Portada :: Espaa :: Proceso en Euskal Herria
(el Pueblo quiere la paz)
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 24-10-2011

De lo que el Pas Vasco debe a ETA

Martxelo Otamendi
Berria

Traducido para Rebelin por Ramon Bofarull


El grifo del relato est abierto y, quienes lo han abierto, quieren que vierta un lquido monocolor. Durante los prximos aos la palabra relato ser trending topic en el diccionario de la poltica vasca. Relato por aqu, relato por all, pero nico. Y la apuesta por ese relato uniforme ser grande, muy grande; de la misma envergadura que el xito socioelectoral que obtenga la izquierda abertzale renovada. Es decir, cuanto mayor xito tenga la izquierda abertzale renovada, tanto ms duro ser el relato contra la historia de ETA y de la izquierda abertzale. Durante los ltimos diez aos, muchos han anunciado, poniendo mayor atencin en el argumento que les dictaban las vsceras que en el que les dictaba la cabeza, que, sin ETA, la izquierda abertzale quedara dbil y desnortada. Huelga decir que ese anuncio ha fallado y que sus tericos han quedado en ridculo.

Si la sociedad hubiera dado la espalda a la izquierda abertzale renovada, si la hubiera marginado en las elecciones, si la hubiera condenado a la nada, el relato no tendra gran importancia, ya que sera asumido por la propia sociedad. Pero no sucedi eso con Bildu ni parece que vaya a ocurrir con Amaiur [1]. Antes bien, la izquierda abertzale renovada est ms cerca que nunca de convertirse, por vez primera, en hegemnica, al menos en el espacio abertzale. Por eso toma fuerza el relato duro, el relato que quiere despedazar la historia de la izquierda abertzale. Se quiere pintar ese relato duro con brocha gorda, sin matices, que lo cubra todo. La sentencia de moda estos das es el Pas Vasco no debe nada a ETA. Urkullu [2] la ha recuperado entre las frases pronunciadas en el pasado por Imaz [3] y Egibar [4].

La historia de ETA, desde su creacin en el verano de 1959, es larga, tan larga como compleja. Qu ambiente haba en el Pas Vasco Sur cuando unos estudiantes decidieron constituir esa organizacin separatista y subversiva? El franquismo estaba en pleno apogeo, la oposicin en el exilio y, en el interior, apenas haba movimiento. Ni en Espaa ni en el Pas Vasco. Aqu, el PNV era casi la nica referencia, con escasa actividad por la represin. En desacuerdo con la actitud pasiva del PNV y con el objetivo de dar la vuelta a esa situacin, Txillardegi, Benito del Valle, Julen Madariaga y pocos ms crearon la organizacin ETA. Puede decirse, sin matiz de tipo alguno, que el Pas Vasco no debe nada a esos jvenes valientes, agitadores de la conciencia y del renacimiento del pas? Qu estaban haciendo en aquella poca los padres polticos de esos que les quieren quitar todo mrito?

Despus del surgimiento de ETA y, en algunos casos, como consecuencia de ste, naci en nuestro pas una cancin nueva, se renov la literatura, el teatro, la conciencia nacional, la reivindicacin obrera, las ikastola, la euskaldunizacin y la alfabetizacin Tan errneo como decir que no le debemos nada a ETA es asegurar que ese renacimiento lo cre ETA. Ambas afirmaciones son errneas. Pero es difcil negar que el surgimiento de ETA y las ilusiones y audacias que provoc empujaron a mucha gente a tomar conciencia y ponerse manos a la obra. Fue un agente indirecto, pero ese proceso se habra retrasado bastante sin ETA.

Muy diferente tarea es buscar, en la larga evolucin que ha experimentado ETA, la ETA del gusto de cada cual. La actividad de ETA tiene muchas estaciones (para bajar y para subir): el nacimiento (1959), Manzanas (1968), Carrero Blanco (1973), la muerte de Franco (1975), la Constitucin espaola (1978), las dos autonomas del Pas Vasco Sur (1979), la disolucin de ETApm, Yoyes (1986), Hipercor (1987), Argel (1988), Ordez (1995), Blanco (1997), Lizarra-Garazi (1998), Korta (2000), Aralar (2001), la T4 (2006), Uria (2008)

Mucha gente se ha bajado, con toda legitimidad, en alguna de esas estaciones. Por razones morales o polticas. Con todo el derecho. ETA levant gran simpata entre los sectores progresistas de Espaa y Catalua, que, con el tiempo y con algunos de los atentados realizados, perdi casi por completo.

Acaso carecemos de sangre en las venas para hacer el gran homenaje, como se merecen, en el Kursaal o en Euskalduna, a Txillardegi, Madariaga, Del Valle y dems, que, en pleno franquismo, en 1959, tuvieron la fuerza de crear aquel valiente movimiento, en un momento en que el abertzalismo tradicional estaba aletargado?

N. del tr.:

(1) Candidatura presentada a las inminentes elecciones al Congreso espaol que cuenta con el apoyo de la izquierda abertzale, Aralar, Eusko Alkartasuna y Alternatiba.

(2) Actual presidente del Euzkadi Buru Batzar (EBB), mximo rgano del PNV.

(3) Ex presidente del EBB del PNV y actual presidente de la empresa Petronor. Representante de la lnea ms proclive al acuerdo con los partidos de mbito estatal, el ex presidente espaol Felipe Gonzlez lleg a espetar que lo mejor que le ha pasado al Pas Vasco se llama Josu Jon Imaz.

(4) Presidente del Gipuzkoako Buru Batzar, mximo rgano del PNV en Guipzcoa, y opuesto a la lnea de Imaz y Urkullu.

Martxelo Otamendi es el director del diario Berria.

Berria, 23 de octubre de 2011

Fuente: http://berria.info/bereziak/konponbideari_begira/testua_ikusi.php?id=8178&mota=analisia



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter