Portada :: Iraq
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-10-2011

El rgimen trata de silenciar las denuncias de corrupcin
La ltima arremetida represiva en Iraq

Patrick Cockburn
CounterPunch

Traducido del ingls para Rebelin por Sinfo Fernndez


El gobierno iraqu est haciendo cuanto puede para silenciar las voces crticas que le acusan de galopante corrupcin eliminando a los funcionarios que tratan de procesar a los mafiosos e intimidando a los polticos y periodistas que les apoyan.

Este pasado mes de septiembre, obligaron a dimitir al director del observatorio contra la corrupcin. Y a un importante periodista iraqu, al que haban amenazado por dirigir las protestas contra el gobierno, le metieron dos tiros en la cabeza cuando se hallaba en su hogar en Bagdad.

Cada vez hay sentimientos ms fuertes de rabia entre el pueblo iraqu frente a una elite gobernante dedicada a robar y malversar gran parte de los 2.000 millones de dlares que se obtienen a la semana en ingresos del petrleo, lo que merma en gran medida los fondos disponibles para electricidad, agua, atencin sanitaria, vivienda, educacin y hasta la recogida de basuras. Transparencia Internacional ha informado que el pasado ao Iraq fue el cuarto pas ms corrupto del mundo, de entre los 178 investigados.

El primer ministro, Nuri al-Maliki, y su gobierno parece que han decidido hacer frente a las acusaciones devolviendo el golpe a sus acusadores. Ahora estn intentando eliminar la inmunidad parlamentaria de un diputado independiente, Sabah al-Saadi, ex presidente del comit parlamentario para la integridad, para poder arrestarle tras las acusaciones que ha presentado contra Maliki.

Tan pocos son los funcionarios a los que se procesa o acaban perdiendo su empleo por motivos de corrupcin en Iraq, que es difcil demostrar lo extendida que est, aunque la mayora de los iraques tienen claro que no hay trabajo ni contrato que se conceda sin pagar sobornos. Un informe publicado esta semana por el International Crisis Group, que tiene su sede en Bruselas, titulado Failing Oversight: Iraqs Unchecked Government, relata cmo se oblig a dimitir al ministro para la electricidad acusado de haber firmado contratos multimillonarios con una compaa fantasma canadiense [que tena direccin fsica pero ni tena activos ni operaba] y una compaa alemana declarada en bancarrota.

Anteriormente, este mismo ao, Saadi avergonz al gobierno revelando que haban arrestado al general a cargo de su equipo de reaccin rpida por haber aceptado un soborno de 50.000 en una operacin fraudulenta.

El informe del ICG dice que el gobierno de Maliki se ha empleado a fondo para impedir que se descubra el saqueo oficial bloqueando los esfuerzos para reforzar las instituciones estatales encargadas de investigar y procesar los hechos. Se cita a un inspector general iraqu diciendo que las estructuras para luchar contra la corrupcin son como una aspirina para el cncer iraqu.

Al juez Rahim al-Ugaili, director de la Comisin por la Integridad, uno de los principales rganos de control, le obligaron a dimitir de su puesto el 9 de septiembre pasado. El juez declar que haba dimitido porque el gobierno no apoyaba sus esfuerzos contra la corrupcin y en cambio se dedicaba a interferir polticamente en su trabajo.

Un alto funcionario de la embajada de EEUU testific ante el Congreso que la oficina del Primer Ministro haba emitido rdenes secretas a la Comisin por la Integridad, prohibindole que trasladara a los tribunales los casos en los que hubiera implicados antiguos o actuales funcionarios de alto rango del gobierno iraqu, incluido el primer ministro La orden secreta es, literalmente, una licencia para robar.

Los crticos al gobierno dicen que han recibido amenazas violentas. El mismo da que obligaron a dimitir de su puesto a Ugaili, un popular locutor de radio, Hadi al-Mahdi, recibi dos tiros en la cabeza en su piso en el normalmente seguro distrito de Karrada de Bagdad. Su asesinato se produjo justo antes de que tuviera lugar una manifestacin contra la corrupcin y el autoritarismo organizada por l.

Mahdi diriga un programa de radio sin pelos en la lengua llamado A quienquiera que escuche, muy crtico con el gobierno. Hace dos meses, se vio obligado a suspenderlo ante los riesgos que su seguridad corra. Este ao le haba dicho a Amnista Internacional que a l y a otros tres periodistas ms les haban arrestado en una concentracin de protesta y les haba llevado a un cuartel del ejrcito donde les golpearon, les aplicaron descargas elctricas y les amenazaron con violarles. Varias horas antes de que le dispararan Mahdi public una nota en Facebook diciendo que senta que estaba en peligro. Llevo dos das aterrorizado, escribi.

La razn para la dimisin de Ugaili muestra que la corrupcin en Iraq ha alcanzado niveles de saturacin. El informe del ICG, citando fuentes gubernamentales, dice que en 2011, la Comisin por la Integridad y el Consejo Superior de Auditora ha identificado cientos de compaas fantasmas en el extranjero vinculadas con altos funcionarios del gobierno en el ministerio de defensa y en la oficina del primer ministro. Haban ganado contratos en Iraq, muchos de las cuales nunca se llevaron a cabo a pesar de estar pagados. Cuando Ugaili intent que los tribunales intervinieran, el gobierno le bloque y l dimiti.

Patrick Cockburn es autor de Muqtada: Muqtada Al-Sadr, the Shia Revival and the Struggle for Iraq.

Fuente: http://www.counterpunch.org/2011/09/29/the-latest-crackdown-in-iraq/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter