Portada :: Amrica Latina y Caribe :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-10-2011

Morazn, de la Repblica Centroamericana a la no Repblica

Ollantay Itzamn
Rebelin


Cuando se hace referencia a prceres legendarios que impulsaron las repblicas bicentenarias de Amrica Latina, se identifica a Bolvar, San Martn, Mart, Artigas, Sucre, etc. Pareciera que Centroamrica no despert, ni engendr prcer legendario alguno. Y no es as.

All en 1792, en Tegucigalpa, naci un hondureo al que pusieron por nombre Francisco Morazn Quezada, descendiente de familias europeas. Como dice Ramn Rosa: Morazn tuvo la desgracia de nacer y formarse en aquella triste poca del aislamiento y de completa oscuridad en que Honduras careca de escuelas (ROSA, 1980:367)

Esta situacin oblig a Morazn a ser un autodidacta para asumir las responsabilidades que la historia le confiara. Jos Mart, al referirse Morazn, dice: Un genio poderoso, un estratega, un orador, un verdadero estadista, el nico quizs que haya producido la Amrica Central, el General Morazn (MART, 1975:96)

A diferencia de los pases de Amrica del Sur, los pases centroamericanos no necesitaron organizar guerras de independencia colonial. Un acta de independencia firmada, por criollos y espaoles, en la ciudad de Guatemala, el 15 de septiembre de 1821, fue suficiente para la transferencia del mando a la vida lite criolla de entonces.

Morazn, liberal, visionario del difcil futuro poltico, econmico y social que aguardaba a la naciente Repblica (en ese entonces conformada por las provincias de Honduras, Guatemala, Nicaragua, El Salvador y Costa Rica), ide, promovi y defendi la creacin y consolidacin de una Repblica Federal Centroamericana. Pero, los herederos de la colonia (terratenientes, ganaderos y mineros conservadores) resistieron incluso a los mnimos cambios simblicos.

El liberalismo de Morazn persegua la unidad, la modernizacin, la ilustracin y el progreso de la nueva Repblica. Para ello, no slo promovi las primeras escuelas que l no tuvo, sino busc la liberacin de las grandes masas sometidas a la servidumbre, afect a los privilegios materiales y simblicos del clero catlico. Intent construir un sistema judicial para modernizar y universalizar la justicia.

Estos ideales los impuls como Presidente de Honduras (1829), de Centroamrica (1830-1838), de El Salvador (1839-1840) y de Costa Rica (1842). Pero, estos anhelos no pasaron de ser eso. Anhelos. La Repblica Federal Centroamericana fue desintegrada, en 1838, por las cruentas luchas poltico-militares de las rsticas lites conservadoras. La jerarqua catlica difundi y fustig en el imaginario colectivo de estos pueblos analfabetos fundamentalistas el estigma de: Morazn es el anticristo, enemigo de Dios, el liberalismo es la doctrina contra del demonio (SANTANA, 2007:42). Y, el sometido y religioso pueblo acuerpo a los caudillos para asesinar a sus redentores.

As pudo ms el miedo que la razn. Desde Guatemala se enseoreo un campesino analfabeto, llamado Rafael Carrera (dictador en Guatemala, 1847-1848 y 1851-1865), bajo la consigna de Viva la religin y muerte a los extranjeros no espaoles, promovido por terratenientes y el clero. Por todas partes la ignorancia y el espritu servil providencialista desand sobre los efmeros avances de la unidad y modernidad regional.

A Morazn lo fusilaron en Costa Rica, el 15 de septiembre de 1842, por buscar la unidad y la modernidad de la regin. Nada menos que en el 21 aniversario de la independencia centroamericana! Qu paradoja! De esta manera, Centroamrica destruy a quien quiso liberarlo. Por eso el guatemalteco Pedro Molina, cmplice de Morazn, ante el funesto destino de la Repblica Federal, dijo:

Para qu promover la independencia en Centroamrica, de este pas inculto, cargado de sumisos bien hallados con los azotes, los diezmos y cofradas como bestias de carga a las rdenes de cualquiera? Para qu a favor de las clases hbridas en la indigencia y la opresin, si estn conformes con la esclavitud? Para qu bregar contra las supersticiones si son pastos espirituales de los hombres sumidos en la ignorancia? (LSCARIS, 1970:426)

El mentor y to de Morazn, Dionisio Herrera, primer Presidente de Honduras, al ver el triunfo del oscurantismo sobre las aspiraciones de libertad y modernidad en Honduras, dijo: No s qu presagios funestos, no s qu porvenir desgraciado cubre mi alma de luto y tedio () No hay pas en el mundo donde haya ms apata, ms pereza en los negocios y menos espritu pblico que en Honduras () Slo veo hombres que quieren elevarse, y sin ttulos bastantes, se creen capaces de gobernar el mundo (DANS, 2009:125)

A casi dos siglos de la independencia centroamericana, el caudillismo, el provincianismo, el tradicionalismo y el providencialismo religioso siguen vigentes en la regin, con excepcin de Costa Rica (aunque, ahora, base de las FFAA norteamericanas) Las lites oligrquicas mantuvieron y mantienen a las poblaciones bajo la tirana del analfabetismo y del oscurantismo tradicional religioso-militar, situacin que los patrones capitalizan para exprimir la fuerza laboral de las y los sin derecho. El caso hondureo es pattico. Pas en el que el colonialismo jams fue interrumpido en estos ltimos siete siglos.

Pero, los ideales de Morazn, y de muchos otros/as prceres indgenas legendarias de las que la historia oficial calla, continan vigentes en las aspiraciones contenidas y acumuladas de expresiones sociopolticas, como el Frente Nacional de Resistencia Popular de Honduras, u otros ms histricos en los pases vecinos. El colonialismo (ahora, en su expresin neoliberal) intent silencias y/o domesticar la rebelda y los legados poltico msticos de personajes como Morazn, pero esta espiritualidad rebelde, ahora, arde, como fuego escondido bajo las centenarias cenizas, desde los corazones esculpidos para la fatal resignacin. Por ello, con Pablo Neruda proclamamos: Alta es la noche y Morazn vigila. Es hoy, ayer, maana? T lo sabes. Cinta central, Amrica angostura ().

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter