Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Revoluciones en el mundo rabe
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-10-2011

La premio Nobel entregar el dinero a las arcas pblicas tras el derrocamiento del dictador Saleh
La yemen Tawakul Karman, smbolo de la paz... y la revolucin

Yamal Yubran
Al-Akhbar/Al-Quds

Traducido del rabe para Rebelin por Alma Allende


Muchos no se han sorprendido ante la concesin del premio nobel de la Paz -compartido con la presidente de Liberia Ellen Johnson y la activista L. Gbowee- a la yemen Tawakul Karman. La periodista rebelde viene alzando desde hace aos su voz en defensa de la libertad y la justicia.

Ni un solo da fue normal la vida de Tawakul Karman. La activista y periodista yemen a la que se concedi hace dos das el premio Nobel de la Paz (junto a la presidenta liberiana Ellen Johnson-Sirleaf y la activista Lima Gbowee) no tiene todava 32 aos y, no obstante esto, ha conseguido convertirse ya en un icono de la mujer militante en su pas. No ha dejado de luchar por obtener para las mujeres yemenes una posicin mejor en la vida pblica, al mismo tiempo que alzaba pblicamente la bandera de la libertad de expresin, rechazando toda clase de restricciones a la prensa y a los medios de comunicacin.

Pero Karman, al contrario que muchos otros, no se conform con teorizar en el mbito de los derechos, la poltica y el periodismo sino que trabaj directamente sobre el terreno, fundando la organizacin Periodistas sin Cadenas y exponindose a golpes y malos tratos, tanto fsicos como psicolgicos, durante su participacin en las marchas de protesta que organiz con los jvenes de la revolucin yemen. Asimismo esta mujer rebelde fue secuestrada cuando volva a su casa en compaa de su marido pocos das despus del estallido de las primeras protestas populares. Miembros de la polica del rgimen de Ali Abdala Saleh la retuvieron en la prisin central durante treinta horas antes de liberarla bajo una presin internacional y popular sin precedentes. Las cosas no acabaron ah, pues el propio presidente Ali Saleh le dijo a su hermano en una comunicacin telefnica que el gobierno no se haca responsable a partir de ahora de lo que pudiera pasarle a Tawakul Karman, en lo que puede describirse como una velada amenaza de muerte. La activista yemen as lo declar a los medios de comunicacin sin que se produjera ningn desmentido oficial por parte del rgimen.

Dice Tawakul, formada en el seno de uno de los partidos religiosos ms fuertes del Yemen, Partido de la Alianza Yemen por la Reforma, que supo desde el principio que su camino nunca sera fcil, decidida como estaba a oponerse al rgimen militar y policial de Ali Abdala Saleh. Ha declarado que siempre temi lo peor. Pero que ninguna amenaza ni intimidacin lograron nunca desviarla del destino que haba escogido para s misma.

En todas sus intervenciones pblicas, esta joven yemen repeta siempre su expresin favorita: para que el ser humano obtenga sus derechos tiene que reclamarlos. A partir de este principio, alz pblicamente su voz en protesta contra la represin y la injusticia a la que estaba sometido su pueblo. As cre La Plaza de la Libertad frente a la sede central del consejo de ministros yemen. Pero tras tres aos de protestas en esta Plaza, naci otra Plaza, la Plaza de Taghir que ocupan los jvenes yemenes desde hace siete meses exigiendo el derrocamiento del rgimen de Saleh.

Al-Akhbar contact con Tawakul Karman nada ms conocer la noticia de la concesin del premio Nobel de la Paz. Karman ha querido dedicar el premio a ese impresionante grupo minoritario que la ha acompaado desde el ao 2007 y con el que hemos venido ejerciendo nuestro derecho a defender la libertad de expresin y a protestar contra la represin y el encarcelamiento arbitario al margen de la ley. Ha aadido que no esperaba en absoluto este premio: ni siquiera saba que haba sido propuesta, pero no puedo ocultar mi enorme satisfaccin y felicidad. Ha asegurado que el Nobel de la Paz confirma que la lucha pacfica es el mejor camino para alcanzar nuestros derechos en el enfrentamiento con los regmenes dictatoriales. El premio obtenido, aade Karman, es un homenaje a los mrtires y heridos de la revolucin de los jvenes yemenes y un reconocimiento internacional de la justicia de esta revolucin y de la necesidad de su triunfo. Y concluye con confianza y alegra que el premio confirma el poder de nuestro movimiento en su propsito de hacer caer el rgimen del presidente Ali Saleh, el cual impide desde hace 33 aos la construccin de un Yemen moderno y democrtico.

Tawakul Karman, tras dedicar su premio a los mrtires de la revolucin y a los jvenes de la primavera rabe, no olvida a los ms prximos, a todos aquellos que la han apoyado desde muy cerca, y entre ellos no puedo olvidar a mi padre, a mi marido y a mi familia, pues sin ellos jams habra conseguido llegar hasta aqu.

Fuente: http://www.al-akhbar.com/node/23150

Karman anuncia la entrega del premio al pueblo yemen tras el derrocamiento del rgimen

La revolucionaria yemen Tawakul Karman, galardonada con el Premio Nobel de la Paz, ha anunciado que entregar el importe del premio al pueblo yemen. Marp Press, la agencia yemen, informa de que durante la manifestacin festiva celebrada ayer en la plaza Taghir de Sanaa, la periodista asegur que entregara la totalidad del dinero del premio a las arcas del Estado una vez depuesto el presidente Ali Abdal Saleh y su rgimen.

Karman aadi que el premio no lo ha obtenida ella sino el pueblo yemen y que, por tanto, tambin el dinero pertenece al pueblo yemen. El dinero del premio Nobel, dijo, ser la primera cantidad que entrar en las arcas del Estado antes de que el pueblo recupere todo el capital saqueado por el rgimen de Saleh.

Karman se ha comprometido a perseguir judicialmente a Saleh y su rgimen hasta recuperar la totalidad de las riquezas saqueadas a fin de devolverlas al Estado, una vez liberado, para que las utilice en beneficio del pueblo yemen.

http://www.alquds.co.uk/index.asp?fname=latest\data\2011-10-09-08-05-21.htm

 



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter