Portada :: frica
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 23-09-2011

Guinea Ecuatorial
Espaa: qu intereses, qu valores? (De senadores, otros altos cargos y sentimientos patrios)

Agustn Velloso
Rebelin


Sobre Guinea Ecuatorial se difunde poca informacin en Espaa y casi siempre tiene que ver con graves violaciones de los derechos humanos de sus habitantes y tambin de africanos extranjeros residentes en el pas, lo que incluye frecuentemente el asesinato, por parte de agentes de la seguridad del Estado.

Hace ahora cuatro meses que el Departamento de Estado de Estados Unidos public su informe relativo a los derechos humanos Guinea Ecuatorial y tambin en agosto pasado Amnista Internacional (AI) haca lo mismo.

Una idea de lo que ocurre en ese pas la ofrece la entradilla del informe de AI: Cuatro personas secuestradas en Benn por personal de seguridad de Guinea Ecuatorial fueron ejecutadas en agosto, inmediatamente despus de ser condenadas a muerte por un tribunal militar. El mismo tribunal conden a dos presos de conciencia a largas penas de prisin, aunque un tribunal civil los haba absuelto previamente de los mismos cargos. Se conden a presos de conciencia en juicios sin garantas; algunos quedaron en libertad en aplicacin de un indulto presidencial. Se recibieron nuevos informes de detenciones por motivos polticos y de hostigamiento de opositores polticos. Soldados y personal de otros cuerpos de seguridad mataron de forma ilegtima, torturaron e infligieron malos tratos a detenidos y otras personas con impunidad. La libertad de expresin y la prensa continuaban sometidas a restricciones.

http://www.amnesty.org/es/region/equatorial-guinea/report-2011

El Departamento de Estado apunta de forma ms general: asesinatos extrajudiciales, ejecuciones sumarsimas incluidas, secuestros por parte de las fuerzas de seguridad, torturas a detenidos y presos por parte de las fuerzas de seguridad, riesgo para la vida de aquellos en los centros de detencin, impunidad oficial, arresto arbitrario, detencin incomunicada, acoso y deportacin de residentes extranjeros, corrupcin en todos los niveles de la administracin, restricciones a la libertad de prensa, palabra, asamblea, asociacin y movimiento, violencia y discriminacin contra las mujeres y contra las minoras tnicas

http://www.state.gov/g/drl/rls/hrrpt/2010/af/154344.htm

Por otro lado, aunque de ninguna manera independientemente de esas violaciones, aparecen espaciadamente otras noticias, as como comentarios y artculos, sobre ese pas. Uno de hace cinco das en El Imparcial es una buena muestra de la podredumbre de la poltica espaola y de la razn que asiste a los indignados cuando gritan: que no, que no nos representan.

Su autor, miembro del PSOE, ex miembro del Consejo de Europa, ex presidente del Senado, ex senador, periodista y profesor de universidad, empieza su escrito manifestando su inters por Guinea Ecuatorial, por la que se declara seducido y presentndose como presidente de una Fundacin Espaa-Guinea Ecuatorial, en compaa de un grupo de personas que comparten esta pasin.

A tan altos credenciales y tanto amor, lo que se une a un viaje que ha realizado este mismo verano al pas, me he entrevistado con sus autoridades el presidente Obiang entre otras-, con representantes de los partidos opositores, de la sociedad civil, con diplomticos extranjeros, hay que aadir los extraordinarios mritos de los miembros del patronato de su fundacin, entre los ms conocidos Miguel ngel Moratinos, Rodolfo Martn Villa y Jaime Montalvo.

Por tanto slo cabe esperar que su artculo titulado Guinea Ecuatorial: intereses y valores informe a los espaoles de lo que la fundacin -y Espaa- hacen para acabar con esa situacin que sin duda todos los miembros del patronato conocen y lgicamente no pueden sufrir ni tolerar.

Sin embargo, con esa notable capacidad que tienen los polticos espaoles de centrarse en nimiedades sin importancia alguna y revestirlas con palabras tan altisonantes como carentes de inters y verdad, el autor ensarta casi mil palabras ninguna de las cuales es justicia, libertad, derechos, dignidad, vida, opresin, represin, corrupcin, asesinato.

A qu se debe a que un poltico con esa categora, experiencia e inters ni siquiera mencione algo de lo publicado por las organizaciones citadas anteriormente al informar especficamente a la sociedad espaola de las relaciones entre Espaa y Guinea Ecuatorial?

Lo explica el fin que declara alcanzar la fundacin el de mejorar las relaciones entre los dos pases- y en las dos premisas en las que fundamentamos nuestro pensamiento y nuestra accin con ese pas: repudio de cualquier violencia como frmula poltica y defensa sincera del consenso como tcnica para lograr el entendimiento.

Es razonable pensar que lo que ms ansan en la vida los agraciados por el amor y la preocupacin de los antedichos son buenas relaciones entre los dos pases? No lo parece, puede que para el autor lo sea, la soberbia ciega el entendimiento.

Escribira el Sr. Laborda, si en vez de senador de Espaa fuese un ciudadano de Guinea Ecuatorial, que lo que los ecuatoguineanos esperan de nosotros desde hace, al menos, treinta y dos aos es que Espaa tenga continuidad en sus relaciones con nuestra antigua colonia? No resulta creble, de todos modos el autor no presenta un solo testimonio de lo que dice.

Es aceptable el repudio de la fundacin a la violencia? De ninguna manera, su reunin con Obiang el mximo responsable desde hace ms de 30 aos de esa violencia documentada por AI y muchos otros- y su inters de que se normalicen las relaciones con l a pesar de los informes presentados al comienzo, llevan a que lo primero que haya que repudiar es la actividad del Sr. Laborda sobre Guinea Ecuatorial.

El resto de las referencias que hace en su escrito a un futuro mejor, los valores compartidos y otras zarandajas, carece igualmente de crdito. A fin de cuentas, como tantas veces, va a resultar que lo nico que es cierto de la presencia de espaoles importantes en Guinea Ecuatorial es lo de los intereses, de los cuales, curiosamente, no dice nada.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter