Portada :: Ecologa social
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-11-2011

Tener o no tener armas nucleares es una cuestin de seguridad y no un privilegio europeo
La historia nuclear de Israel

Joseph Massad
Global Research

Traducido del ingls para Rebelin por Germn Leyens


Cuntas veces hay que volver a contar esta historia? Es bien conocida en EE.UU., en Europa, en el mundo rabe, por cierto en todo el mundo. La prensa internacional ha estado informando al respecto desde finales de los aos sesenta. Los detalles histricos tambin son bien conocidos. En 1955, el presidente Dwight Eisenhower dio a Israel su primer pequeo reactor nuclear en Nahal Sorek; en 1964, los franceses construyeron para Israel su reactor nuclear mucho mayor, Dimona en el desierto Naqag (Nguev); en 1965, Israel rob 90 kilos de uranio enriquecido de EE.UU. a travs de sus espas en la compaa Nuclear Materials and Equipment Corporation en Pennsylvania; en 1968, Israel secuestr un barco liberiano en aguas internacionales y rob su embarque de 200 toneladas de xido de uranio. Israel tiene bombas nucleares desde principios de los aos setenta. A pesar de los entidos oficiales de EE.UU., se informa de Golda Meir, la cuarta primera ministra de Israel, se prepar a lanzar 13 bombas nucleares contra Siria y Egipto en 1973 y fue detenida antes de cometer ese acto genocida cuando Henry Kissinger emprendi el mayor puente areo de armas de la historia, a tiempo para invertir el curso de la guerra de 1973 (como inform al respecto la revista Time). Israel mantuvo durante dcadas una continua colaboracin en el rea de armas nucleares con el rgimen sudafricano del apartheid, que solo termin con el colapso de ese rgimen en 1994.

Desde entonces, expertos han calculado que Israel tiene ms de 400 artefactos nucleares, incluidas armas termonucleares en el rea de megatones, as como bombas de neutrones, armas nucleares tcticas, y bombas atmicas portables en maletas. Tambin tiene el sistema de misiles para lanzarlas con un alcance de 11.500 km (que llega ms all de Irn). Israel tiene tambin submarinos capaces de realizar ataques nucleares as como cazabombarderos jet que pueden lanzar la carga nuclear israel.

Israel incluso ha impedido diligentemente que sus vecinos lleguen a adquirir reactores nucleares para usos pacficos. Viol el derecho internacional al bombardear el reactor Osirak iraqu, que estaban construyendo los francesesen 1981, en una incursin no provocada a pesar de que el reactor se iba a utilizar, segn los gobiernos de Francia e Iraq, con fines pacficos. Israel tambin bombarde lo que los informes de inteligencia afirmaron era un reactor nuclear norcoreano en construccin en Siria en 2007. El Mossad israel tambin se ha vinculado al asesinato de numerosos cientficos nucleares egipcios, iraques e iranes durante dcadas. Israel se sigue negandose a firmar el Tratado de No Proliferacin Nuclear y se niega a permitir que los miembros del Organismo Internacional de Energa Atmica inspeccionen su reactor de Dimona.

Israel, un pas depredador y agresivo que desde su creacin ha lanzado constantemente ataques a todos sus vecinos, expuls a cientos de miles de personas, caus millones de refugiados palestinos, libaneses y egipcios, asesin a decenas de miles de civiles y utiliz armas prohibidas en todo el mundo (desde napalm a bombas de fsforo, para nombrar los casos ms notorios), sigue ocupando los territorios palestinos y al pueblo palestino en violacin del derecho internacional, est gobernado por una ideologa estatal racista fundacional antirabe y antimusulmana a la cual se adhieren sus dirigentes, estructuras e instituciones gubernamentales, as como su cultura popular y poltica y una serie de leyes. Por cierto, Israel no solo lanza permanentemente guerras contra sus vecinos sino que tambin insta a las potencias mundiales a invadir a esos vecinos, mientras auspicia campaas racistas de odio antirabes y antimusulmanas en EE.UU. y en toda Europa, aparte de integrar un racismo semejante en los planes de estudios de sus escuelas y universidades y en gran parte de su produccin cultural.

Polticas racistas

El protector de Israel, EE.UU., el nico pas del mundo que ha utilizado deliberadamente bombas nucleares contra poblaciones civiles, sigue defendiendo aquella decisin 66 aos despus del acto genocida, e inculca a su poblacin en sus planes de estudio en las escuelas y en los medios para que lo defienda. EE.UU. tambin se ha asegurado de que el arsenal nuclear de Israel no se discuta jams en el Consejo de Seguridad de la ONU a pesar de las persistentes propuestas que se han hecho durante dcadas para que se discuta. Por cierto, la insistencia de EE.UU. de mantener la capacidad nuclear de Israel como un secreto a voces se ha pensado, entre otras cosas, para mantener el flujo de la ayuda de EE.UU. a Israel, en especial porque una condicin legal clave para la recepcin de una ayuda semejante es que los pases receptores sean firmantes del Tratado de No Proliferacin Nuclear, que Israel se niega a firmar.

No obstante, EE.UU. e Israel, las mayores amenazas de la paz mundial y por cierto los peores belicistas desde la Segunda Guerra Mundial, insisten en decir al mundo que Irn, cuyo actual rgimen nunca invadi ningn pas (pero que s fue invadido por el Iraq de Sadam en 1981 a pedido de las ricas familias petroleras gobernantes del Golfo y sus patrocinadores estadounidenses y franceses), sera una amenaza para la paz mundial si llegara a poseer un artefacto nuclear.

Ante las polticas racistas de EE.UU. en cuanto a quin puede o no puede llegar a poseer armas nucleares (segn criterios raciales de si son europeos o de extraccin europea), hay que dejar en claro que la medida en la cual hay una carrera nuclear en Medio Oriente, es la fomentada por el belicismo de Israel y su posesin de semejantes armas de destruccin masiva. Si Medio Oriente ha de llegar a ser una zona libre de armas nucleares, el esfuerzo internacional por liberarlo de semejantes armas tiene que comenzar por Israel, que es el nico pas de la regin que las posee, y no por Irn que puede o no estarlas desarrollando.

Es obvio que el racismo del gobierno de Obama contra rabes y musulmanes no conoce lmites, pero para la gente de Medio Oriente (rabes, turcos, e iranes), los criterios racistas de Obama no son convincentes. Tener o no tener armas nucleares tiene que ver con la seguridad en lo que respecta a la gente de la regin, y no con privilegios raciales europeos. Aunque EE.UU. no tiene por qu temer a las armas nucleares israeles, los pases vecinos de Israel y sus poblaciones civiles han estado aterrorizados por ellas durante dcadas (y lo siguen estando); y con razn. Una vez que Obama aprenda esta leccin, la gente de la regin reconsiderar la credibilidad de EE.UU. respecto a su supuesta preocupacin por la proliferacin nuclear.

Joseph Massad es profesor asociado de Poltica e Historia Intelectual rabe Moderna en la Universidad Columbia en Nueva York.

Copyright Joseph Massad, Al Jazeera, 2011

Fuente: http://www.globalresearch.ca/index.php?context=va&aid=27612

rCR



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter