Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 31-10-2011

Ilusin a la izquierda

Juan Manuel Arages
El peridico de Aragn


De unos meses a esta parte se vienen sucediendo, dentro del agobiante contexto de la crisis, algunos acontecimientos que nos han permitido a algunos esbozar una amplia sonrisa. En primer lugar fueron, y siguen siendo, las movilizaciones generadas a partir del 15-M, movilizaciones que nos han hecho repensar la idea de una sociedad profundamente anestesiada y desmovilizada. El encefalograma casi plano que mostraba la sociedad espaola, y que nos suma en la desesperanza, se troc en un inesperado e intenso proceso de movilizacin, que se encarg de lanzar a los cuatro vientos la conviccin de que otro mundo no solo es posible, sino indispensable. Nuestro pas se ha convertido, de modo inesperado y sorprendente, en punta de lanza de una movilizacin mundial. En segundo lugar, en Aragn y en otras partes de Espaa, pero especialmente en Aragn, se ha producido una alianza de la izquierda, de Chunta y de Izquierda Unida que, impensable hace unos meses, permite afrontar las prximas elecciones generales con la certeza de que la Izquierda de Aragn tendr representacin en Madrid.

Cuando Mesas de Convergencia lanz en Madrid, all a primeros de ao, un llamamiento para la unidad de la izquierda sobre la base de un programa de mnimos antineoliberal, probablemente ni los ms optimistas hubiramos apostado por candidaturas conjuntas en unas elecciones generales que, para aadir todava mayor dificultad, fueron adelantadas al mes de noviembre. Ciertamente, la iniciativa de Mesas de Convergencia no surgi con vocacin electoral inmediata. Nuestra idea era la de empezar a construir un polo antagonista plural que pudiera hacer frente a las agresiones que, desde los mercados y la banca, con la connivencia, en nuestro pas, de un gobierno empeado, por la va de los hechos, en desdecir toda su retrica social, se perpetraban contra la mayora de la poblacin. El nuestro era un proyecto a medio plazo con un objetivo tremendamente ambicioso: fraguar una amplsima alianza de la izquierda real.

Nuestro empeo sigue siendo el mismo. Sin embargo, la convocatoria anticipada de elecciones coloc en el primer plano de la agenda poltica la cuestin electoral. En Aragn, junto con otros compaeros y otras compaeras, decidimos, no sin cierto escepticismo, lanzar la propuesta a las fuerzas polticas de la izquierda, CHA e IU. Nuestro asombro fue creciendo a medida que las conversaciones avanzaban y se vislumbraba, gracias a una creciente complicidad de ambas formaciones, la posibilidad de xito. Por ello, la consecucin final del acuerdo entre ambas fuerzas, propiciado por una iniciativa que viene, y eso es importantsimo subrayarlo, de fuera de estas organizaciones, nos parece un hito poltico de gran importancia, tanto por el fondo como por la forma.

Pero, como deca, nuestro empeo sigue siendo el mismo. Con ser importante el 20-N, pues pudiera propiciar un grupo parlamentario de izquierda en Madrid que condicionara las polticas globales --he de decir que no soy de los agoreros que piensan en un triunfo por goleada del PP--, nuestro objetivo pudiera decirse que empieza el 20-N. Pues se trata, a partir de ese momento, de afianzar el nuevo modelo de hacer poltica que supone el proceso que se ha abierto en Aragn, con una fuerte participacin de la iniciativa social en la accin poltica de la izquierda, y de ampliar el espectro de alianzas, pues IU y CHA no agotan, de ningn modo, la pluralidad de la izquierda de nuestra comunidad. A partir del 20-N veremos si somos capaces de amalgamar ese polo antagonista que recorre nuestras calles, se apodera de nuestras plazas y da verdadero sentido a la palabra democracia.

Aunque sabemos que la tarea no ha hecho sino comenzar, algunos no podemos, ni queremos, ocultar la enorme satisfaccin que nos produce la alianza de la izquierda en Aragn. Este primer paso de convergencia abre una etapa de ilusin, en la que vamos a trabajar codo con codo gentes que hasta hace poco competan por un espacio electoral semejante y gentes que desde lo social no encontraban un referente poltico claro. Los tiempos no estn para bromas. CHA e IU, IU y CHA han sabido verlo y han dado un paso que responde con nitidez a las exigencias del momento y a los deseos de mucha gente que no entendamos la desunin tradicional de la izquierda, y menos en momentos tan delicados. Es tarea de todos aquellos y aquellas que pensamos en la necesidad de una respuesta desde la izquierda a la crisis que nos asola consolidar este proceso, convertirnos en protagonistas de lo que acontece, para devolver a la poltica la dimensin ciudadana y participativa que otros quieren negarle, haciendo buenos aquellos versos de Gabriel Celaya: "A la calle! que ya es hora/ de pasearnos a cuerpo/ y mostrar que, pues vivimos, anunciamos algo nuevo".

Fuente: http://www.elperiodicodearagon.com/noticias/opinion/ilusion-a-izquierda_710808.html

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter