Portada :: Espaa :: Proceso en Euskal Herria
(el Pueblo quiere la paz)
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 03-10-2011

Aviso a los que quieren un relato de vencedores y vencidos
El que convenza, vencer

Editorial Gara


Los intelectuales y polticos espaoles tienen autntica devocin por Miguel de Unamuno, muy especialmente los socialistas. Hay varias razones para ello, pero se pueden resumir de la siguiente manera: Unamuno estuvo afiliado al Partido Socialista, pese a que tuvo una posicin crtica y termin alejado del mismo; era vasco, pero, entre otras cosas, el no ser elegido como miembro de Euskaltzaindia motiv un distanciamiento hacia las seas de identidad de su pueblo, especialmente hacia el euskara, por lo que suele ser utilizado como smbolo por quienes tienen la lengua vasca -y probablemente todo lo vasco- por un molesto hecho menor; Unamuno es considerado el padre del liberalismo espaol, lo cual, teniendo en cuenta su eclctico devenir intelectual, o bien es una falsedad o bien explica en parte por qu el liberalismo no se ha desarrollado en Espaa; al igual que ocurre con su posicin respecto al euskara, se suelen coger varias frases clebres de Unamuno que, utilizadas fuera de contexto, logran hacer aparecer al escritor bilbaino como un cosmopolita y un luchador contra el fascismo, en vez de como un pensador atormentado que se movi desde el carlismo hasta el nacionalismo espaol y desde el laicismo hasta el catolicismo ms beligerante, por no mencionar su existencialismo.

Probablemente la frase ms conocida de Unamuno es la que espet al general Milln-Astray el 12 de octubre de 1936 -Da de la Raza-, en el Paraninfo de la Universidad de Salamanca, que ha pasado a la historia como venceris, pero no convenceris. En realidad la alocucin es mucho ms extensa y la propia frase dice as: Venceris, porque tenis sobrada fuerza bruta. Pero no convenceris, porque para convencer hay que persuadir. Y para persuadir necesitaris algo que os falta: razn y derecho en la lucha. Aunque slo sea para compensar tanta parcialidad sobre un autor al que merece la pena conocer a fondo, no a trozos, cabe recordar que esa fue la manera en la que Unamuno mostr su arrepentimiento por haber apoyado a los golpistas.

Dentro de menos de dos semanas se cumplirn 75 aos de aquellos hechos, y en las tribunas de los parlamentos se vuelve a escuchar el discurso sobre vencedores y vencidos como clave, nada ms y nada menos, que de la paz. En abstracto, resulta absurdo, obsceno, incongruente... y en concreto, teniendo en cuenta el momento poltico que vive Euskal Herria y el que vive el Estado espaol, resulta irresponsable. No insuficiente, no, directamente irresponsable.

Presos, Amaiur, CIV, Lpez, Ekin y ETA

Contemplar la multitud de hechos polticos significativos que han tenido lugar en Euskal Herria en tan slo siete das provoca vrtigo. Primero fue el comunicado de EPPK suscribiendo el Acuerdo de Gernika, al que prosigui la firma de dicho Acuerdo por parte de una representacin de los presos polticos. Luego vino la puesta de largo de Amaiur, la alianza electoral que han conformado la izquierda abertzale, EA, Aralar y Alternatiba para llevar a Madrid la voz de una parte central de Euskal Herria. Posteriormente, se present en pblico la Comisin Internacional de Verificacin (CIV), que ha tenido contactos con diferentes agentes polticos, econmicos y sociales vascos y que ha certificado ante todos ellos el cumplimiento efectivo y positivo del alto el fuego por parte de ETA. Patxi Lpez sali al da siguiente con mucho terreno de juego por recorrer, pero se qued a medio camino. Ayer mismo, en otro mbito, se conoca la autodisolucin de Ekin, que incluye un compromiso por parte de su direccin con la lnea estratgica adoptada por el MLNV. Y, por ltimo, hoy GARA publica un nuevo comunicado de ETA en el que, a apenas tres das de la presentacin del CIV, la organizacin armada vasca da la bienvenida a la Comisin y ahonda en sus compromisos previos, situndolos en clave de futuro.

La dinmica que ha imprimido la izquierda abertzale ha abierto tantos frentes, ha roto tantos diques, que del bloqueo se ha pasado a una frentica concatenacin de declaraciones, alianzas y anuncios que muestran tanto las potencialidades del momento como las limitaciones de algunos de sus protagonistas. La unilateralidad le funciona polticamente a la izquierda abertzale, le da poder, potencia y potencialidad. Ahora bien, un acuerdo inclusivo, basado en principios democrticos y que traiga una paz estable y duradera requiere de multilateralidad, de esfuerzo comn y compartido. En ese sentido, Lpez condicion tanto sus palabras que la suma result quedar demasiado cerca del cero. Marc una direccin positiva, lo cual ya es algo, pero apenas dio un paso. Como ya se ha dicho, resulta irresponsable. Quiz tambin insuficiente, sobre todo para l y para su partido, que deberan liderar a una parte de la sociedad que tiene mucho que decir sobre un acuerdo inclusivo; para l fue insuficiente incluso para sobrevivir polticamente a la dinmica actual.

Se equivocan quienes buscan un relato con vencedores y vencidos. Parafraseando a Unamuno, en Euskal Herria vencer quien convenza, primero a los suyos y luego al resto. Los dirigentes independentistas ya han logrado lo primero y han hecho grandes avances en lo segundo. Los unionistas, ni lo uno ni lo otro.

Fuente: http://www.gara.net/paperezkoa/20111002/294413/es/Aviso-que-quieren-relato-vencedores-vencidos-que-convenza-vencera



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter