Portada :: frica :: Magreb
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-10-2011

La vocera de la Comunidad de Familias de Desaparecidos en Argelia (CFDA) afirma que los gobiernos son indiferentes a sus reclamos de verdad y justicia
Los desaparecidos de Argelia

Juan Nicenboim
Pgina 12


Los capturaron vivos, que los devuelvan vivos. Con esa consigna, la Comunidad de Familias de Desaparecidos en Argelia (CFDA) vino a Argentina esta semana invitada por un Equipo de Antropologa Forense especializado en fosas comunes. En este pas africano, que a comienzos de ao se sacudi por las protestas de la Primavera Arabe, an no cicatrizaron las heridas del terrorismo de Estado de la dcada del noventa. Lejos de eso, ni siquiera el reclamo de la aparicin con vida de los ms de 8000 desaparecidos forma parte de la agenda de las demandas sociales del pas. En Argelia rige una poltica de impunidad desde 1999. Inspirada por la poltica de derechos humanos argentina que impuls el gobierno a partir de las histricas movilizaciones sociales, la vocera de la CFDA le dijo a Pgina/12 que la lucha contina. En 1999 el presidente de entonces (Liamine Zroual), dijo que le hacamos pasar vergenza ante el mundo, y el mandatario actual (Abdelaziz Buteflika) dice que parecemos unas lloronas, grafica Nassera Dutour.

El hijo de la vocera de la CFDA desapareci en Argelia en 1997 mientras ella viva en Pars. Amouche Amine es uno de los 8023 desa-parecidos, vctimas del terrorismo de Estado que fue el corolario de un proceso poltico que comenz en 1988 con el estallido de la revolucin para reformar la Carta Magna. Al volver las elecciones legislativas en 1991, y tras la incorporacin de ms partidos al espectro poltico, el Frente Islmico de Salvacin era mayora. El gobierno del Frente de Liberacin Nacional suspendi entonces las garantas constitucionales y dio un golpe, impidiendo lo que hubiera sido la primera repblica islmica del Magreb. Cuando en 1992 fueron anuladas las elecciones, el Frente Islmico de Salvacin tom las armas. A partir de all, cualquier persona sospechada de islamista era secuestrada sin orden de arresto alguna por las fuerzas de seguridad, en las temidas camionetas Nissan grises. La guerra sucia del Estado contra los islamistas dej 150.000 muertos entre 1992 y 2002.

Comenzaron los atentados, las bombas y por eso se lleg a tener tantos miles de desaparecidos. 8023 es la cifra oficial de las autoridades argelinas. La respuesta del gobierno ante esto fue de amnesia general, evoca Nassera con dolor. Buteflika institucionaliz la impunidad mediante la amnista de terroristas arrepentidos. En 2005 aprob un referndum de la Carta para la Paz y Reconciliacin Nacional. Con el punto final decretado, los familiares de desaparecidos en Argelia pasaron a ser una suerte de parias nacionales y son humillados por las fuerzas de seguridad cada vez que se manifiestan en eventos pblicos para reclamar justicia. No slo la ley recogi la amnista, sino que tambin prohibi cualquier denuncia contra fuerzas de seguridad, y amenaza con penas de hasta cinco aos de crcel a quienes atenten contra el honor del pas. Los familiares de las vctimas podran incluso ser condenados a prisin por el solo hecho de hablar con la prensa. Dentro del gobierno actual, conviven remanentes del ejrcito que en la dcada del noventa cometieron las atrocidades. Nos dijeron que no tenamos ms derecho a hacer una acusacin. Aquel que de alguna manera u otra instrumentalice la tragedia nacional para perjudicar la imagen del pas, es factible de ser penado por la ley, se lamenta Dutour.

Durante los aos finales de la dcada del noventa, Amnista Internacional fue una de las organizaciones que, destaca la vocera, ayud a difundir el drama que vivan las familias de desaparecidos. Se organiz un congreso sobre las vctimas argelinas y luego una gira europea. Recorriendo lugares como Ginebra, el Pas Vasco y Francia, la CFDA descubri con sorpresa que nadie saba que en Argelia haba 8023 desaparecidos. La esperanza de Dutour y los familiares aflora cuando evocan el caso de los desaparecidos en Marruecos, que aparecieron tras 18 aos, a comienzos de la dcada del noventa. Los dejaron libres gracias a la presin internacional. Una fotgrafa francesa que vive en Marruecos tom fotos en el centro clandestino de detencin en Casablanca. La prensa comenz a hacer ruido y los marroques lograron la liberacin, recuerda Dutour con alegra. Argelia bien puede haber sancionado la ley de impunidad, pero el ejemplo de la Argentina de 2003 en adelante hace pensar a la CFDA que el libro no ser cerrado para siempre.

Fuente: http://www.pagina12.com.ar/diario/elmundo/4-177879-2011-09-30.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter