Portada :: N. Chomsky
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 03-11-2011

Ocupemos el futuro

Noam Chomsky
La Jornada

Este artculo est adaptado de una pltica de Noam Chomsky en el campamento Ocupemos Boston (Occupy Boston), en la plaza Dewey, el 22 de octubre. Habl ah como parte de la Serie de Conferencias en Memoria de Howard Zinn, celebrada por la Universidad Libre de Ocupemos Boston. Zinn fue historiador, activista y autor de A Peoples History of the United States.


Pronunciar una conferencia Howard Zinn es una experiencia agridulce para m. Lamento que l no est aqu para tomar parte y revigorizar a un movimiento que hubiera sido el sueo de su vida. En efecto, l puso buena parte de sus fundamentos.

Si los lazos y las asociaciones que se estn estableciendo en estos notables eventos pueden sostenerse durante el largo y difcil periodo que les espera la victoria nunca llega pronto, las protestas de Ocupemos podran representar un momento significativo en la historia estadunidense.

Nunca haba visto nada como el movimiento Ocupemos, ni en tamao ni en carcter; ni aqu ni en ninguna otra parte del mundo. Las avanzadas de Ocupemos estn tratando de crear comunidades cooperativas que bien podran ser la base para las organizaciones permanentes que se necesitarn para superar las barreras por venir y la reaccin en contra que ya se est produciendo.

Que el movimiento Ocupemos no tenga precedentes es algo que parece apropiado, pues sta es una era sin precedentes, no slo en estos momentos sino desde los aos 70.

Los aos 70 fueron una poca decisiva para Estados Unidos. Desde que se inici el pas, ste ha tenido una sociedad en desarrollo, no siempre en el mejor sentido, pero con un avance general hacia la industrializacin y la riqueza.

Aun en los periodos ms sombros, la expectativa era que el progreso habra de continuar. Apenas tengo la edad necesaria para recordar la gran depresin. Para mediados de los aos 30, aunque la situacin objetivamente era mucho ms dura que hoy, el espritu era bastante diferente.

Se estaba organizando un movimiento obrero militante con el Congreso de Organizaciones Industriales (CIO) y otros y los trabajadores organizaban huelgas con plantones, a un paso de tomar las fbricas y manejarlas ellos mismos.

Debido a las presiones populares se aprob la legislacin del nuevo trato (New Deal). La sensacin que prevaleca era que saldramos de esos tiempos difciles.

Ahora hay una sensacin de desesperanza y a veces de desesperacin. Esto es algo bastante nuevo en nuestra historia. En los aos 30, los trabajadores podan prever que los empleos regresaran. Ahora, los trabajadores de manufactura, con un desempleo prcticamente al mismo nivel que durante la gran depresin, saben que, de persistir las polticas actuales, esos empleos habrn desaparecido para siempre.

Ese cambio en la perspectiva estadunidense ha evolucionado desde los aos 70. En un cambio de direccin, varios siglos de industrializacin se convirtieron en desindustrializacin. Claro, la manufactura sigui, pero en el extranjero; algo muy lucrativo para las empresas pero nocivo para la fuerza de trabajo.

La economa se centr en las finanzas. Las instituciones financieras se expandieron enormemente. Se aceler el crculo vicioso entre finanzas y poltica. La riqueza se concentraba cada vez ms en el sector financiero. Los polticos, enfrentados a los altos costos de las campaas, se hundieron ms profundamente en los bolsillos de quienes los apoyaban con dinero.

Y, a su vez, los polticos los premiaron con polticas favorables para Wall Street: desregulacin, cambios fiscales, relajamiento de las reglas de administracin corporativa, lo cual intensific el crculo vicioso. El colapso era inevitable. En 2008, el gobierno una vez ms sali al rescate de empresas de Wall Street que supuestamente eran demasiado grandes para quebrar, con dirigentes demasiado grandes para ser encarcelados.

Ahora, para la dcima parte del uno por ciento de la poblacin que ms se benefici de todos estos aos de codicia y engaos, todo est muy bien.

En 2005, Citigroup que, por cierto, ha sido objeto en repetidas ocasiones de rescates del gobierno vio el lujo como una oportunidad de crecimiento. El banco distribuy un folleto para inversionistas que los invitaba a poner su dinero en algo llamado el ndice de la plutonoma, que identificaba las acciones de las compaas que atienden al mercado de lujo.

Lderes religiosos, principalmente de la comunidad afroestadunidense, cruzaron el domingo el puente Brooklyn con lonas y tiendas para entregarlas a los miembros del movimiento Ocupa Wall Street, acampados en el corazn econmico de la ciudad de Nueva York. Foto Mike Fleshman

El mundo est dividido en dos bloques: la plutonoma y el resto, resumi Citigroup. Estados Unidos, Gran Bretaa y Canad son las plutonomas clave: las economas impulsadas por el lujo.

En cuanto a los no ricos, a veces se les llama el precariado: el proletariado que lleva una existencia precaria en la periferia de la sociedad. Esa periferia, sin embargo, se ha convertido en una proporcin sustancial de la poblacin de Estados Unidos y otros pases.

As, tenemos la plutonoma y el precariado: el uno por ciento y el 99 por ciento, como lo ve el movimiento Ocupemos. No son cifras literales pero s es la imagen exacta.

El cambio histrico de la confianza popular en el futuro es un reflejo de tendencias que podran ser irreversibles. Las protestas de Ocupemos son la primera reaccin popular importante que podran cambiar esa dinmica.

Me he ceido a los asuntos internos. Pero hay dos peligrosos acontecimientos en la arena internacional que opacan todo lo dems.

Por primera vez en la historia hay amenazas reales a la sobrevivencia de la especie humana. Desde 1945 hemos tenido armas nucleares y parece un milagro que hayamos sobrevivido. Pero las polticas del gobierno de Barack Obama y sus aliados estn fomentando la escalada.

La otra amenaza, claro, es la catstrofe ambiental. Por fin, prcticamente todos los pases del mundo estn tomando medidas para hacer algo al respecto. Pero Estados Unidos est yendo hacia atrs.

Un sistema de propaganda, reconocido abiertamente por la comunidad empresarial, declara que el cambio climtico es un engao de los sectores liberales. Por qu habramos de prestar atencin a estos cientficos?

Si contina esta intransigencia en el pas ms rico y poderoso del mundo, no podremos evitar la catstrofe.

Debe hacerse algo, de una manera disciplinada y sostenida. Y pronto. No ser fcil avanzar. Es inevitable que haya dificultades y fracasos. Pero a menos que el proceso que est ocurriendo aqu y en otras partes del pas y de todo el mundo contine creciendo y se convierta en una fuerza importante de la sociedad y la poltica, sern exiguas las posibilidades de un futuro decente.

No se pueden lanzar proyectos significativos sin una base popular amplia y activa. Es necesario salir por todo el pas e informara la gente de qu se trata el movimiento Ocupemos; qu puede hacer cada quien y qu consecuencias tendra no hacer nada.

Organizar una base as implica educacin y activismo. Educar a la gente no significa decirle en qu creer; significa aprender de ella y con ella.

Karl Marx dijo: La tarea no es solamente entender el mundo sino transformarlo. Una variante que conviene tener en cuenta es que si queremos cambiar al mundo ms nos vale entenderlo. Eso no significa escuchar una pltica o leer un libro, si bien eso a veces ayuda. Se aprende al participar. Se aprende de los dems. Se aprende de la gente a la que se quiere organizar. Todos tenemos que alcanzar conocimientos y experiencias para formular e implementar ideas.

El aspecto ms digno de entusiasmo del movimiento Ocupemos es la construccin de vnculos que se est dando por todas partes. Si pueden mantenerse y expandirse, el movimiento Ocupemos podr dedicarse a campaas destinadas a poner a la sociedad en una trayectoria ms humana.

Noam Chomsky es profesor emrito de Lingstica y Filosofa en el Instituto Tecnolgico de Massachusetts, en Cambridge (EEUU). Su libro ms reciente es 9-11: Was There an Alternative?

Fuente: http://www.jornada.unam.mx/2011/11/02/index.php?section=opinion&article=023a1mun

rCR



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter