Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-10-2011

El Puerto de Granadilla en Tenerife
Una burla a la democracia y a la razn argumentada

Federico Aguilera Klink
Rebelin


En 1516, Toms Moro escribi el libro titulado Utopa. Al final del mismo reconoce que ha descrito el ordenamiento de una repblica que es la nica que, por derecho propio puede recabar para s el nombre de repblica y sigue reflexionando sobre la sociedad de su tiempo, Por eso, cuando contemplo y medito sobre todas esas repblicas que hoy florecen por ah, no se me antojan otra cosa, same Dios propicio, que una especie de conspiracin de los ricos que tratan de sus intereses bajo el nombre y ttulo de repblica. Y discurren e inventan todos los modos y artes para retener sin riesgo de perderlo lo que apaaron con malas artes () para adquirirlo al ms bajo costo con el trabajo y fatigas de todos los pobres y para aprovecharse de stos. Estas maquinaciones, tan pronto como los ricos han decretado que se observen en nombre del pueblo, es decir, tambin de los pobres, pasan ya a ser leyes. Y termina considerando a los ricos como estos hombres funestsimos, que lo que sera suficiente para todos se lo reparten todo entre ellos con insaciable codicia. No se inventa estos calificativos. Toms Moro fue abogado y represent y defendi en varias ocasiones los intereses de los comerciantes londinenses. Saba muy bien de quin hablaba. A la vista de cmo deciden actualmente estos hombres, y mujeres, funestsimos, no se puede decir que hayamos avanzado mucho

Vamos a ver cmo funciona nuestra repblica canaria. El inicio de las obras del Puerto de Granadilla constituye la culminacin de todo un proceso dirigido por unos polticos y empresarios (funestsimos) que llevan aos burlndose de las personas y de las instituciones que, supuestamente, deberan de funcionar en una democracia con un mnimo de calidad.

Por eso, mentira tras mentira han ido construyendo una trama cuyo resultado visible es el inicio de las citadas obras pero que, por encima de todo, elimina toda credibilidad democrtica de los partidos polticos que estn actualmente en el gobierno y de los que han pasado por l, en Canarias y en Madrid, sin excluir a Bruselas, que les legitima y les re las burlas.

Despus de afirmar que era necesario ampliar el Puerto de Santa Cruz porque, supuestamente, se iba a saturar antes del 2008 y porque no se poda ampliar, segn afirma el Decreto del Gobierno de Canarias de 6 de Mayo de 2002, el Puerto de Santa Cruz se est ampliando con fondos europeos y, adems, su uso es inferior al que tena en 2002.

Todas las excusas que iba dando el Gobierno de Canarias se ha ido demostrando que eran errneas, por decirlo suavemente. Ni una sola de ellas se ha visto que era cierta. Ni la saturacin, ni la imposible ampliacin, ni la declaracin de inters pblico de primer orden por imperiosas razones de ndole social y econmica (que no se documentan), ni la instalacin del gas (que es ms ecolgico, dicen, pero no lo demuestran). Nada.

Ni el Gobierno de Canarias ni los defensores del Puerto de Granadilla han aceptado pblicamente contrastar sus argumentos. No lo han hecho porque no tienen ningn argumento vlido que presentar. Por eso han tenido que llegar a la descatalogacin de las especies protegidas para empezar las obras, puesto que no les quedaba ya ninguna excusa que inventar. El que el gobierno de Zapatero haya aceptado la descatalogacin a cambio de un plato de lentejas, estar en el gobierno unos meses ms, con el apoyo de Coalicin Canaria, es un buen indicador de la importancia que prestan los gobiernos a una democracia digna y a su preocupacin por la gestin del medio ambiente y de los recursos naturales

Qu es lo que hay posiblemente detrs del Puerto de Granadilla? Lo ms probable es la realizacin de suculentos negocios privados con fondos pblicos, que es como suele funcionar este capitalismo privado subvencionado con lo pblico, que luego se queja (me imagino que partindose de risa) de que el sector pblico es ineficiente y de que es necesario recortarlo para que ellos puedan seguir obteniendo ayudas y desgravaciones o regalos fiscales, de miles de millones de euros, tales como la RIC y la PAC. No se olvide que ya Adam Smith, ese economista que muchos empresarios citan sin haber ledo, escriba en 1783 algo que no les hace mucha gracia y es que La reglamentacin del comercio siempre es un engao, mediante el que los intereses del estado y de la nacin se sacrifican en beneficio de una clase particular de comerciantes. Ya saben, donde pone comerciantes pngase empresarios de una clase particular. Tambin Adam Smith saba de qu hablaba, conoca bien el capitalismo mercantil.

Qu puede haber ms all de estos negocios? Quizs la instalacin de una base de la OTAN, como ya anunci el empresario Juan Verde hace algunos aos, aunque no especific en qu sitio de Canarias se iba a construir. Esta posibilidad es bastante verosmil puesto que no hay, que yo sepa, ni un solo poltico de los partidos mayoritarios, ni tampoco de los partidos bisagras, que haya hecho alguna manifestacin sobre este tema. Dicho de otra manera, el silencio (o la conspiracin de silencio) puede delatar que saban tambin de la posible construccin de la base de la OTAN. Despus del silencio de Zapatero sobre el escudo antimisiles de Rota, parece que la mudez sobre un tema puede significar que va adelante. Buena trayectoria, por otra parte, la que va de la retirada de las tropas de Irak en 2004 a la reciente autorizacin del escudo antimisiles en Rota.

En el ao 2004, recin nombrada Ministra de Medio Ambiente del Gobierno de Zapatero (que afirm en ese ao que la gente quiere polticos que les digan la verdad, y yo aado que ocho aos despus seguimos querindolos y buscndolos pero no estn en su partido), Cristina Narbona escribi el prlogo al Informe Recursos Mundiales 2004. En l afirmaba lo siguiente. La mala gestin de los recursos naturales () evidencia la diferencia, en muchos casos, entre la democracia y un sistema autoritario () provoca el desencuentro entre gobernantes y gobernados, degenerando en muchos casos, hacia una institucionalizacin de la corrupcin () no hay mayor amenaza para el medio ambiente que la demagogia, es decir, el engao a los ciudadanos, el ocultismo intencionado de datos y decisiones, la manipulacin interesada de la situacin real de los recursos naturales y de las alternativas que existen para explotarlos adecuadamente () los polticos jugamos un papel fundamental a la hora de elegir entre la demagogia o la transparencia. Por tanto, estamos obligados a gestionar de modo transparente, polticas realistas, equitativas, participativas y consensuadas. Narbona es poltica desde hace muchos aos, conoce el pao, su diagnstico es acertado pues tambin sabe de lo que habla. Reconoce que la principal amenaza ambiental son ellos mismos.

Cmo calificar, entonces, la realidad en la que nos encontramos con el inicio de la construccin de un puerto innecesario, que no se justifica con argumentos honestos y que se hayan debatido pblicamente, que no va a generar empleo, que va a generar un coste social y ambiental muy elevado y que, sea cual sea su hipottico uso futuro, las condiciones climticas (los fuertes vientos dominantes en la zona) van a impedir un uso razonable del mismo?

Me parece que Cristina Narbona lo dice con mucha claridad. Simplemente, como una mala gestin de los recursos naturales, entre otras cosas, que degenera en una institucionalizacin de la corrupcin. Por eso se puede afirmar que la principal amenaza para el medio ambiente (y tambin para la convivencia pacfica y razonable en este pas) la constituyen los polticos y empresarios insaciables. Estos hombres funestsimos, como dice Moro, (pero tambin mujeres) que discurren e inventan todos los modos y artes para retener sin riesgo de perderlo lo que apaaron con malas artes () para adquirirlo al ms bajo costo con el trabajo y fatigas de todos los pobres y para aprovecharse de stos.

Ahora bien, Por qu los polticos y empresarios funestsimos mienten tanto y se convierten en la principal amenaza para la democracia? El psiquiatra norteamericano Alexander Lowen, en su libro El Narcisismo nos da una pista. Considera que Una caracterstica de la personalidad psicoptica es su tendencia a actuar de manera antisocial () Mienten, engaan, roban, incluso matan, sin que se vea en ellos signo alguno de culpabilidad o remordimiento. Se acta sin sentimientos conscientes. La clave est en si estas personas son o no conscientes de ese comportamiento. Si lo son no seran psicpatas, sino, simplemente, malvados, como aclara el psiquiatra espaol Alberto Fernndez Liria, porque empezamos a querer ver enfermos mentales donde slo hay malvados y acabamos viendo malvados donde slo hay enfermos mentales (No hay enfermedad. El Pas, 30.4.2008).

As es que la pregunta clave sera si estos hombres y mujeres funestsimos son malvados o psicpatas, es decir, saben lo que hacen? (mi respuesta es que s) o no son conscientes de ello. Cada lector puede dar su propia respuesta. Todos ellos y ellas son conocidos. Leemos sus declaraciones en los medios de comunicacin y algunos incluso trabajan con ellos. Vemos los comportamientos cuyas caractersticas describe Lowen desde hace aos y, adems, mantienen el delirio, o la farsa, de que esto es una democracia y de que ellos son los representantes democrticos legtimos.

Desde luego, seguir llamando democracia a esta situacin y esperar de esta gente alguna decisin razonablemente democrtica y que beneficie al inters pblico y a la mayora de los ciudadanos, en lugar de a los empresarios poderosos o de una clase particular, no es nada ms que una peligrosa ilusin que nos puede llevar al desastre. Slo podemos esperar de ellos, y de ellas, ms y ms sufrimiento y mentiras. Como dice uno de los personajes de El Roto: Os bajaremos los sueldos, os quitaremos derechos, nos llevaremos la pasta y adems nos votareis. Ese es el futuro que nos espera. A menos que despertemos. Todava estamos a tiempo.

Federico Aguilera Klink es Catedrtico de Economa Aplicada en la Universidad de La Laguna

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter