Portada :: Europa :: El rapto de Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-11-2011

Festival antidemocrtico en el G20 de Cannes
Quin gobierna Europa?

Gorka Larrabeiti
Rebelin


De Cannes nos llega la noticia bomba de un clamoroso estreno: El FMI y la Comisin Europea enviarn inspectores antes de final de mes a Italia con el fin de monitorear la labor del gobierno de Berlusconi. Tras el sobresalto digno del mejor thriller que provoc el primer ministro griego, Yorgos Papandreu, al convocar un referndum sobre el segundo plan de ayuda a su pas, y despus de ver qu idea de ley, derecho e imperio tienen Merkozy, el FMI y la Comisin Europea, es hora de preguntarse qu se ha hecho hoy de la democracia en Europa. Dijo ayer el historiador Luciano Canfora: Esta Europa que dicta leyes a los gobiernos me recuerda mucho a la Santa Alianza de 1815, que intervena por todo el continente para aplacar revueltas, incluidas las de los patriotas italianos. Crean que tenan Europa bajo los pies, parecido a lo que hoy hacen los dirigentes de la UE y la BCE....

Tambin ha pasado ya a la historia de la democracia en Europa esta cita de Yorgos Papandreu: "Tenamos tres alternativas: la primera era catastrfica, convocar elecciones; la segunda era el referndum, y la tercera solucin era lograr un consenso ms amplio para sacar adelante el plan de salvamento". Al final, parece que se har realidad la tercera solucin: un gobierno de unidad nacional probablemente liderado por el expresidente del Banco Central Europeo Lucas Papademos, miembro de la Comisin Trilateral desde 1998.

Qu ritmo tiene esta guerra monetaria en Europa. En una entrevista del da 8 de julio, es decir, en pleno ataque a los bonos de Estado italianos, Berlusconi responda as a propsito de los rifirrafes que mantena con el ministro de Economa Giulio Tremonti, este s, dcil con "los mercados": "[...] Yo le recuerdo [a Tremonti] que la facturacin, en poltica, consiste en el consenso y los votos. A l el consenso no le interesa, a nosotros s [...]". Diciendo eso, Berlusconi demostr haberse quedado tan viejo como un actor de cine mudo en una pelcula sonora. Demostr no haber entendido que, desde el anuncio de la revolucin silenciosa del Semestre Europeo y el Pacto del Euro, los actores nacionales eran meras comparsas que deban ejecutar el guin que les impona el BCE. Trichet y Draghi le enviaron desde Frankfurt el nuevo guin democrtico (privatizaciones, despidos fciles, recortes en lo pblico), pero l insisti en querer seguir interpretando el populismo meditico que tantos xitos le ha dado desde 1994. Por ms fans que ha tenido Silvio Berlusconi, en Italia se espera desde hace ya meses un nuevo galn que sepa actuar sobriamente al frente del reparto de un nuevo gobierno de unidad nacional. El 2 de septiembre se propuso para el papel Mario Monti. Su currculum para este papel no tiene tacha: tiene amplia experiencia como Comisario Europeo, es Presidente europeo de la Comisin Trilateral y miembro del Grupo Bilderberg. El martes habr una mocin de confianza en el Parlamento italiano: podra ser la ltima escena de Berlusconi hasta que se convoquen elecciones.

Es chocante que en Italia se est reproduciendo la misma secuencia vista en Grecia. En caso de que el gobierno nacional no interprete a rajatabla lo que ordena la troika -FMI, BCE, UE- el gobierno entra en crisis y se nombra un gobierno de unidad nacional, al que tambin se le puede llamar de salvacin o de emergencia nacional, al frente del cual podra figurar un antiguo cargo del BCE o la Comisin Europea, a ser posible con experiencia en la Comisin Trilateral o el grupo Bilderberg. Este guin admite variaciones regionales. En Espaa, que en teora deba seguir a Portugal e Irlanda en la secuencia del rescate, no ha habido necesidad de ningn gobierno de unidad nacional porque gobierno y oposicin -eso que llaman el PPSOE- tardaron tan solo una semana, en pleno agosto, en ejecutar la regla de oro del equilibrio presupuestario que haban dictado Alemania y Francia, pese a que ello supona reformar nada menos que la Constitucin.

En Islandia, la historia es ligeramente diversa, aunque no cambia tanto como nos habra gustado. La contaba as Gunnar Skuli Armannsson, activista de ATTAC Islandia:

[...] Entonces tuvimos la protesta en invierno de 2008-2009, que result en unas elecciones en la primavera de 2009. Sucedi as: los socialdemcratas eran parte del viejo Gobierno, y ahora son parte del nuevo Gobierno tambin, pero en lugar de tener a los conservadores, ahora tienen a la Izquierda Verde como socios de gobierno, y tanto los socialdemcratas como la Izquierda Verde estuvieron prometiendo cosas muy buenas a la gente en la campaa electoral. Pero han roto todas sus promesas. De modo que los islandeses hemos aprendido, igual que los irlandeses, igual que los griegos y los espaoles, que cambiar el Gobierno no es la solucin. No importa que haya elecciones; no tienen ningn efecto en las polticas, porque es obvio que los bancos tienen el control. Da igual que gobiernen los conservadores, los socialdemcratas o la izquierda verde, la poltica es siempre la misma: salvar a los bancos y que el pueblo lo pague.

El socilogo italiano Luciano Gallino matiza mejor la diferencia entre los gobiernos conservadores y socialdemcratas: "Los laboristas britnicos, los socialdemcratas alemanes, los socialistas franceses, el Partido Democrtico en Italia o los socialistas espaoles han adoptado la misma perspectiva que sus adversarios, salvo que tienen una buena intencin ms: recoger a los heridos que vayan cayendo y socorrerlos, pero el camino, sustancialmente, es el mismo". En suma: da igual quin gobierne en apariencia, puesto que el verdadero gobierno -el Senado virtual le llama Chomsky- se ejerce desde lo alto, sobre y contra el pueblo. De sobra estn los Parlamentos, pues la oposicin real ha quedado, indignada, fuera de ellos.

Los ltimos dos nombramientos de altos cargos europeos dicen mucho de cmo y por qu se elige a los representantes europeos con mayor responsabilidad. Herman Van Rompuy, miembro tambin del Club Bilderberg y de la Comisin Trilateral, fue nombrado presidente del Consejo de Europa tras una cena secreta. El Observatorio Corporate Europe alerta ahora de qu conlleva el nombramiento del nuevo presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, cuyo currculum tambin habla solo: vicepresidente de Goldman Sachs International, miembro del Grupo Bilderberg, miembro de una lite bancaria internacional conocida como el Grupo de los Treinta, del que tambin forman parte Jacob Frenkel del JP Morgan Chase, E.Geral Corrigan de Goldman Sachs, Guillermo de la Dehesa Romero del Grupo Santander y David Walker de Morgan Stanley. Segn Corporate Europe, el Grupo de los Treinta, una organizacin del sector privado que ha tenido influencia considerable en el resultado de algunos de los debates sobre regulaciones de las ltimas dos dcadas, contribuy a la crisis de 2008 apoyando al grupo de cabildeo IIF, que promova el sistema de gestin de riesgo llamado Value at Risk.

La indignacin que atraviesa el mundo nace de una mayor conciencia de cmo opera el poder. Se saba que en la Unin Europea imperaban el conflicto de intereses y la falta de transparencia. Se saba del dficit democrtico de las instituciones europeas. Sin embargo, con la crisis bancaria, han salido a escena los verdaderos actores del gobierno mundial, expulsando a los fantoches. Lo que llaman democracia es, como demuestra la injerencia en la soberana de los pases cerditos -PIIGS-, neoliberalismo autoritario. Si decimos que en Europa hoy gobiernan el grupo Bilderberg, la Comisin Trilateral, el Frum de Davos o el Grupo de los Treinta nos toman por paranoicos. Digamos, pues, que gobierna Versalles. Pero desde la Casba, Tahrir y Sol, se ve La Bastilla cada vez ms cerca.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

rCR



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter