Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-04-2005

Entrevista con Dieudonn, cmico negro francs, antisionista y antirracista:
"El 80% de los barcos negreros eran de dueos judos"

Elas Davidson
Rebelin

Traducido para Rebelin por Mara Poumier


Hace poco, fuiste a presentar tu espectculo Mis excusas a Martinica, una tierra negra donde te sientes en tu casa, y resulta que all te asaltaron cuatro tipos que haban venido expresamente de Francia a romperte el alma. Te salvaste de milagro, fue en pleno da, en un parqueo, te haban estado siguiendo los pasos; inmediatamente se descubri que los tipos (blancos, cosa que silenci la prensa, queriendo dar a entender que eran cosas de negros!) tenan pasaporte israel, adems de palos y armas de puo. En esta coyuntura, un polemista meditico conocido por su defensa de Israel, Alain Finkelkraut, se expres con terrible desprecio contra los martiniqueses, sugiriendo que ya es tiempo que blancos y judos formen un bloque contra moros y negros. En realidad, es cierto, hay gente preocupada porque se est desarrollando un movimiento por la reparacin de los crmenes cometidos en el marco de la esclavitud. Cmo te sitas en relacin con esta dinmica?

El ao pasado, la diputada de Guayana Mme Taubira hizo votar una ley que reconoce como crimen contra la humanidad la esclavitud negra. Lo normal es que esta ley d lugar a aplicaciones. Despus de mi viaje a Guadalupe y Martinica, en que mi vi tratado al mismo nivel que un esclavo de los siglos pasados, me siento cada vez ms entraablemente descendiente de esclavos... y de negreros, como los mestizos en general. Creo que la reparacin debe hacerse por la integracin de la historia de la esclavitud en los manuales escolares. Conozco a la gente que lucha por la aplicacin de la nueva ley, pero no formo parte del llamado movimiento por las reparaciones. Mi aporte, que creo que ser una reparacin decisiva, es el proyecto que tengo de filmar una pelcula sobre el tema del Cdigo Negro. El guin lo hemos escrito entre tres: Claire Gothon, Luis Sala Molins (un profesor cataln que ha reeditado el Cdigo negro francs de 1685 y el espaol que le sigui), y yo. Se trata de un filme histrico de accin, bien armado, para un pblico amplio, al estilo de lo que hizo Spike Lee con Malcom X. Da la casualidad que ser la primera pelcula francesa sobre el tema. Considero este proyecto como un trampoln para lanzar el debate. No se trata de una pelcula dogmtica ni partidista, sino que ofrece informacin histrica sobre el tema, en reaccin al negacionismo que existe en la sociedad francesa sobre el mismo: aqu te dicen que no, que nada de eso existi, que la esclavitud no era nada especial en aquellos tiempos, etc. La gente que se aferra al proyecto sionista ha desarrollado en Francia una cultura de la unicidad del sufrimiento judo; de modo que la red habitual en los medios culturales no va a dar ninguna ayuda a la realizacin de la pelcula. Date cuenta, antes siquiera de leer el guin, el ministerio de cultura me neg cualquier ayuda, diciendo que el tema daba para un documental, no para un largo metraje. Se han financiado 150 pelculas sobre el Holocausto, aqu, no te miento, y no habr un centavo para la primera pelcula sobre la esclavitud! De modo que estamos lanzando una suscripcin para financiar la produccin, lo cual va a ser un motor.

Los medios franceses pusieron el grito en el cielo cuando evocaste, estando en Argel, cierta pornografa memorial en torno a las conmemoraciones del Holocausto judo....

En realidad, no haca sino retomar una expresin utilizada por la historiadora israel Edith Zertal, y he instrumentado una demanda judicial inmediata al sitio sionista procheorient-info, basado en Israel, que deform mis palabras y arm el alboroto. Ya he ganado 17 juicios contra los sionistas, lo cual es un record, y ahora soy yo el que los ataca.

Yo dira que cada holocausto es nico, pues cada vctima es nica. Hay que evitar la jerarquizacin, existe una sacralidad en cada sufrimiento; lo mismo ocurre con la trata negrera, con el genocidio de los amerindios. Yo creo en la comunidad de los hombres de buena voluntad. Mi padre es negro, mi madre blanca, y no soy creyente. El sufrimiento le pertenece a la humanidad. Para m, los que fueron deportados no eran judos o negros, sino hombres.

Hay un lobby sionista poderoso en el financiamiento de las pelculas francesas, y el resultado es el derrumbe del cine francs; necesitamos cambiar la manera de hacer cine francs. La subvencin del Comit Nacional Cinematogrfico, en concepto de ayuda a la escritura, es imprescindible para estar dentro del circuito, aun si se trata de un monto pequeo. Cuando me la negaron, esto evidenciaba una voluntad de aminorar, de ocultar los hechos. El largo metraje es un vector mucho ms eficiente que el documental, no se compara. Y la negativa del CNC fue frontal : es el tema, lo que rechazaron, no el contenido, que no conocan todava. 

Tras el triunfo de su espectculo Mis excusas, al cabo de una gira que concluy en un teatro de 5000 espectadores, en tu nuevo espectculo titulado 1905 en recordacin al centenario del estado laico en Francia, te sigues burlando de las amenazas sobre cualquier persona que se atreva a criticar a los judos sionistas. El filsofo harto meditico Bernard Henri Levy te ha subido la parada, al escribir que te considera un autntico hijo de Le Pen. Parecera que el cmico es ahora l, el pulcro dandy que da sus citas en el caf Le Flore, como Sartre en sus buenos tiempos; todos conocen su inconfundible estampa, con su impoluta camisa blanca de cuello ancho y profundo escote, su negra melena de agitadas ondas, su aguilea nariz, y airado ceo. Pues todos sabemos que fuiste candidato a elecciones hace algunos aos contra el partido de le Pen, precisamente, y en defensa del antirracismo!

Bernard Henri-Levy es un activista sionista muy poderoso financieramente; tiene su red de influencia, es un sistema sionista de sefardes el que maneja todos los anticipos y subvenciones para el cine francs . Se trata de un modo de funcionamiento mafioso. Los negros jams han participado en un movimiento antisemita, es un razonamiento vulgar, el que un filsofo se identifique con algunos mercaderes judos. La revista Le Nouvel Observateur ha publicado un artculo para defender la idea absurda de que no haba judos en el comercio negrero. Es imposible, las mismas fuentes judas lo reconocen, se trata de un revisionismo negrfobo. Tanto protestantes, como catlicos y judos participaban en el trfico. El negro que va a los archivos a buscar informacin genealgica, en ciudades que fueron grandes puertos negreros como Burdeos o Nantes no tiene acceso a ella. Actualmente, gracias a las iniciativas de abogados negros, los archivos privados relativos a la trata son objeto de preempcin estatal; est en preparacin una ley para que el Estado tenga el control total sobre los mismos, como sucede en el caso de los archivos nazis. Existe tambin la tendencia a decir que la trata rabe fue ms importante que la trata atlntica, pero all tambin los judos tenan un lugar importante, y se trata de hechos conocidos. Los norteamericanos han publicado listas segn las cuales el 80% de los barcos negreros eran de dueos judos. Este tipo de verdades asusta, hay gente que no quiere or hablar de eso, porque son hechos contrarios a la mitologa de la persecucin sistemtica. El lobby sionista pretende tenernos castrados nuevamente. Por suerte, internet facilita un verdadero despertar, el sitio web www.lesogres.org ha hecho un buen trabajo, de ahora en adelante se trata de una verdad imposible de ocultar, una verdad que renace constantemente de sus cenizas. Por esto es que yo me identifico con el esclavo bozal, el que lleva una mordaza, porque soy un libre pensador.

Cul es el papel tico del actor, del artista?

En el caso mo se trata de un arte especfico, el humorismo; esta funcin siempre ha tenido su lugar, es el papel tradicional del bufn del rey, que est ah para decir a los reyes ciertas verdades. Y le cortan la cabeza si se le ocurre rerse del propio rey; parece que es esto lo que me reprochan , a no ser que yo mismo sea el rey en un mundo de bufones? Hace falta mover a risa, provocar reacciones fuertes, y esto supone un ejercicio mental atltico, no creas, es algo que te cansa; el objetivo es alumbrar, dar luz, abrir paso al dilogo. El humor tiene sus tradiciones, y necesita arrancar a partir de los puentes que existen, entre los distintos problemas que la gente observa.

Diras t que vivimos en una poca totalitaria? Los medios parecen hablar con una misma voz; el humor puede servir para socavar el poder, y tal vez tenga un lugar decisivo en el futuro.

Mira, el humor es un barmetro, indica la frontera de la libertad de expresin, te seala el punto donde estriba lo sagrado. Los polticos utilizan el humor como instrumento de propaganda, se pasan el tiempo buscando frmulas impactantes, pues con la frmula se da el jaque mate. Es un vector de comunicacin muy fuerte, a retazos. Se trata de un universo chispeante, ms tnico que el de las fbulas.

Ahora bien, qu te ha dado por expresarse sobre Israel, cuando todos sabemos que en Europa es un tema tab?

Es que el proyecto poltico del sionismo siempre me ha suscitado preguntas; me parece que cada cual tiene lugar a un espacio para vivir, los pueblos igual que los individuos; ahora, la forma de conseguir este espacio es otra cosa. Para m, el sionismo es como la expresin desnuda de la ferocidad blanca (ttulo de un libro de Rosa Plumelle Uribe sobre la esclavitud en las Antillas francesas). Mira, la primera idea de Herzl, el fundador del sionismo, era establecer un Estado judo en Uganda qu te parece? Yo tengo familia en el pas de al lado, en Camern! Despus cambi la onda, y pens que mejor sera hacerlo en Madagascar. Y por fin es que el plan cuaj con Palestina. Para conseguir el derecho a tener bandera e himno propio, hace falta un proceso democrtico, hace falta demostrar capacidad de integracin en un territorio determinado. Para m, el sionismo es algo que pertenece a la prehistoria, un estado neandertaliano de la inteligencia humana, una expresin de estupidez, algo que tiene que ver con el nivel de los instintos bsicos de los mamferos elementales. Yo no soy nacionalista para nada, las fronteras me caen mal. Adems, el proyecto sionista us como escudo la historia de la erranza juda tradicional. A m me parece interesante, este tema del eterno exilio, al que estamos condenados todos; es una gran belleza del judasmo esta temtica reflexiva. Por eso mismo para m el sionismo es una traicin del judasmo. Hay algo muy hermoso en la idea filosfica esta de seguir errando hasta que llegue un Mesas que sea capaz de unificar a la humanidad: es una utopa potica, algo muy alentador. En cambio, el proyecto sionista tiene cierta fealdad, es arrogante. Para m, los rabinos antisionistas de Neturei Karta que estuvieron aqu, y dieron una conferencia en mi teatro de La main dor (La mano de oro) son los poetas malditos de nuestro tiempo.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter