez
Rebelin/La Jornada


En la Comisin de Derechos Humanos (CDH) de Ginebra las menciones sobre Cuba no son sobre la recurrente resolucin que suele presentar Estados Unidos contra la isla y que mantiene enfrascada a la delegacin estadunidense, sino sobre la situacin de los prisioneros en la base de Guantnamo.

Dicho tema acapar el debate del punto 11, relacionado con la tortura, detenciones arbitrarias y ejecuciones extrajudiciales.

Relatores especiales y presidentes de los grupos de trabajo, junto con decenas de organizaciones no gubernamentales, exigen al gobierno del presidente George W. Bush respeto a las convenciones y leyes internacionales, as como a las decisiones de la Corte Suprema estadunidense.

Por otro lado, durante dos das seguidos se exigi a Estados Unidos respetar los instrumentos internacionales de prevencin de abusos, as como autorizar a los mecanismos de derechos humanos a que puedan acceder a las crceles y contactar a los prisioneros en Guantnamo, pero tambin en Afganistn, Irak e Irn.

Leandro Despouy, relator sobre la independencia de jueces y magistrados, insisti en que "la lucha contra el terrorismo debe realizarse dentro del mximo respeto al estado de derecho".

Manfred Nowak, relator sobre tortura, expres su preocupacin de que existan estados que intentar atenuar la obligacin absoluta de no recurrir jams a la tortura cuando se relaciona con la lucha contra el terrorismo, tema sobre el cual ha entrado en dilogo directo con Estados Unidos con el fin de que pueda realizar una misin a Guantnamo, "muy posiblemente antes de fin de ao", dijo en rueda de prensa.

En cuanto a la resolucin que interesa a Bush contra el gobierno cubano, a dos semanas de que se vote, el gobierno de Estados Unidos tiene problemas para obtener garantas de votos en favor porque cada vez hay ms pases renuentes a criticar a otros estados.

El senador republicano estadunidense Christopher Smith admiti que "hay pases que no quieren darle apoyo a quienes sufren por violaciones a sus derechos en Cuba", y cit entre ellos a los del sur de Africa.

Smith dijo esperar que los pases que tienen esta actitud reconozcan la situacin de violaciones sistemticas a las libertades y garantas fundamentales del pueblo cubano, especialmente sus derechos polticos, de asociacin y de opinin. Hay que recordar que otros derechos, como el de la alimentacin, nunca interesaron a Estados Unidos, quien suele vetarlo en la propia comisin todos los aos.

Ayer comenz a circular la informacin -sin confirmar- de que Mxico se abstendra de votar contra Cuba, con el argumento de que ha comenzado un dilogo importante entre La Habana y el sistema de derechos humanos, que podra fructificar.

Tambin es objeto de comentario las dificultades de Estados Unidos para encontrar un pas que presentara la resolucin por lo que tuvo que ser directamente Washington quien inicie el intento de condena contra el gobierno de Fidel Castro en la 61 Comisin de Derechos Humanos. El pasado ao Honduras present esta resolucin, directamente redactada por EEUU en ingls, y el anterior fue la Repblica Checa. El objetivo era ofrecer la imagen de que era la comunidad internacional y no el gobierno norteamericano quien expresaba su inquietud por la derechos humanos en Cuba, sin embargo ningn pas estuvo dispuesto este ao a presentarla por lo que ha debido ser Estados Unidos.

Sin embargo la delegacin norteamericana ha negado esta interpretacin: "Fue una decisin de Estado, accin planeada en Washington", dijo a La Jornada Mark Lagan, secretario de Estado adjunto. Asegur que "no fue un tropiezo pues tuvimos muchos estados interesados, inclusive latinoamericanos, como se ver con la lista de copatrocinadores".

El senador Smith, por su parte, aleg que "Fidel Castro se la pasa llamando por telfono a mandatarios amigos para rogarles que no voten en favor de la resolucin".

Interrogado al respecto, el representante de Cuba dijo hoy que efectivamente, quiz por el clima de la propuesta de reforma, hay estados en la CDH que consideran la obsesin estadounidense de derrocar a Castro como tema selectivo y politizado.




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter