Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-04-2005

El plan de Bush para Cuba y los derechos humanos

Miguel lvarez Snchez
Cubarte


La reunin que cada ao celebra en Ginebra la Comisin de Derechos Humanos, enfrentada desde hace un buen rato a una seria crisis de credibilidad, logra que por esta fecha el tema resurja en medios de comunicacin y cancilleras.

La manipulacin que usualmente practican los pases desarrollados sobre los llamados derechos civiles y polticos, prescindiendo de los derechos sociales, este ao es opacada por la realidad que nos proporcionan las violaciones de Abu Gharib y Guantnamo.

Un tema que seguramente no ser analizado es el llamado Plan para Asistir a una Cuba Libre que en s mismo constituye una flagrante y masiva violacin de los derechos humanos de los cubanos al intentar privarlos de su soberana e independencia y de preciadas conquistas alcanzadas a lo largo de muchos aos.

El Plan aprobado por el presidente Bush el 6 de mayo de 2004, explica con claridad los objetivos que se proponen y como pretenden aplicarlo, abarcando hasta en sus mnimos detalles todos los aspectos de la vida nacional.

Se trata de un amplio catlogo para acabar con los derechos humanos de los cubanos: la educacin, la seguridad social, la salud, la cultura, el derecho al trabajo, la vivienda o las tierras, la democracia y otros muchos ms derechos seran eliminados al tiempo que proceden a la restauracin capitalista de corte neoliberal y organizan la represin que asegurara el control colonial.

Cuando el Plan fue aprobado, muchos le atribuan un componente esencialmente electoral de cara a la Florida y los comicios de noviembre del 2004, para satisfacer los reclamos de los sectores ms extremos del enclave cubano-americano en ese Estado, sin embargo acontecimientos posteriores se han encargado de demostrar la inexactitud de esas opiniones.

Roger Noriega, el subsecretario de Estado para Amrica Latina del gobierno de Estados Unidos, record recientemente que la Administracin est aplicando el Plan, y que el rgimen cubano est siendo presionado como nunca antes. Las declaraciones de Noriega no se produjeron en eventos acadmicos, ni tertulias de expertos, sino en sendas intervenciones ante Comits Congresionales, en Cmara y Senado durante el mes marzo. All anunci que estn proporcionando una ayuda activa, robusta y sin precedentes para fabricar la oposicin y que de los 29 millones destinados a tales fines ya han entregado 14.4, y transferido una suma importante a la USAID para expandir dramticamente su trabajo.

Inform adems que al trabajo de propaganda internacional ya haban destinado 8.4 millones para la organizacin de eventos contra Cuba alrededor del mundo y que otro elemento clave del Plan, las transmisiones de la seal de TV desde un avin militar C-130, se llevaban a cabo regularmente.

El Subsecretario explic como para lograr su estrategia de destruir la Revolucin combinan todo eso con otra violacin masiva de los derechos humanos de los cubanos, la intensificacin del bloqueo mediante un esfuerzo agresivo. Las acciones contra empresas de terceros pases se amplan: a la lnea area Iberia por el simple hecho de hacer una escala en Miami con un cargamento de tabaco cubano, a una compaa alemana porque su filial mexicana exporta bienes a la Isla y al Banco de Santander espaol por realizar una transferencia de fondos a travs de su filial en Bahamas, por citar slo unos pocos ejemplos. En el 2004 el Departamento del Tesoro impuso multas por un valor total de 2 millones de dlares a 77 compaas, bancos y ONG en terceros pases y 316 individuos.

La ltima de sus medidas en la guerra econmica incluy a los propios productores norteamericanos con la reinterpretacin por el Departamento del Tesoro del concepto de pago en efectivo y por adelantado de las compras de productos agrcolas y alimenticios que Cuba realiza en los Estados Unidos, con el claro propsito de paralizarlas.

Hace unos das el conocido jurista y socilogo suizo Jean Ziegler, relator de las Naciones Unidas para la Alimentacin, seal que la poltica norteamericana en esta esfera es una violacin flagrante de los derechos humanos y calific como genocida el bloqueo de dcadas que Estados Unidos mantiene contra Cuba.

Los impedimentos a los viajes y la reduccin de las remesas tambin fueron insertados en la misma estrategia para castigar a quienes viven en Cuba y a sus familiares residentes en Estados Unidos. El informe mensual que publica la agencia encargada de aplicar las prohibiciones, muestra que en febrero solamente se sancionaron por este hecho a 113 personas y calculan la disminucin total de los viajes en aproximadamente un 50 %.

En realidad la peor violacin de derechos humanos que el plan imperial concibe es precisamente la aniquilacin de la Nacin cubana y para ello definen como modelo a seguir las lecciones aprendidas en Afganistn e Iraq.

En enero de este ao la Secretaria de Estado norteamericana haba incluido a Cuba en los seis reductos mundiales de la tirana, slo unos das despus que el presidente George W. Bush anunciaba su intencin de imponer la democracia en todas las regiones del mundo. La seorita Rice en comparecencia posterior ante un Comit Congresional seal que Estados Unidos llev la libertad a pases inimaginables por lo que sera un fracaso no poder hacerlo en nuestro propio hemisferio y aceptar un futuro no democrtico para Cuba. Lo cual de hecho equivale al anuncio, nada disimulado, de sus intensiones agresivas.

Con toda seguridad la violacin de los derechos humanos de todo un pueblo no formar parte de la reunin ginebrina, a pesar de su violacin sistemtica por ms de cuatro dcadas y el nuevo Plan de dominacin imperial. La agenda de Ginebra tiene que cambiar.

01 / 04 / 2005


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter