Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 23-10-2011

La declaracin de ETA no termina con la promocin de la violencia armada en Espaa, queda ALPHA 66

Iroel Snchez
La pupila insomne/Rebelin


Tres das despus de la Conferencia de Paz Internacional de San Sebastin, en la que varias personalidades internacionales reclamaron a ETA el cese definitivo de la violencia, y a los gobiernos de Espaa y Francia un dilogo, Euskadi Ta Askatasuna envi un comunicado a los peridicos Gara y Berria en que declar el cese definitivo de la actividad armada.

La sociedad espaola respira aliviada y con ella todas las personas que en el mundo creen en el camino pacfico para la solucin de los conflictos polticos.

Con el anuncio de ETA, slo quedara en Espaa una organizacin que promueve abiertamente la actividad armada en contra de un Estado reconocido internacionalmente. Se trata de ALPHA 66, que recientemente abri su sede en Madrid como filial de la organizacin que ha ejecutado numerosos actos violentos contra Cuba desde Estados Unidos. Algunas de las actividades de ALPHA 66 son descritas en la Enciclopedia del Terrorismo de Estado en las Amricas:

Asesinato de 2 pescadores y un miembro de las Tropas de Guarda Fronteras, ataques piratas a embarcaciones e instalaciones econmicas costeras e incluso el ametrallamiento de un albergue de estudiantes en la ciudad de Tarar, ocurrido el 19 de mayo de 1963, cuyos autores no fueron procesados por Estados Unidos, a pesar de reivindicar pblicamente el criminal hecho.

En la dcada de 1990 organizaron planes de atentados contra el Presidente cubano Fidel Castro; ataques piratas a embarcaciones pesqueras y al hotel Guitart Cayo Coco en tres oportunidades y efectuaron amenazas de bombas a representaciones cubanas en Mxico, Estados Unidos, Ecuador, Brasil, Canad, Puerto Rico.

Realizaron tambin un total de 6 infiltraciones de grupos terroristas armados, integrados principalmente por antisociales.

()

El 17 de febrero del 2001 fue detenido en Cuba Elizardo San Pedro Marn, quien por orientaciones de Alpha-66 y su llamado representante en Canad, Antonio Tang Bez, haba realizado amenazas a un embajador latinoamericano en Cuba y a representantes de agencias de prensa.

Felipe Batista, lder de la representacin ibrica de esta agrupacin, entrevistado el pasado 28 de septiembre por Diario de Cuba, una publicacin financiada por el gobierno espaol con 65 000 euros anuales, declar que ALPHA 66 aboga por una intervencin armada de exiliados en Cuba.

A diferencia de ETA, que ha actuado en la clandestinidad, ALPHA 66 en Espaa contacta con personas que reciben dinero de las autoridades espaolas y lejos de renunciar al empleo de la violencia lo promueve abiertamente en esos espacios que paga el contribuyente ibrico. Podra el gobierno espaol, afortunadamente liberado ahora de la violencia de ETA, ocuparse de esclarecer este asunto? El Cdigo Penal de Espaa describe como delito el enaltecimiento o la justificacin por cualquier medio de expresin pblica o difusin de los delitos de terrorismo o de quienes hayan participado en su ejecucin, o la realizacin de actos que entraen descrdito, menosprecio o humillacin de las vctimas de los delitos terroristas o de sus familiares, lo llama Apologa del terrorismo y establece para esos casos penas de uno a dos aos de prisin.

Fuente:http://lapupilainsomne.wordpress.com/2011/10/22/la-declaracion-de-eta-no-termina-con-la-promocion-de-la-violencia-armada-en-espana/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter