Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Revoluciones en el mundo rabe
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-12-2011

Libia y Siria como excusa
Cuando el izquierdista es un lobo para el izquierdista

Agustn Velloso Santisteban
Rebelin


Soy uno de los firmantes del manifiesto del 29 de noviembre, o quizs es del 4. Ya no recuerdo porque firmo manifiestos, declaraciones, llamamientos, apoyos, solidaridades, etc. a diario, o casi, tampoco estoy seguro.

Hasta hoy he considerado que todas esas firmas son inocuas, o sea, que no aaden dao alguno al que sufren las vctimas a que se refieren los textos que se distribuyen para firmar. Creo que todava puedo mantener este punto de vista aunque me estoy planteando no firmar ms porque veo que han pasado a ser un perjuicio para lo que queda de la izquierda y amenazan con darle la puntilla.

No creo que ningn manifiesto, etc. haya conseguido terminar con una injusticia, menos an con una agresin como la que hace referencia la penltima disputa entre izquierdistas, pero estoy seguro de que sta no ayuda nada a la labor de enfrentarse o al menos tomar postura ante aquellas.

La Biblia avis hace ms de dos mil aos de que la poltica divide al padre del hijo y al hermano del hermano. Se ve que entre la izquierda no se lee la Biblia o que algunos izquierdistas se dedican a la poltica.

El trabajo del izquierdista no consiste, ni siquiera si es un intelectual, en poseer la verdad, aunque ste deber apuntar hacia ella, sino que consiste en estar al lado del oprimido. Entre los defectos del izquierdista est el de creerse en posesin de la verdad. La derecha es ms humilde, o ms avispada, se dedica a identificar un problema y solucionarlo, tras una misin cumplida viene otra y as sucesivamente, somos testigos de ello.

Ahora que ese trabajo urge ms que nunca, tampoco veo en qu ayuda al oprimido que unos izquierdistas anden a la grea con otros izquierdistas por una frase de un manifiesto.

Si el izquierdista X hubiese pedido mi firma para apoyar explcitamente, por ejemplo, el ataque de la OTAN o de los Estados Unidos u otro pas imperialista contra Siria, Libia o Irn, no la hubiese obtenido de ninguna manera. Afortunadamente esto no lo he visto jams, espero que no suceda, no s si podra superar el disgusto.

Es cierto, como ha dicho alguien, que se firman manifiestos por afinidad, amistad y hasta sin leer. Supongo que la gente de izquierdas, como me ha pasado a m, no espera que el compaero X que adems tiene un historial reconocido- le enve un escrito para apoyar a la OTAN, sino que lo haga con un fin muy distinto. Esto no implica que el firmante ha de comulgar con todas y cada una de sus afirmaciones, valoraciones y propuestas, aunque s obviamente no secundar una barbaridad.

Es doloroso comprobar que las pocas energas que nos quedan se desperdician en crear grupos cada vez menos fuertes y en atacar a compaeros que merecen tanto el aplauso como la crtica, segn sus aciertos y sus fallos, pero no el ataque desde su propio bando aunque sea meramente verbal. Es que no hay un enemigo enfrente? Qu es lo que el oprimido en peligro espera de los izquierdistas a salvo: discusiones que le son ajenas o acciones de solidaridad?

Es igualmente cierto lo que se dice del sentido comn, gua fiel en tiempos turbulentos, pero de ninguna manera esto excluye el recurso a las voces que se consideran autorizadas. Esta consideracin no supone elevar a nadie a ningn altar y que yo recuerde no he visto a ninguno que tenga autoridad (alguna, la que sea) que ande exhibindola y pidiendo el reconocimiento de los dems, lo cual estara fuera de lugar y sera reprobable.

No es mucho ms izquierdista escribir algo con el fin de completar o corregir, perfeccionar en definitiva, lo que otros han escrito si se considera que est incompleto o incluso es errneo?

No tena pensado escribir sobre Libia ni sobre Siria. Cada uno tiene dos o tres reas de trabajo y las mas no estn ah. Yo me fo de la gente de izquierdas que saben de las suyas. Por tanto, lo que he hecho en estos ltimos meses, adems de dolerme de la ensima agresin imperialista y del decaimiento de la izquierda, es aplicar el sentido comn, pero sin ponerlo por escrito.

Por el sentido comn no tengo ni he tenido ninguna duda de que si las potencias occidentales, tanto en pareja, Francia e Inglaterra, o mediante coaliciones ms amplias, la ONU, la OTAN, con la aquiescencia de la Liga rabe o del sursuncorda, atacan a un pas, nada bueno puede resultar del ataque, nada.

Por lo mismo he tenido dudas, aunque me las he callado hasta ahora, de por qu a algunos les resulta necesario apoyar a Gadafi o a Bashar para oponerse a esos agresores. He visto que algunos izquierdistas han defendido al primero y otros han ido ms lejos.

Creo que han olvidado su colaboracin con las potencias occidentales en varios mbitos, principalmente en los criminales vuelos secretos, en la terrible poltica europea de emigracin y mediante algunos juegos mezquinos de corrupcin.

Los antiguos mritos de Gadafi, reconocidos en tiempos por Nelson Mandela entre otros, no son un salvoconducto sin fecha de caducidad, ni su asesinato una razn suficiente para incluirlo entre los mrtires de la izquierda. Si algunos estn prestos a criticar a sus compaeros porque tienen una destacada posicin entre la izquierda, tambin lo tendran que estar para criticar a los que ms destacan.

En cuanto al mrito por parte de la dirigencia siria de ofrecer dilogo a los opositores, cabe preguntarse por qu no ha dado lugar a un gobierno de unidad y defensa nacional para hacer frente a la injerencia que denuncia de cuya existencia no tengo duda tampoco, es el patrn de comportamiento del imperialismo- que excluya a los grupos de sirios que son aliados de las potencias occidentales, pero que incluya a los dems, por ejemplo al Comit Local de Coordinacin que, si no estoy equivocado, rechaza la intervencin extranjera.

Creo que no es tan importante para un izquierdista discutir sobre manifiestos y firmas para uso interno desconozco si los libios y los sirios los han solicitado-, sino no perder de vista que su papel principal, fuera de trasladarse a luchar junto a los oprimidos y agredidos de Libia, Siria, o donde sea si es por invitacin de stas-, est en luchar con sus medios contra el imperialismo, la agresin y la opresin y apoyarlas. Mejor si es sin tener que salvar a los que no lo merecen ni atacar a los de su propio bando.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter