Portada :: Conocimiento Libre
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 28-09-2011

Socializando el conocimiento, cambiando la propiedad intelectual

Sandra Parra
Aporrea


Mi cancin no es tan solo de quien pueda escucharla

porque a veces el sordo lleva ms para amarla...

Silvio Rodrguez

La profundizacin de las polticas sociales relacionadas con el conocimiento cientfico, tecnolgico y cultural, contituyen un paso de extrema importancia para los aos venideros y dependen de los cambios profundos, todava pendientes, en las legislaciones que rigen la materia


Los pases del tercer mundo nos hemos convertido en consumidores pasivos de cultura y productos optimizados tecnolgicamente, que provienen de los pases industrializados. Este aparente consumismo pasivo es en realidad la consecuencia de una nueva forma de dominacin, es slo la punta del iceberg de un complejo sistema de relaciones sociales y econmicas, que tiene su base en el Sistema de Propiedad Intelectual (p.i).; instrumento de los pases industrializados, con el que implantan estrategias legales para dominarnos, y que ha ido contaminando, sistemticamente, las legislaciones nacionales de los pases del tercer mundo, y los tratados internacionales supranacionales que nos rigen, an en Venezuela y en otros pases Latinoamericanos, con el nico fin de servir a los propsitos de los pases imperialistas.

La base de la propiedad intelectual: el otorgamiento, por parte del Estado, de monopolios capitalistas basados en explotacin de ideas, es tambin la base del capitalismo neoliberal mundial. Si no transformamos de forma radical, ste instrumento de dominacin del imperio, con una alternativa ms social y humana, nuestros pases cada vez ms empobrecidos, seguirn siendo usados como instrumentos para su autodestruccin. La p.i. es la legislacin del egoismo, de la expropiacin de las ideas a sus creadores originales, del empobrecimiento de los pases del tercer mundo, de la entrega de nuestra biodiversidad, del hambre, de la dependencia que impide la transferencia tecnolgica, de la muerte.

El conocimiento, tanto cientfico como cultural tiene diferentes formas de expresin, que el sistema de propiedad intelectual, ha dividido, en dos grandes ramas: propiedad industrial: que contempla las marcas (denominaciones, signos distintivos), las patentes (invenciones, modelos de utilidad y diseos industriales) y derechos de autor que contempla la proteccin de expresiones artsticas y tcnicas como el software. El sistema de propiedad intelectual est conformado por un marco jurdico nacional e internacional y los organismos nacionales e internacionales que ejecutan e interpretan los procesos establecidos por esas leyes. Los organismos internacionales y los tratados que regulan, orientados por la globalizacin imperialista, establecen las normas mnimas que deben seguir los pases contratantes, para, en pocas palabras, permitir que el imperialismo penetre nuestros pases. En el caso de Venezuela, los organismos y tratados internacionales que regulan la propiedad intelectual son la OMC (tratados: ADPIC), la OMPI (tratados: Roma, Berna, Pars, Fonogramas y aprobados pero no ratificados, los nefastos: WCT y WPPT ), FAO (tratados: CDB) y la CAN (Decisin 486, 351 por 5 aos o hasta que salga una resolucin al respecto)

Los tratados internacionales en p.i. que hemos suscrito los pases Latinoamericanos, nos obligan principalmente a: Otorgar igual trato a los extranjeros, con esto quieren asegurarse de que no se den privilegios a solicitantes de derechos nacionales por sobre los extranjeros (ADPIC, Berna), nos obligan a adaptar nuestras legislaciones nacionales para que se traten aspectos tecnolgicos, que se crean slo en pases industrializados, (patentamiento de microorganismos, ADPIC), que no pongamos barreras para el acceso a la explotacin de nuestra biodiversidad (CDB), etc. Con todos estos aspectos se aseguran de poder deslizarse a travs de nuestras fronteras sin que opongamos resistencia y poder monopolizar la tecnologa que nos har dependientes de por vida.

Las leyes nacionales que necesitan una revisin urgente y reformas profundas que nos permitan construir un sistema solidario, colaborativo de gestin del conocimiento son: Artculo 98 de la Constitucin de la Repblica Bolivariana de Venezuela de 1999, Ley de Derechos de Autor de 1993 , Ley de propiedad industrial de 1956, Ley de Semillas y Material para la Reproduccin Animal e Insumos Biolgicos, Proyecto de ley de derechos del autor y la autora, Proyecto de Ley de Propiedad Industrial que estn en la Asamblea Nacional en discusin.

La Propiedad Intelectual, se esconde detrs de medias verdades o mitos, que pretenden seguir justificando su existencia: 1.- Dar a conocer la invencin 2.- el resarcimiento del tiempo invertido en investigacin y 3.- el estmulo a la creacin y a los autores:

1.- Mito: Dar a conocer la invencin

La frase: La patente es un derecho otorgado por el Estado a cambio de la publicacin del conocimiento, a travs de la cual pretenden vendernos el sistema de patentes, no es totalmente cierta, ya que las patentes no ofrecen el know how (el cmo se hace), necesario para poder explotarlas. Y esto es una prctica en la que tambin han cado nuestros inventores, que le siguen el juego al sistema y redactan patentes con esa intencin: no ofrecer toda la informacin. El nico mecanismo para explotar el conocimiento de una patente es el pago de licencias de uso, pero slo est disponible para quien pueda darse el lujo de pagar la transferencia tecnolgica y los subsiguientes pagos por derechos de uso de la tecnologa...y cuidado... que este puede ser el sistema que va a sustituir en el tercer mundo a la deuda externa, despus de que la paguemos, si es que se puede pagar. Otro mecanismo inviable de la p.i, para la mayora de los pases del tercer mundo, es la aplicacin de las licencias obligatorias, o mecanismos mediante el cual el Estado se permite la exlotacin de una patente por razones de salud pblica, ya que nuestros pases no poseen la capacidad industrial necesaria para llevarlas a cabo, con lo que caemos en una vil trampa, en la que hemos otorgado monopolios a empresas transnacionales a cambio de una informacin que no nos sirve.

2.- Mito: el resarcimiento del tiempo invertido en investigacin

Una de las pruebas de que compartir los avances tcnicos acorta el tiempo invertido para el desarrollo de los proyectos, es el software libre. En Septiembre de 1991, Linus Torvals, estaba trabajando en un pequeo programa de computadoras, llevaba 10.239 lneas de cdigo, de lo que sera ms adelante uno de los proyectos colaborativos ms representativos del mundo, el sistema operativo gnu/linux. El 5 de Octubre de 1991 decide liberarlo para recibir el aporte de un grupo de programadores de una lista de correos pblica. El 14 de Marzo de 1994 ya el proyecto tena 176.250 lneas de cdigo, aportadas por una creciente comunidad de colaboradores alrededor del mundo, unidos por Internet, que para Abril del 2006 contribuan con ms de 6.000.000 de lneas de cdigo, para uno de los proyectos tecnolgicos y sociales, ms impactantes de la historia. De forma contraria, los titulares de los inventos patentados, invierten mucho tiempo y dinero en Investigacin y Desarrollo, uno de sus principales alegatos para exigir derechos exclusivos, pero es porque las investigaciones se hacen de forma secreta, los resultados que van obteniendo se mantienen en secreto, jams comparten nada y es con el principal inters de buscar el monopolio econmico que otorgan los Estados a travs de las patentes.

3.- Mito: El estmulo a la creacin y a los autores

Hasta en los propios pases Latinoamericanos, la mayora de los monopolios otorgados en forma de patentes, pertenecen a titulares de pases extranjeros, recordemos que los derechos de patentes son territoriales, deben ser solicitadas en el pas en el que desean ejercer sus derechos, y he aqu un estrategia perversa, la mayora de nuestros pases son monoproductores, y la mayora de las patentes extranjeras otorgadas estn referidas a stos monoproductos, no es de extraar que en Venezuela, pas petrolero, casi todas las patentes relacionadas con el petrleo que se han otorgado, son extranjeras, son monopolios extranjeros, a quienes debemos pagar el uso de la tecnologa de nuestra principal industria. Y la historia se repite en el resto de los pases Latinoamericanos, esto es muy difcil de evitar ya que cuando un pas extranjero solicita una patente en nuestro pas, lo normal es que se le otorgue, porque hay una ley supranacional que nos obliga a dar igual trato al extranjero que a los nacionales los ADPIC de la OMC.

Los autores e inventores originales, en muy pocas ocasiones explotan ellos mismos sus creaciones, lo que ocurre comunmente es que ceden sus derechos, proceso muy bien cuidado en las legislaciones de p.i. donde se establece cmo el autor podr ser expropiado de su obra por los intermediarios, que tienen los medios de produccin para explotarla, donde porcentajes o montos miserables estn legalmente permitidos, es as como las farmaceuticas, editoriales, disqueras, etc, se apropian de las ideas de otros, legalmente, en contratos dnde el Estado ya no puede mediar, ya que termina su competencia justo antes de que el Autor establezca el contrato o licencia de uso de su creacin. El autor o inventor, firma el contrato de cesin, el intermediario paga un monto mnimo o un porcentaje miserable por unidad de venta y luego ste intermediario establece la licencia de uso con el precio monoplico que deber pagar la sociedad.

Este sistema no beneficia ni siquiera a los creadores que quieren restringir su obra, tampoco a los que la quieren dejar libre...

El conocimiento libre no es el fuerte de las Oficinas de Propiedad Intelectual...

Otra presuncin de los sistemas legales de propiedad intelectual es que el autor desear protegerla, por defecto, contra la copia, uso, distribucin y transformacin de la misma. Es decir, el sistema legal de la propiedad intelectual cre un sistema jurdico eficiente para los titulares que no desean que sus creaciones sean usadas de forma libre, cre un sistema que, por defecto, evita usar, copiar, compartir, y que el aporte desinteresado de otros creadores se acumule en la obra publicada. El conocimiento libre no es prioridad del sistema legal que gobierna la propiedad intelectual, esto es claro, porque ya vimos que es un sistema hecho para expropiar, dominar , basado en el egoismo, es por eso que lo deja a la buena de Dios, y, sin leyes que lo defiendan y apoyen el conocimiento libre ser slo una utopa.

Cambiando el Sistema de Propiedad Intelectual

Son varios los aspectos que se deben atacar para lograr una verdadera socializacin del conocimiento cientfico y tecnolgico, pero uno de los ms importantes es:

El acceso libre y gratuito a Sistemas de Gestin de Conocimiento de Tecnologa Libre.

Existen actualmente, segn la libertad de explotacin econmica, dos tipos de Conocimiento Tecnolgico: el conocimiento tecnolgico libre, constitudo por todas aquellas invenciones cientficas libres de toda racionalidad mercantil (1), que son de libre acceso, uso y explotacin (2), que no ponen condicionamientos econmicos para acceder o explotar sus beneficios, que fueron expuestas pblicamente y que se encuentra en infinidad de documentos como revistas, tesis de grado, patentes vencidas o liberadas, software libre, o en las conferencias foros cientficos, etc y el conocimiento tecnolgico propietario, conformado por invenciones cientficas que tienen limitaciones en el acceso, uso y explotacin y que se encuentra generalmente como: secreto industrial, patentes vigentes o software propietario, cuya explotacin es posible slo luego de cumplir con las condiciones econmicas, entre otras, establecidas en sus licencias.

El conocimiento tecnolgico propietario es una de las formas ms perversas del capitalismo, ya que permite la monopolizacin de las ideas cientficas por un grupo pequeo de personas, la mayora de las veces representantes de grandes firmas transnacionales, que con el aval del Estado, y hasta por 20 aos, usan este monopolio para acumular capital con ganancias incontrolables y explotar a otros o hacerlos dependientes de sus productos, en la medida que stos, optimizados por la tecnologa propietaria y monoplica, adquieren precios competitivos o son productos de primera necesidad para la vida, como los medicamentos o la alimentacin, para stos ltimos, lamentblemente, lo nico que no se optimiza es el precio y su consecuencia directa es la muerte de millones de personas en todo el mundo, que no los pueden pagar.

El conocimiento tecnolgico libre, tiene diferencias claves con respecto al conocimiento tecnolgico propietario: no posee un sistema legal eficiente que defienda sus derechos y est disperso en diversidad de publicaciones y revistas cientficas (con precios elevados), tesis de universidades, saberes populares, libros tcnicos, etc que hacen muy cuesta arriba el acceso organizado al Estado de la Tcnica; mientras que el conocimiento tecnolgico propietario, posee mecanismos legales eficientes para defender los derechos de los titulares y est bien clasificado y organizado en bases de datos alrededor del mundo, que posibilitan el acceso expedito a su informacin.

Organizar el conocimiento tecnolgico libre, clasificarlo con detalle en bases de datos de libre acceso, debe ser una de las prioridades de cualquier pas del tercer mundo, que se precie de combatir el sistema de propiedad intelectual. Hay una caracterstica muy importante de la tecnologa libre y es su facilidad para crecer y recibir aportes y mejoras de sus usuarios, lo cual es un rasgo importante a ser contemplado en estos Sistemas de Gestin del Conocimiento Tecnolgico Libre.

Sin embargo, ninguno de los aspectos tratados en los prrafos anteriores, para gestionar el Conocimiento Libre, tendran sentido, o seran de difcil implantacin, si no ocurre una:

Transformacin del Sistema Jurdico que sustenta la Propiedad Intelectual.

El Conocimiento Tecnolgico Libre debe convivir con el Conocimiento Tecnolgico Propietario, por ahora, en las mismas Oficinas que hoy slo tienen la funcin de gestionar el Conocimiento Tecnolgico Propietario: las oficinas de propiedad intelectual del mundo, que dicho sea de paso, deberan cambiar su nombre a Oficinas de Gestin del Conocimiento (OGC). Ciertamente que algn lector estar pensando en ste momento de la posibilidad de erradicar el conocimiento propietario, de las Oficinas de Propiedad Intelectual Revolucionarias,... no es necesario, ni hacerlo ni soportar las posibles consecuencias y bloqueos econmicos que impondran los pases industrializados, por violacin de sus derechos. El paso ms adecuado, que pueden poner en prctica los pases del tercer mundo es darle cabida en sus legislaciones al Conocimiento Tecnolgico Libre, promover el registro de la tecnologa libre de forma gratuita en las OGC, facilitar el apoyo econmico del Estado a los proyectos de tecnologa libre registrados y lo ms complicado: defender los derechos de los titulares de los proyectos basados en tecnologa libre, tanto nacional como internacionalmente, en la Organizacin Mundial de la Propiedad Intelectual OMPI y en la Organizacin Mundial del Comercio OMC.

Defender los Derechos de los titulares de los proyectos basados en tecnologa libre, debe ser la funcin ms importante de las OGC revolucionarias, las cuales deben garantizar ciertos aspectos que en los sistema de propiedad intelectual, estn amparados por las leyes de marcas, patentes y derechos de autor y que en los sistemas de gestin de conocimiento libre tendran equivalentes como marcas libres, tecnologa libre , cultura libre y software libre, estas nuevas oficinas deberan garantizar:

El registro de los proyectos libres de forma gratuita para su publicacin y defensa de los derechos de paternidad de sus creadores, que se pueda reivindicar y defender su generosidad y evitar el plagio.

Garantizar estos derechos, a travs de la transformacin de las leyes nacionales, transformacin de los procesos en las nuevas oficinas de gestin del conocimiento, y la inclusin de estas propuestas en los tratados internacionales, con el fin de que se respete el conocimiento libre generado en nuestros pases, fortalecer el crecimiento de un repositorio de conocimiento libre organizado, para el beneficio de la humanidad y la inclusin de los pueblos en el desarrollo tecnolgico sustentable que necesitamos.

Sandra Parra

[email protected]

1 Daniel Hernndez

2 www.gnu.org

http://www.aporrea.org/tecno/a26511.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter