Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 29-09-2011

El banco suizo UBS amenaza
O rescatan a los bancos y al euro o hay guerra civil y/o golpe militar

Alfredo Jalife-Rahme
La Jornada


UBS, el mayor banco suizo, resultante de la fusin en 1998 entre Union Bank of Switzerland y Swiss Bank Corporation, public un reporte de 21 pginas, Fractura del euro; las consecuencias (6/9/11), de corte apocalptico y de entonaciones mafiosas sobre las consecuencias de la balcanizacin del euro, cuyos autores son los economistas Stephane Deo, Paul Donovan y Larry Hatheway.

En paralelo, para dramatizar sus investigaciones, el polmico UBS publica otras dos notas ominosas: 1) La recesin pas, pero la depresin acaba de empezar, que predice una austeridad que llevar a una mayor forma muscular (sic) de gobierno (no habr colaborado Caldern en su redaccin?); y 2) La eurozona puede fracturarse en un horizonte de 5 aos, por Nouriel Roubini, quien se ha vuelto el espantapjaros del financierista sionismo jzaro.

La brutal amenaza de UBS que, por cierto, en fechas recientes destap la cloaca de sus actividades metafinancieras con una nueva prdida por ms de 2 mil millones de dlares es dicotmica: si sus bancos quebrados (sic) no son rescatados y la eurozona se balcaniza, ergo, advendra un gobierno autoritario o militar, o la guerra civil.

Por qu propaga el pnico UBS, uno de los nueve bancos que controlan el mercado de los derivados a escala global (Bajo la Lupa, 7/9/11)? Para ganar ms y/o intentar resarcir sus cuantiosas prdidas burstiles?

Como los clsicos pescadores, a ro revuelto ganan ms los nueve bancos globales que controlan los derivados financieros, que se calcula han rebasado la cifra estratosfrica de alrededor de 2 mil billones de dlares, frente a unos exiguos 74 billones del PIB global.

UBS que, por cierto, se ha dedicado a golpear al petrleo mexicano a travs de un topo (ahora le dicen estratega), hijo de un anterior director de Pemex quien vende sin pudor la informacin privilegiada de la paraestatal mexicana (ver Bajo la Lupa, 23/11/08) asevera que las pasadas instancias de fracturas de uniones monetarias tienden a producir uno de dos resultados. O bien existe una respuesta de un gobierno ms autoritario (sic) para contener o reprimir (sic) el desorden (sic) social (un escenario que tiende a requerir un cambio de un gobierno democrtico a uno autoritario o militar), o alternativamente, el desorden (sic) social opera con las fracturas tectnicas existentes en la sociedad para dividir (sper sic!) al pas, desparramndose en una guerra civil (sper sic!).

El resumen ejecutivo del amenazante reporte lo divide en cinco partes:

1. El euro no debe existir (as): la estructura actual y su membresa debern cambiar.

2. Confederacin fiscal sin balcanizacin: la aplastante probabilidad es que el euro se mueva lenta (y dolorosamente) hacia alguna forma de integracin fiscal. El casi riesgo o fractura se considera ms costoso y cercano a una probabilidad de cero. Los pases no pueden ser expulsados pero los estados soberanos pueden optar por salirse.

3. El costo econmico (parte uno): el costo de un pas dbil (sic) que abandona el euro es significativo: quiebra soberana, quiebra empresarial, colapso del sistema bancario y del comercio internacional, lo cual equivale a entre 40 y 50 por ciento de su PIB el primer ao.

4. El costo econmico (parte 2): si fuera un pas poderoso como Alemania que abandona el euro las consecuencias seran: quiebra empresarial, recapitalizacin del sistema bancario y colapso del comercio internacional, lo que equivale a entre 20 y 25 por ciento de su PIB el primer ao.

5. El costo poltico: el mayor de todos. El poder blando de Europa y su influencia internacional cesaran () Ninguna unin monetaria se ha fracturado sin ninguna forma de gobierno autoritario o militar, o guerra civil.

En este tenor, surge nuevamente Nouriel Roubini, quien sacude el espectro de una tercera guerra mundial (Moneynews, 26/9/11).

Vuelven a coincidir los mismos circuitos financieristas: Nouriel Roubini se suma a la no muy aeja amenaza de Ambrose Evans-Pritchard de hace tres aos sobre la inminencia de una tercera guerra mundial (ver Bajo la Lupa, 7/9/08), curiosamente ocho das antes de la extraa quiebra de Lehman Brothers.

Nouriel Roubini considera que la austeridad fiscal puede desembocar en una calamidad econmica seguida por una guerra. Entre quin o quines?

Aduce tambin que la crisis financiera global y su depresin consecuente, al unsono de la inestabilidad poltica y social en Europa y en otras economas avanzadas (sic), va a ser extremadamente (sic) severa, de la que ni China estar exenta y a quien le predice un aterrizaje duro en los prximos dos aos.

Han estado resonando demasiado los tambores de guerra en las recientes cumbres y reuniones financieras. Las guerras como continuacin de las finanzas por otros medios?

En Polonia se acaba de escenificar un choque de trenes entre Estados Unidos y la eurozona cuando Timothy Geithner, controvertido secretario del Tesoro estadunidense e instrumento de la potente banca de Wall Street, advirti de una catstrofe a los ministros de Finanzas europeos.

Por cierto, contactos en Washington aseguran que Obama deseaba decretar ya la quiebra del insolvente banco Citigroup pero que Timothy Geithner se opuso rotundamente (a grado de amenazar con su renuncia). Pues de tanto poder goza, no Obama ni Timothy Geithner, sino Citigroup?

A mi juicio, la razn del brutal apretn de tuercas de Timothy Geithner a Alemania est en la hermenetica de Ambrose Evans-Pritchard (The Daily Telegrap, 26/9/11): Perdona Deutschland (nota: la tierra alemana). La historia ha conspirado contra ti de nuevo. Debes firmar 2 millones de millones de euros y corromper (sic) a tu banco central, y aceptar 5% de inflacin o sers condenado a un Gtterdmmerung (nota: el crepsculo de los dioses).

Detalla el rescate Geithner bajo la brutal presin de Estados Unidos (a la que se sum Obama): El paquete multibillonario que ahora se conforma para la Eurolandia fue ampliamente cocinado en Washington (sper sic!), en colusin con la Comisin Europea, y es impuesto (extra sper sic!) a Alemania con la fuerza absoluta de la diplomacia (sic) de Estados Unidos. Uf!

Timothy Geithner ahora le propina a Alemania la misma receta de rescate bancario de la post crisis de Estados Unidos de 2008. En este jueguito bidireccional de los derivados financieros, ms que rescatar a la eurozona, no es la banca de Estados Unidos la que intenta salvarse?

La seal es prstina: o Alemania crea una hiperinflacin monetaria en Eurolandia o viene la guerra. Mejor la hiperinflacin.

Ahora Alemania tendr que buscar un mecanismo en la que convierta un euro a cinco (Reuters, 25/9/11) en este nuevo modelo de estabilizacin monetaria europea. La alquimia monetarista convertira as 440 mil millones de euros de sus fondos de rescate a 2 millones de millones de euros.

Y por si alguien no entendiese en Europa, el controvertido Goldman Sachs, otro insolvente banco de inversiones (y uno de los controladores de la Casa Blanca), amenaz con que ya no existen ms parasos financieros, en alusin al franco suizo y al oro, ambos detenidos por los mercados (Moneynews, 27/9/11).

Estamos en el paroxismo de la guerra global de las divisas!

http://www.jornada.unam.mx/2011/09/28/opinion/016o1pol



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter