Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 21-10-2011

Los valores familiares: El rigor romano de los escuadrones de la muerte de Obama

Chris Floyd
Empire Burlesque

Traduccin del ingls para Rebelin por Sinfo Fernndez


No basta con que el Premio Nobel de la Paz asesine a ciudadanos estadounidenses sin cargos, sin juicio y sin previo aviso; tambin se dedica a matar a sus hijos, de la misma forma cobarde y a sangre fra.

La pasada semana, Abdulrahman al-Awlaki un adolescente estadounidense- acab despedazado en Yemen por un misil de un avin teledirigido estadounidense. El muchacho, al igual que su padre, Anwar al-Awlaki, no estaba acusado de delito alguno y mucho menos condenado y sentenciado. Por tanto, cul era su crimen? Perdi a su padre que haba tenido que esconderse de la intencin pblicamente afirmada de asesinarle por parte del Premio Nobel- y se march a buscarle.

Su bsqueda le llev a una de las zonas del Yemen donde hay grupos que se oponen al rgimen asesino que controla ahora el pas y masacra a sus propios ciudadanos a sangre fra con armas estadounidenses, dlares estadounidenses y el pleno apoyo del Nobel de la Paz y de su administracin tan amante de la paz y compuesta por pacficos pacifistas. La gente en esas regiones no slo en el Yemen sino por todo el mundo- est expuesta a una muerte instantnea y agnica de parte del valiente Nobel de la Paz, el de los audaces aviones robot, guiados por nobles guerreros recostados en cmodos sillones detrs de murallas y fortalezas a miles de kilmetros de distancia.

Y as fue que se apret un botn y los teledirigidos del Premio Nobel convirtieron a Abdulrahman, de 16 aos, y a su primo, de 17, en trozos humeantes de sangre coagulada. Los esbirros y strapas del Nobel difundieron despus la historia de que el muchacho era ya un hombre de pelo en pecho, sospechoso de ser militante. Fue, por supuesto, una consumada y deliberada mentira, pero funcion. La primera y nica- cosa que el pblico en general escuch acerca de este asesinato fue que otro sucio terrorista de los del trapo en la cabeza haba mordido el polvo, al fin y al cabo qu ms da?

La familia del muchacho tena un punto de vista algo distinto:

El muchacho estadounidense se march para buscar a su padre. Al saber que el Premio Nobel de la Paz le haba asesinado, intent volver con su familia. Pero se detuvo para comer con unos hombres, amigos de su padre, quiz? Quiz militantes? Quiz nada de eso? No podemos saberlo, porque el Nobel de la Paz y sus esbirros no se ponen a discutir con nadie sus arbitrarios asesinatos de personas sin que medie acusacin ni juicio.

Por tanto, a Abdulrahman le hicieron volar en pedazos. El soldado que puls el botn o apret la palanca de mando que dispar el misil se levant de su confortable silln y se meti en su confortable coche y condujo hasta su confortable hogar, donde, quin lo sabe?, quiz disfrut de una comida deliciosa con su mujer y sus nios, relajndose un poco despus con los ejercicios de la Nintendo. El pacfico Nobel de la Paz se fue luego de campaa electoral, en el intento de ampliar su misin de paz con otro mandato. Y el rgimen al que apoya en el Yemen con armas pacficas y dinero pacfico y pacficas perlas de sabidura acerca de la paz, sigue adelante asesinando a sus propios ciudadanos.

Me parece a m que el Nobel de la Paz, muy ridiculizado por algunos por su juvenil inexperiencia, por su escasa gravitas, est crecindose cada da ms en su papel imperial. El asesinato abierto y descarado de un ciudadano imperial seguido de la carnicera completamente gratuita perpetrada contra el hijo de la vctima- lleva el sello autntico de la antigua Roma. As es como hacan en los gloriosos das de los Cesares; as es como seguimos haciendo hoy. Todo lo viejo es nuevo otra vez. Ave, pacifista!

Chris Floyd es un premiado periodista estadounidense, autor del libro Empire Burlesque: High Crimes and Low Comedy in the Bush Regime. Durante ms de once aos estuvo escribiendo una columna poltica Global Eye para The Moscow Times y el St. Petersburg Times en Rusia. Ha trabajado tambin en Gran Bretaa para Truthout.org. Sus trabajos aparecen con regularidad en CounterPunch, The Baltimore Chronicle y Il Manifesto, as como The Nation, Christian Science Monitor, Columbia Journalism Review, The Ecologist y muchos otros.

Fuente:

http://www.chris-floyd.com/component/content/article/2176-family-values-the-roman-rigor-of-obamas-death-squad.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter