Portada :: Chile
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 26-11-2011

Observatorio Poltico
La reaparicin de Krassnoff

Manuel Salazar Salvo


En un nuevo intento por presionar al gobierno del presidente Sebastin Piera y conseguir el indulto para militares condenados por graves violaciones a los derechos humanos durante la dictadura del general Augusto Pinochet, el alcalde de Providencia, coronel (r) Cristin Labb Galilea, encabez una convocatoria para rendir homenaje al brigadier (r) Miguel Krassnoff Martchenko, jefe de la brigada Halcn de la Direccin de Inteligencia Nacional, Dina, quien purga alrededor de 24 condenas que suman ms de 140 aos de presidio por torturas, asesinatos y desaparicin de personas entre 1973 y 1977.

La iniciativa surgi desde la Corporacin por la Justicia, la Verdad Histrica y el Respeto por el Estado de Derecho en Chile, entidad estrechamente vinculada a la Fundacin Augusto Pinochet, que convoc al Club Providencia el 21 de noviembre, a fin de rendirle homenaje y presentar la cuarta edicin del libro Miguel Krassnoff. Prisionero por servir a Chile, escrito por la historiadora Gisela Silva Encina, nieta del historiador Francisco Encina. El pretendido homenaje deriv en una masiva e indignada protesta, de ms de mil personas, que se congregaron en las afueras del Club Providencia reclamando por su realizacin, y acusando a los asistentes de ser cmplices de las violaciones a los derechos humanos ocurridas en la dictadura militar.

El alcalde Labb y Krassnoff son compaeros de generacin en su paso por la Escuela Militar. Ambos egresaron en 1967; el primero en el arma de caballera y el segundo en infantera. A esa promocin pertenecen tambin Cristoph Willeke, miembro del aparato exterior de la Dina y vinculado al asesinato del general Carlos Prats en Buenos Aires, en 1974; Germn Barriga, jefe de la brigada Lautaro de la Dina, encargada de exterminar a los dirigentes del Partido Comunista en 1976, quien se suicid lanzndose del 18 piso de un edificio en Las Condes, en 2005; Jaime Lepe, miembro de la brigada Mulchn, involucrado en el asesinato de Carmelo Soria, y ms tarde secretario personal de Pinochet; y Nelson Haase, jefe de la brigada Ongolmo e integrante de la Sociedad Pedro Diet Lobos, pantalla comercial de la Dina.

Krassnoff, que cumple en febrero 62 aos de edad, particip como teniente en el asalto a la casa presidencial de Toms Moro el 11 de septiembre de 1973 y luego, estuvo a cargo de los prisioneros de mayor rango recluidos en la Escuela Militar. All fue contactado por el entonces coronel Manuel Contreras Seplveda para que se incorporara como instructor, en las Rocas de Santo Domingo, del personal que se estaba reclutando para la naciente Dina. Los instructores, entre ellos Krassnoff y Labb, quedaron al mando del comandante Csar Manrquez.

Una de las primeras tareas de Krassnoff en la Dina fue contactar a Osvaldo Romo Mena, dirigente poblacional de la Unin Socialista Popular, Usopo, como informante a sueldo para la identificacin y bsqueda de los dirigentes del MIR en la zona oriente de Santiago, particularmente en las comunas de uoa, La Reina, Providencia y Las Condes. Romo afirm ante los tribunales de justicia que a comienzos de 1974 acompa a Miguel Krassnoff al Hospital Militar para identificar a un mirista que confundan con Miguel Enrquez, cuya identidad verdadera corresponda a la de Arturo Villabela.

Concluida la preparacin inicial en Santo Domingo, un grupo de los agentes de la Dina fue destinado al cuartel secreto de calle Londres 38, en pleno centro de Santiago, a cargo del mayor Marcelo Moren Brito. A sus rdenes operaban los oficiales Miguel Krassnoff, Fernando Lauriani, Ricardo Laurence, Ciro Torr, Gerardo Urrich, Manuel Crevic y Gerardo Godoy, cada uno al frente de un grupo. Krassnoff comandaba la Brigada Halcn, equipo integrado, entre otros, por Osvaldo Romo, Basclay Zapata, Italo Pino, el Negro Paz, el Cara de Santo y El Mueca. Numerosos testimonios entregados en los tribunales de justicia, en la Comisin de Verdad y Reconciliacin y en la Comisin Valech, sealan a Krassnoff como uno de los principales responsables de las torturas, muertes y desapariciones ocurridas en Londres 38, en el recinto secreto de Jos Domingo Caas -denominado Cuartel Ollage- y en Villa Grimaldi.

 

Los acusadores

 

Los acusadores de Krassnoff no han sido slo las vctimas, sus familiares, amigos y testigos de detenciones en los cuarteles de la Dina, sino tambin los ex agentes que la integraron, incluso varios de sus ms cercanos subordinados.

Uno de ellos, Basclay Zapata, fue careado con Krassnoff el 12 de mayo de 2004. En ese careo Zapata afirm que si particip en detenciones, fue porque se lo orden Krassnoff. Agreg que le pareca injusto aparecer planificando, ordenando y ejecutando detenciones y haciendo desaparecer detenidos. Pidi al brigadier Krassnoff que asumiera sus responsabilidades. En cuanto a las vctimas que le mencion el tribunal, Basclay Zapata asegur que a l nunca se le dijo el nombre de quien iba a ser detenido y se limitaba a conducir el vehculo con otros agentes de la Dina, aadiendo que esos operativos eran ordenados por Krassnoff. Los detenidos que condujo a Londres 38 eran puestos a disposicin de Krassnoff, jefe de los grupos. Agreg que tambin llev gente detenida a Villa Grimaldi y a Jos Domingo Caas, todo ello porque se lo orden Krassnoff.

Tambin oficiales de la Dina como Ricardo Laurence Mires, y colaboradores como Osvaldo Romo lo han sindicado como responsable de los crmenes por los que ha sido condenado, entre ellos los de Lumi Videla, Sergio Prez, Manuel Cortez Joo, Csar Negrete Pea, Marta Neira, Alfredo Rojas Castaeda, Jacqueline Droully, Jaime Vsquez Senz, Juan Molina Mogollones, Alejandro Avalos Davidson, Ren Acua Reyes, Hugo Ros Videla, Martn Elgueta Pinto, Agustn Martnez Meza, Luis Palominos Rojas, Antonio Llid, Luis San Martn Vergara, Muriel Dockendorff y Newton Morales Saavedra.

Marcia Alejandra Merino Vega, la Flaca Alejandra, declar que fue detenida el 1 de mayo de 1974 y trasladada hasta Londres 38, cuartel que fue cerrado a fines de agosto. El da 15 de ese mes fue llevada hasta Jos Domingo Caas, lugar en que Miguel Krassnoff la tortur, obligndola a colaborar. Agreg que en esa casa la ltima dependencia era la oficina de Miguel Krassnoff. La pieza de torturas estaba frente a ella.

Uno de los crmenes por los que est procesado Krassnoff es el de Diana Arn, una estudiante de periodismo, hija de judos de derecha que estaban en contra de Salvador Allende. Diana fue detenida en 1974 en la avenida Ossa, en La Reina. Sus padres le escribieron a Pinochet para saber su paradero. Nunca recibieron respuesta. La muchacha, embarazada, fue internada en el Hospital Militar, para recuperarse de heridas a bala. Krassnoff la sac de all para torturarla. Osvaldo Romo, antes de morir afirm que Diana fue ultimada por el capitn Krassnoff cuando ya no poda sacarle ninguna declaracin. Cuando torturbamos a Diana Arn, fui brutalmente apartado de mi trabajo y empujado violentamente por mi capitn Krassnoff que, completamente fuera de s, gritaba: A m no me vas a engaar y aunque tenga que matarte, me dirs la verdad, perra puta!, dirigindose a Diana. Krassnoff la agredi con tal brutalidad que le produjo una hemorragia Lo que ms me impact fue que Krassnoff sali de la sala de torturas con las manos ensangrentadas gritando: Adems de marxista, la concha de su madre es juda Hay que matarla, cont Romo.

Algunos ex agentes, como Juan Urbina Cceres, ex funcionario de Investigaciones adscrito a la Dina, han ido incluso ms lejos, sindicando a ciertos oficiales no slo como autores de torturas, asesinatos y desapariciones. Urbina declar ante la justicia: Yo me daba cuenta que la principal preocupacin de los jefes de los grupos operativos, tales como Krassnoff y Moren Brito, no era desarticular al MIR ni emprender acciones patriticas para salvar a los chilenos, sino que obtener utilidades de los operativos, apropindose de las remesas que en dlares reciba la gente del MIR del extranjero, que sumaban grandes cantidades.

Krassnoff y sus defensores, por su parte, han negado todo durante ms de veinte aos. Hoy, en cambio, parecen dispuestos a endosar las responsabilidades de sus crmenes a quienes fueron sus superiores militares. En una carta enviada a los asistentes al homenaje que se le rindi en el Club Providencia, el brigadier en retiro afirm: No me han llevado las autoridades a la crcel sino a un verdadero campo de prisioneros polticos. All enfrento un encierro inexplicable, junto a un determinado nmero de soldados, los cuales -a la poca de los hechos que constituyen las espurias acusaciones de inexistentes presunto ilcitos- ramos jvenes uniformados subalternos, ltimos eslabones de una larga y compleja cadena de mandos () Mis subalternos, mis camaradas y yo, que enfrentamos por ello gravsimas consecuencias personales -al igual que nuestras inocentes familias- actuamos en los sucesos de 1973 y aos inmediatamente posteriores conforme a rdenes, instrucciones, organizacin, mtodos y preparacin que nos haban sido concedidas e inculcadas por el propio Estado y sus autoridades polticas nacionales.

 

Slo fui analista

 

Las versiones entregadas a la justicia por Miguel Krassnoff Martchenko resultan sorprendentes, por decir lo menos. En una de ellas, emitida el 9 de junio de 1992, asegur que en abril o mayo de 1974 fue destinado, siendo teniente de ejrcito, a la Dina, como analista para estudiar y analizar documentacin subversiva, lo que haca en el cuartel general. Afirm que por ello no le corresponda participar directamente en detenciones u operativos. Trabajaba bajo las rdenes del coronel Manuel Contreras. Durante los tres aos que se desempe como analista fue unas cinco veces a Villa Grimaldi a retirar documentacin de trabajo, la estudiaba unos tres o cuatro das y su anlisis lo entregaba a Contreras. Insisti en que nunca particip en interrogatorios en Villa Grimaldi y jams tuvo contacto directo con alguna persona que estuviese all detenida.

En dichos del 31 de mayo de 1994, seal que en algunas oportunidades estuvo en el recinto de Londres 38, afirmando ignorar quin era el jefe, ni recordar haber visto all a Moren Brito. Insisti en que nunca interrog detenidos y algunas veces convers con ellos en su condicin de analista. Reiter que Villa Grimaldi no era un lugar secreto ni tampoco un lugar de exterminio de personas. Tampoco es efectivo que saliera de Villa Grimaldi en camioneta para regresar con personas detenidas. Slo particip, como analista, en dos o tres enfrentamientos: cuando fue asesinado el sargento Tulio Pereira, o cuando cay Miguel Enrquez. En careo con Rodolfo Concha Rodrguez reconoci que es posible que ste, que era su chofer, algunas veces hubiera trasladado a su seora a hacer compras y que algunos fines de semana se llevara el vehculo a su casa. En careo con Pedro Espinoza, frente a las aseveraciones de ste, en el sentido que Krassnoff no era analista y que, en cambio, tena responsabilidad de aprehender personas y llevarlas detenidas a Villa Grimaldi y responder por esos detenidos, expres que est confundido. En careo con Marcia Merino Vega la reconoci como una informante y dijo que le sorprenda que ella dijera que l torturaba y ordenaba torturar.

El 9 de septiembre de 1995, en tanto, afirm que no integr un grupo con Romo, Moren Brito y Basclay Zapata. Dijo no saber quin era el jefe en Villa Grimaldi. Aadi que en determinadas oportunidades tom contacto con algunas personas que se encontraban detenidas en trnsito en dicho recinto, para aclarar algunas materias relacionadas con documentacin subversiva. No tiene conocimiento que la Dina estuviera formada por grupos de funcionarios con nombres de pjaros u otras denominaciones. Insisti en que nunca trabaj con Marcelo Moren y que dependa directamente de Manuel Contreras, quien jams le dio orden de detener, torturar o hacer desaparecer personas y no sabe si Contreras imparti rdenes de esa naturaleza a otros funcionarios.

 

--------------

 

RECUADRO

El pasado familiar

 

Las mentiras de Krassnoff al parecer no slo se refieren a su paso por la Dina, sino tambin a su historia familiar, transformada casi en una leyenda por sus partidarios. No obstante, aquella historia tambin tiene detractores. El presidente de la comunidad juda en Chile, Gabriel Zaliasnik, en carta dirigida al diario La Segunda, escribi:

El seor Alfonso Mrquez de la Plata seala () que Miguel Krassnoff es descendiente de famosos cosacos. Su abuelo y su padre fueron colgados en la Plaza Roja por combatir el comunismo. La verdad histrica exige una importante rectificacin. Su abuelo Piotr Krasnow fue un criminal de guerra que dirigi a los Cosacos del Don, en Ucrania, siendo responsable de numerosas matanzas -pogromos- en contra de los habitantes judos de esas zonas. Junto a otros criminales cosacos () asesinan a cerca de 150 mil judos. Entre estas masacres destacan las de Kiev, Sarny, Ovruc, Tetiev, Cherkowsky y Proskurov. En esta ltima fueron asesinados 1.600 judos ucranianos, entre ellos toda la familia de mi abuelo paterno, quien emigr a Sudamrica como nico sobreviviente

Con el advenimiento de Hitler y particularmente con ocasin de la invasin nazi a la ex Unin Sovitica, Piotr Krasnow, en su calidad de lder cosaco, acuerda la incorporacin de unidades cosacas al bando alemn (). Entre dichos soldados se encontraba precisamente el padre del coronel (r) Miguel Krassnoff, Semeon Krasnow. En el ao 1944 la mayor parte de estos soldados se incorporan a las tropas de elite de Hitler, a cargo de la implementacin del genocidio contra el pueblo judo.

Al trmino de la segunda guerra mundial, tanto Piotr como su hijo Semeon Krasnow se entregan al ejrcito ingls, el que, en cumplimiento de los acuerdos de Yalta, los enva junto a otros prisioneros de guerra a la ex Unin Sovitica para su juzgamiento. Tanto el abuelo como el padre del coronel (r) Krassnoff son enjuiciados por crmenes de guerra, traicin a la patria y colaboracin con el enemigo, siendo condenados por el Tribunal Supremo de la URSS a la pena de muerte y ejecutados en definitiva por fusilamiento -no colgados- en el patio de la crcel de Lefortovo -y no en la Plaza Roja- en enero de 1947.

 

 

 

Publicado en Punto Final, edicin N 747, 25 de noviembre, 2011

[email protected]

www.puntofinal.cl

www.pf-memoriahistorica.org



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter