Portada :: Ecuador
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 17-04-2005

Quito: Desobediencia civil

Sally Burch
Alai-amlatina


La crisis poltica se agudiza en Ecuador, luego de que, en la noche del viernes 15 de abril, el Presidente Lucio Gutirrez ces la Corte Suprema, nombrada en forma irregular el pasado 8 de diciembre, y decret el Estado de Emergencia en el Distrito Metropolitano de Quito, suspendiendo libertades constitucionales y disponiendo que las fuerzas armadas controlen y mantengan el orden, argumentando que las movilizaciones ciudadanas habran alterado el orden interno.

La medida provoc el rechazo inmediato de amplios sectores de la poblacin y de la mayora de sectores polticos, mientras que las movilizaciones pacficas en defensa de la democracia prosiguieron en mltiples zonas de la capital, por tercera noche seguida, bajo el grito comn de "Lucio fuera". Si bien amplios sectores ciudadanos y polticos han venido presionando desde hace semanas para que el Congreso deje sin efecto el nombramiento inconstitucional de la Corte Suprema, no es atribucin del Presidente disolver otro poder del Estado. Frente a ello, se multiplican las voces que llaman a resistir a lo que se califica de dictadura. Desde ayer, incluso aquellos dirigentes de la oposicin moderada que limitaban su lucha a la cuestin de la Corte de facto, se han sumado a la demanda de renuncia de Gutirrez por sus gestos dictatoriales. Es el caso de Paco Moncayo, Alcalde de Quito, y de Ramiro Gonzlez, Prefecto de la Provincia de Pichincha, (donde se ubica la capital), ambos de la Izquierda Democrtica, quienes buscaron perfilarse como lderes de la resistencia en Quito.

Para el da de hoy (sbado 16), los diputados de los partidos de oposicin -que abarcan sectores polticos de las ms distintas tendencias polticas, desde el Movimiento Pachakutik hasta al Partido Social Cristiano- han llamado a que el Congreso se reinstale en sesin permanente, para tratar el tema de la Corte y derogar el decreto de emergencia.

Entre tanto, las presiones internacionales han entrado en juego. La Embajada Norteamericana emiti un comunicado en el que exhorta a las autoridades a mostrar moderacin y respetar los derechos civiles de todos los ciudadanos. Llama al dilogo poltico para resolver la crisis de la Corte Suprema, con miras a instaurar un sistema judicial independiente, y apela a asegurar el rgimen de derecho. Por su parte, los cancilleres de la Unin Europea, reunidos en Luxemburgo, se pronunciaron por un rpido retorno a la normalidad constitucional en el pas. Por su parte, el Presidente chileno, Ricardo Lagos, dio a conocer que suspende su visita oficial a Ecuador, previsto para el prximo martes, debido a la crisis interna.

Otro factor de peso es la actitud de las fuerzas armadas. Si bien Gutirrez, ex militar, se ha asegurado un alto mando afn, existe un creciente malestar entre las Fuerzas Armadas, que se agudiz con el regres al pas, hace 15 das, del ex presidente defenestrado Abdal Bucaram, luego de que la Corte de facto declar nulos los juicios por peculado en su contra. Incluso, cuando Gutirrez declar el Estado de Emergencia en la televisin, rodeado del alto mando militar, fue notable la ausencia del comandante del ejrcito, Luis Aguas, quien estara en desacuerdo con el decreto.

Si bien todos los sectores polticos, comenzando con el propio Gutirrez, declaran que su intencin es despolitizar la justicia, en la prctica cada cual pugna por tener sus intereses representados en la Corte Suprema. La decisin del Presidente de cesar la Corte de facto -compuesta de sectores cercanos al gobierno-, ha sido considerada como una movida para impedir que el Congreso deje sin efecto el nombramiento inconstitucional del 8 de diciembre -nica salida constitucional-, lo cual podra implicar dejar tambin sin efecto lo resuelto por sta, principalmente la anulacin de los juicios contra Bucaram, aliado del rgimen. Tampoco existe acuerdo sobre una nueva ley que establecera un mecanismo para nombrar la Corte, sin injerencias polticas.

Esta duplicidad e inercia es lo que ha provocado la ira ciudadana. Por lo mismo, en Quito, las protestas pacficas prosiguen, bajo formas novedosas. Del "cacerolazo" del mircoles, al "reventn" (de globos) del jueves, al "tablazo" del viernes, miles de personas han salido a las calles en las noches, a pie y en caravanas motorizadas, a protestar en forma pacfica y en un ambiente festivo: jvenes, mujeres, familias enteras con ancianos/as y nios/as.

La radio ha jugado un rol clave en esa convocatoria. Desde el da mircoles, la Radio la Luna, que tiene una tradicin de dar voz a la ciudadana, abri sus ondas en permanencia para invitar a los capitalinos/as a organizar protestas espontneas, por fuera de los liderazgos polticos y sociales tradicionales. Ello tuvo un efecto de irradiacin hacia otra decena de radios de la capital, que han establecido lneas abiertas para que la ciudadana exprese su inconformidad, y cadenas de noticias sobre las protestas.

El Decreto de Estado de Emergencia dej suspendidos los derechos de libertad de expresin y de asociacin y reunin pacfica, adems de la inviolabilidad del domicilio y de la correspondencia, y el libre trnsito en el territorio. Sin embargo, las movilizaciones han continuado, desafiando el decreto. A pesar de amenazas contra Radio de Luna, la radio sigue transmitiendo a la ciudad -y a Amrica Latina a travs del seal satelital de ALER-, rodeada de decenas de simpatizantes que se han movilizado para defenderla.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter