Portada :: Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 22-11-2011

Alemania
La polica espi a 330.000 ciudadanos en Dresde

Carmela Negrete
Diagonal

La polica alemana registr conversaciones y llamadas telefnicas para controlar a los antifascistas que se manifestaron en Dresde el pasado febrero.


Dresde es conocida por haber sido reducida a cenizas durante la Segunda Guerra Mundial por los Aliados en su lucha contra el nazismo. Cada febrero se renen en la ciudad miles de neonazis para recordar la tragedia, y de paso propagar su ideologa. Desde hace aos en Alemania existe un movimiento ciudadano en contra de estas marchas de la extrema derecha. Miles de personas se organizan por todo el pas y, en el fin de semana de la conmemoracin del bombardeo, acuden a mostrar su repudio a los propagadores de ideas racistas y excluyentes.

Una de las acciones clave son las sentadas pacficas y las cadenas humanas que impiden a los neonazis avanzar por la ciudad. Cuando cae la noche se producen altercados violentos en las calles. sta es la razn por la cual la polica de Dresde decidi el pasado febrero formar la llamada comisin especial 19/2. sta tendra el objetivo de encontrar a los culpables de la violencia callejera. Para ello, recogieron los datos de todas las comunicaciones de telefona mvil que se registraron en el sur de la ciudad el da 19 durante las manifestaciones. Casi un milln de comunicaciones fueron intervenidas y archivadas. Unos 330.000 ciudadanos fueron espiados, segn datos del propio Ministerio del Interior sajn. Habitantes, manifestantes, polticos, abogados, periodistas, todos sus datos fueron archivados junto con el lugar fsico en el que se encontraban en el momento de la comunicacin. Parte de las conversaciones fueron odas, tuvo que admitir el ministro de Interior alemn ante una investigacin del peridico TAZ.

Al parecer, la escucha de conversaciones telefnicas y el archivo de todos los movimientos comunicativos no era suficiente. La polica sajona oblig a las empresas de autobs que llevaron a los antifascistas a Dresde a rellenar un cuestionario en el que tuvieron que facilitar todos los datos de los pasajeros de los que disponan. Les preguntaron por sus datos personales, por el lugar de origen de los autobuses y las pausas que realizaron, pasando por informacin relativa a las pancartas que portaban los manifestantes o las conversaciones que mantuvieron durante el viaje.

Responsabilidades polticas

En las manifestaciones antinazis tomaron parte ms de 20.000 personas. Incluso el vicepresidente del Parlamento alemn, Wolfgang Thierse, de 67 aos de edad y miembro del Partido Socialdemcrata, particip. Al destaparse la operacin policial se mostr indignado por la recogida masiva de datos. Asimismo, la noche del 19 de febrero, despus de la manifestacin, fue registrada la sede del Partido de la Izquierda (Die Linke) con la acusacin de esconder material para atacar de forma violenta a los neonazis. El partido interpuso una denuncia que ha ganado, a falta de pruebas en su contra, y recibir una compensacin de 6.500 euros por los desperfectos causados que el estado de Sajonia tendr que pagarles.

Hasta ahora ha rodado una sola cabeza a causa del escndalo, la del presidente de la polica de Dresde, Dieter Hanitsch. El ministro de Interior, Markus Ulbig, del partido conservador CDU, fue quien orden su restitucin en junio. Polticos del Partido de la Izquierda han pedido en repetidas ocasiones la dimisin del titular de Interior.

Las consecuencias del espionaje de la marcha de Dresde continan. El fiscal de Sajonia orden en octubre el registro de los domicilios de dos activistas en Berln. Se llevaron sus ordenadores y telfonos mviles. Uno de ellos est acusado de haber llamado a la rebelin con un megfono a un grupo de 500 personas en contra de una manifestacin permitida, en referencia a la marcha neonazi. Tambin la casa del cura Lothar Knig, que particip en la contramanifestacin y critic pblicamente la actuacin de la fiscala de Sajonia, haba sido registrada semanas antes, el 10 de agosto.

El nico acusado hasta el momento por la fiscala de Sajonia es el diputado del partido de Die Linke, Andr Hahn. La fiscala no tuvo en cuenta su inmunidad y le acusa de haber dirigido el impedimento de una manifestacin permitida. Hahn asegurque volvera ahacerlo: Fue correcto oponerse por mtodos pacficos a una marcha de estas caractersticas. Los organizadores de la protesta antinazi planean una prxima cita el prximo 13 de febrero, en la cual volvern a formar cadenas humanas para impedir las marchas de la extrema derecha.

Fuente: http://www.diagonalperiodico.net/La-policia-espio-a-330-000.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter