Portada :: Europa :: El capitalismo devasta Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-11-2011

Los latigazos del G-20
Grecia: muertes sin duelo

Miguel Romero
Viento Sur


Cuando Papandreu anunci que convocara un referndum sobre el llamado tercer rescate impuesto a Grecia por la troika (FMI, BCE, UE), escrib una nota con el ttulo Duelo a muerte en Grecia. Poco despus se confirm que el llamado gobierno griego que en realidad no gobierna apenas nada y est al borde de la cada- se ech atrs, obedeciendo a los latigazos que le han propinado los que tienen las llaves de la caja fuerte. No habr pues ese duelo en Grecia. Pero s habr muertes.

Las hay ya. Ha muerto, en primer lugar, la idea de Europa de los ciudadanos y todas esas milongas europestas que nos cuentan, o ms bien nos contaban antes de la crisis, cuando an podan quedar ingenuos que se las creyeran. El comportamiento de Merkel y Sarkozy hacia Grecia, en el contenido y en la forma, ha sido propia de un poder imperial frente a la rebelda de una colonia. Este imperialismo interior hacia los pases europeos de la periferia es uno de los productos de la crisis. Lleva razn la Comisin de Auditora de la Deuda Pblica de Grecia cuando la llama nueva ocupacin, por referencia a la ocupacin del pas por las potencias del Eje durante la 2 guerra mundial [http://www.vientosur.info/articulosweb/noticia/?x=4518]. Antes eran ejrcitos, ahora son mercados, pero antes y ahora estamos en una guerra, real no metafrica, y las opciones son rendirse o resistir.

Y no slo es un problema griego. Italia ha quedado sometida a un virreinato del Fondo Monetario Internacional y la UE, que vigilarn su poltica econmica, y obviamente su poltica general en todo lo que estime necesario. Que esta decisin se presente no como una imposicin, sino como la respuesta a una invitacin del gobierno italiano, forma parte de la farsa cada vez ms cnica que acompaa los rescates y sus antecedentes.

Ha muerto tambin cualquier ilusin en la posibilidad de participacin ciudadana en la poltica de la UE. Es muy significativo el pnico que han mostrado estos das las lites europeas respecto a un recurso poltico de tan pobre calidad democrtica y tan manipulable como un referndum organizado desde el poder. Ni siquiera admitan que los gobernantes griegos eligieran la pregunta y pudieran referirla al brutal tercer ajuste. La orden fue: si haba referndum, slo se admita una pregunta previamente manipulada por la Troika: salir o no de la zona euro, que bajo un eufemismo de alta poltica ocultaba el mensaje de que Grecia slo puede seguir en la zona euro, sometindose al "tercer rescate". Para apretar ms las tuercas, no recibira ni un cntimo hasta que quedara garantizado el sometimiento.

No hay alternativa, como proclam Margaret Thatcher hace ms de treinta aos. Es un signo de los tiempos que la fundadora del neoliberalismo siga inspirando hoy la estrategia de la UE frente a las resistencias sociales.

Hay que resaltar que los socialistas espaoles se han significado especialmente en su obediencia a las rdenes de la jefatura Merkel-Sarkozy, condenando el referndum y apoyando a los chantajes dirigidos contra el pueblo griego, no simplemente contra Papandreu. Adems, Zapatero se ha mostrado orgulloso por las felicitaciones que la solvencia y la credibilidad de su poltica econmica ha merecido de sus colegas del G-20, lo que habra permitido a Espaa evitar una intervencin a la italiana. En realidad, la nica diferencia entre Zapatero y Berlusconi que han valorado en el G-20 es que Zapatero ha hecho ya sus deberes (reforma de las pensiones, reforma constitucional) y Berlusconi no tiene apoyos suficientes para hacerlos. Que un poltico supuestamente de izquierdas presuma de estos logros slo le faculta para aspirar a un puesto en uno de esos consejos de administracin que aseguran retiros de lujo a ex-gobernantes. Diego Lpez Garrido, secretario de Estado para Asuntos Europeos, es un buen discpulo del an presidente: no ha tenido empacho en afirmar que los referendos no son adecuados para temas de poltica econmica, sino slo para reformas constitucionales. Hace apenas unos meses, form parte de la opinin unnime de su partido contra un referndum, precisamente sobre la reforma constitucional ZP-PP. As son los polticos profesionales.

Polticos profesionales como Papandreu, por ejemplo. Nadie sabe a estas alturas cules fueron sus objetivos cuando anunci la convocatoria del referndum. Creer que poda obedecer a un impulso democrtico era, por supuesto, una ingenuidad manifiesta. Pero pens que buscaba un duelo con el movimiento de resistencia, en un terreno que poda controlar, con la intencin de derrotarlo. Quizs no fue as y todo ha sido simplemente una maniobra para intentar situarse en buen lugar en un futuro gobierno de coalicin. O cualquier otro motivo oscuro. Parece que la aprobacin de la mocin de censura no ha resuelto sus problemas y le ha colocado al borde de la dimisin. Intentar volver dentro de un tiempo, por supuesto. En todo caso, no vale la pena especular con las motivaciones de, perdn por la autocita, un poltico socialista servil y cobarde, responsable de la situacin catastrfica en que se encuentra su pas.

Lo que parece claro es que ya nada impedir el consenso sumiso de las instituciones polticas griegas a favor de la aplicacin del tercer rescate. Tanto el PASOK como Nueva Democracia no valoran la deslegitimacin popular; slo buscan que los mercados les consideren solventes y crebles, como dira Zapatero. Confiemos en que el pueblo griego les haga pagar, ms pronto o ms tarde, un precio tan alto como merecen.

Toda la esperanza est el nuevo impulso del movimiento de resistencia en las grandes huelgas de los das 19 y 20 de noviembre. Hay que apoyarles. Y hay que escucharles.

Confieso que me ha sorprendido la unanimidad con que la izquierda griega rechaz el referndum y propuso como alternativa, mayoritariamente, la convocatoria de elecciones anticipadas. No consigo entenderlo, pero no cabe duda de que es un tema sobre el que hay que pensar, hablar, escuchar. En Europa, nada se ha ganado ms respeto que la rebelda del pueblo griego.

Hay que decir tambin que todo lo que ha ocurrido desde el da 1 debera contribuir tambin a la deslegitimacin de las instituciones europeas que han actuado con una brutalidad y una falta de respeto a la democracia que son la expresin fidedigna de la economa poltica del capitalismo. Debera. Que esta posibilidad se realice o no, est en nuestras manos.

Miguel Romero es editor de VIENTO SUR

Fuente:  http://www.vientosur.info/articulosweb/noticia/?x=4524 

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter