Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-12-2011

USrael e Irn

William Blum
Information Clearing House

Traducido del ingls para Rebelin por Germn Leyens


No dan reposo, verdad? La preparacin de la mente estadounidense, de la mente mundial, para la prxima presentacin de gala de M&D Muerte y Destruccin. Las bombas revienta-bnkeres pesan ahora 14.000 kilos cada una, seis vez ms que el anterior delicioso modelo.

Pero los Amos de la Guerra todava quieren ser amados; precisan que les creas cuando dicen que no tienen otra alternativa, que Irn es la ltima amenaza para la vida como la conocemos, que no hay tiempo que perder.

La preparacin de las mentes fue igual de ferviente antes de la invasin de Iraq en marzo de 2003. Cuando result que Iraq no tena ningn tipo de arsenal de armas de destruccin masiva (ADM) bueno, nuestra elite del poder encontr otras justificaciones para la invasin, y no mir hacia atrs. Algunos recriminaron a Iraq: Por qu no nos lo dijeron? Queran que los bombarderamos?

En realidad, antes de la invasin estadounidense altos funcionarios iraques haban declarado claramente en repetidas ocasiones que no posean armas semejantes. En agosto de 2001, el vice primer ministro iraqu Tariq Aziz dijo al presentador de noticias Dan Rather en CBS: No poseemos ningunas armas nucleares, biolgicas o qumicas. [1]

En diciembre, Aziz declar a Ted Koppel en ABC: El hecho es que no tenemos armas de destruccin masiva. No tenemos armas qumicas, biolgicas, o nucleares. [2]

El propio Hussein dijo a Rather en febrero de 2003: Esos misiles fueron destruidos. No hay misiles que sean contrarios a la prescripcin de las Naciones Unidas [en cuanto al alcance] en Iraq. Ya no existen. [3]

Adems, el general Hussein Kamel, ex jefe del programa secreto de armas de Iraq, y yerno de Sadam Hussein, dijo a la ONU en 1995 que Iraq haba destruido sus misiles prohibidos y sus armas qumicas y biolgicas poco despus de la Guerra del Golfo Prsico de 1991. [4]

Existen otros ejemplos de funcionarios iraques que dijeron al mundo que las ADM eran inexistentes.

Y por si todava quedara alguna duda, el ao pasado Hans Blix, ex inspector jefe de armas de las Naciones Unidas, quien dirigi una caza de ADM en Iraq condenada al fracaso, dijo a una investigacin britnica de la invasin de 2003 que los que estaban 100% seguros de que haba armas de destruccin masiva en Iraq resultaron tener menos de 0% conocimiento de dnde podran estar las supuestas armas ocultas. Testific que haba advertido al primer ministro britnico Tony Blair en una reunin de febrero de 2003 as como a la secretaria de Estado de EE.UU. Condoleezza Rice en conversaciones separadas que Hussein podra no poseer armas de destruccin masiva. [5]

Aquellos que todava no tienen serias dudas sobre el conocimiento y comprensin de la poltica exterior estadounidense entre los medios dominantes, debieran considerar lo siguiente: A pesar de las dos revelaciones en los programas de Dan Rather en CBS, y las otras revelaciones mencionadas, en enero de 2008 el periodista de CBS Scott Pelley entrevist al agente del FBI George Piro, quien haba entrevistado a Sadam Hussein antes de su ejecucin.

PELLEY: Y qu le dijo sobre cmo haban sido destruidas sus armas de destruccin masiva?

PIRO: Me dijo que la mayor parte de las ADM haban sido destruidas por inspectores de las Naciones Unidas en los aos noventa, y que las que no haban sido destruidas por los inspectores fueron destruidas unilateralmente por Iraq.

PELLEY: l haba ordenado que fueran destruidas?

PIRO: S.

PELLET: Por qu entonces guardar el secreto? Por qu poner en peligro su nacin? Por qu poner en peligro su propia vida para mantener esa charada? [6]

EE.UU. e Israel se preparan para atacar Irn por su supuesto desarrollo de armas nucleares, lo que Irn ha desmentido en numerosas ocasiones. De iraques que advirtieron a EE.UU. que se equivocaba respecto a las ADM Sadam Hussein fue ejecutado, Tariq Aziz espera su ejecucin. Qu funcionarios iranes va a colgar USrael una vez que haya devastado su pas?

Hubiera importado si el gobierno de Bush hubiese credo totalmente a Iraq cuando dijo que no posea ADM? Probablemente no. Existe amplia evidencia de que Bush saba que era as, o por lo menos debiera haberlo sospechado seriamente; lo mismo vale para Tony Blair. Sadam Hussein no apreci suficientemente hasta qu punto eran psicopticos sus dos adversarios. Bush estaba determinado a vencer a Iraq, por el bien de Israel, por el control del petrleo, y para expandir el imperio mediante nuevas bases, aunque finalmente la mayor parte de sus intenciones no dio los resultados que esperaba el imperio; por alguna extraa razn, parece que el pueblo iraqu rechaz haber sido bombardeado, invadido, ocupado, demolido, y torturado.

Pero si Irn estuviera realmente preparando armas nucleares, hay que preguntar: Existe alguna ley internacional que diga que EE.UU., el Reino Unido, Rusia, China, Pakistn, e India tengan derecho a poseer armas nucleares, pero no Irn? Si EE.UU. hubiera sabido que los japoneses posean bombas atmicas lanzables, hubiese destruido Hiroshima y Nagasaki? El historiador militar israel, Martin van Creveld, ha escrito: El mundo presenci cmo EE.UU. atac Iraq, como result, sin motivo. Si los iranes no han tratado de producir armas nucleares, sera demencial. [7]

No puede ser repetido con suficiente frecuencia: El secreto para comprender la poltica exterior de EE.UU. no es ningn secreto. Sobre todo, hay que darse cuenta de que EE.UU. se esfuerza por dominar el mundo. Una vez que se comprende este hecho, desaparece gran parte de la aparente confusin, contraccin y ambigedad que rodean las polticas de Washington. Examinemos un mapa: Irn est directamente entre dos de las grandes obsesiones de EE.UU. Iraq y Afganistndirectamente entre dos de las mayores regiones petrolferas del mundo el Golfo Prsico y el Mar Caspio forma parte del cerco de las dos principales amenazas potenciales para la dominacin mundial de EE.UU. Rusia y China... Tehern no ser nunca un Estado cliente o una mascota obediente de Washington. Cmo podra resistir algn buen imperialista de Washington un objetivo semejante? Que vengan las bombas!

Excepcionalismo estadounidense Un informe

Los dirigentes de las potencias imperiales siempre se han dicho, y a sus ciudadanos, que su pas es excepcional y que su subyugacin de un pas extranjero deba ser vista como una misin civilizadora, una liberacin, la voluntad divina, y por cierto llevar libertad y democracia a ignorantes y oprimidos. Es difcil matar a mucha gente sin la pretensin de virtud. Me pregunto si este sentido del excepcionalismo ha sido arraigado con ms profundidad en algn otro sitio que EE.UU., donde es grabado en cada clula y ganglio de la consciencia estadounidense a partir del kindergarten. Si medimos el grado de adoctrinamiento (resistir la tentacin de utilizar la expresin lavado de cerebro) de una poblacin como la brecha entre lo que la gente cree que su gobierno ha hecho en el mundo y lo que son los verdaderos (extremadamente srdidos) hechos, el pueblo de EE.UU. es evidentemente el pueblo ms adoctrinado del planeta. El papel de los medios estadounidenses es, claro est, indispensable en este proceso. Trata de nombrar un solo peridico estadounidense o red de televisin que se haya pronunciado inequvocamente contra los ataques de EE.UU. contra Libia, Iraq, Afganistn, Yugoslavia, Panam, Granada y Vietnam. O incluso contra dos de ellos. Y si fuera uno? Cul de los medios dominantes expres verdadero escepticismo respecto a la Guerra contra el Terror en sus primeros aos?

Sobrecargado con un sentido de superioridad moral estadounidense, el Departamento de Estado juzga cada ao el mundo, emitiendo informes que evalan la conducta de todas las dems naciones, a menudo acompaados por sanciones de uno u otro tipo. Hay diferentes informes segn cmo cada pas inferior se ha desempeado el ao anterior en las reas de libertad religiosa, derechos humanos, la guerra contra la droga, el trfico de personas, y el contraterrorismo, as como manteniendo una lista de grupos terroristas internacionales. Los criterios utilizados en esos informes son sobre todo polticos, dondequiera sea aplicable; Cuba, por ejemplo, es siempre mencionada como apoyo del terrorismo mientras los grupos de exiliados anticastristas en Florida, que han cometido literalmente cientos de actos terroristas, no son mencionados como grupos terroristas.

Las causas de la enfermedad no son enteramente claras pero su recurrencia es una de las uniformidades de la historia: el poder tiende a confundirse con la virtud y una gran nacin es peculiarmente susceptible a la idea de que su poder es una seal del favor de Dios, confirindole una responsabilidad especial por otras naciones hacerlas ms ricas y felices, rehacerlas, es decir, en su propia brillante imagen. Ex senador de EE.UU., William Fulbright, The Arrogance of Power (1966)

Nosotros los estadounidenses somos un pueblo peculiar, elegido el Israel de nuestra poca; cargamos el arca de las libertades del mundo Dios ha predestinado, espera la humanidad, grandes cosas de nuestra raza; y sentimos grandes cosas en nuestras almas,

Herman Melville, White-Jacket [Chaqueta blanca o el mundo en un bosque de guerra] (1850).

Dios design a EE.UU. para salvar al mundo de cualquier manera que venga bien a EE.UU. Dios design a Israel para ser el nexo de la poltica para Medio Oriente de EE.UU. y cualquiera que quiera echar a perder esa idea es a) antisemita, b) antiestadounidense, c) favorable al enemigo, y d) terrorista. John le Carr, London Times, 15 de enero de 2003.

El neoconservadurismo sac provecho de los mitos histricos estadounidenses de inocencia, excepcionalismo, triunfalismo y Destino Manifiesto. Ofreci una visin de lo que EE.UU. debiera hacer con su poder global sin igual. En sus versiones mesinicas ms retricamente seductoras, refundi la expansin del poder estadounidense con el sueo de democracia universal. En todo esto, proclam que el mximo uso del poder estadounidense era bueno para EE.UU. y el mundo. Profesor de la Universidad de Columbia, Gary Dorrien, The Christian Century magazine, 22 de enero de 2007.

Para la mayora de sus ciudadanos, EE.UU. es excepcional, y solo es natural que discrepe de algunos estndares internacionales. Michael Ignatieff, columnista del Washington Post, Legal Affairs, mayo-junio de 2002.

Teniente coronel Ralph Peters, US Army War College, 1997: Nuestro pas es una fuerza por el bien sin precedente.

Thomas Barnett, US Naval War College: Las fuerzas armadas de EE.UU. son una fuerza por el bien global que no tiene igual. The Guardian (London), 27 de diciembre de 2005.

John Bolton, futuro embajador de EE.UU. en las Naciones Unidas, escribiendo en 2000: Por su estatus singular, EE.UU. no podra ser limitado legalmente o restringido de alguna manera por sus obligaciones en los tratados internacionales. EE.UU. necesita ser desvergonzado, no apologtico, tener inflexibles hegemonistas constitucionales estadounidenses para que sus altos responsables tengan libertad para usar la fuerza unilateralmente.

Condoleezza Rice, futura secretaria de Estado de EE.UU., escribiendo en 2000, se mostr igualmente desdeosa ante el derecho internacional. Afirm que en busca de su seguridad nacional EE.UU. ya no tiene que guiarse por nociones de derecho y normas internacionales o instituciones como las Naciones Unidas porque est del lado correcto de la historia Z Magazine, julio/agosto de 2004.

El presidente [George W. Bush] dijo que no quiere que otros pases dicten trminos o condiciones para la guerra contra el terrorismo. En algn punto, puede que seamos los nicos que queden. Lo encuentro bien. Somos EE.UU. Washington Post, 31 de enero de 2002.

Reinhold Niebuhr lo entendi hace medio siglo: Lo que persiste y promete dolor sin fin es nuestra conviccin de que la Providencia ha llamado a EE.UU. para que instruya a toda la humanidad en su peregrinaje hacia la perfeccin. Andrew Bacevich, profesor de relaciones internacionales, Universidad de Boston.

Al comentar sobre el sermn moral de Woodrow Wilson a sus colegas europeos en la conferencia por la paz de Versalles despus de la Primera Guerra Mundial, Winston Churchill seal que le costaba creer que los emigrantes europeos, que llevaron a EE.UU. las virtudes de los pases de donde provenan, hubieran dejado atrs todos sus vicios.

The World Crisis, Vol. V, The Aftermath, 1929

Observad una repblica, que gradual pero seguramente se convierte en el factor moral supremo para el progreso del mundo y el rbitro aceptado en las disputas del mundo.

William Jennings Bryan, secretario de Estado de EE.UU. bajo Woodrow Wilson, In His Image (1922)

El editor de Newsweek, Michael Hirsch: Los aliados de EE.UU. tienen que aceptar que un cierto unilateralismo de EE.UU. es inevitable, incluso deseable. Esto involucra sobre todo la aceptacin de la realidad del supremo poder de EE.UU. y el aprecio sincero de cun felices histricamente son de estar protegidos por una potencia relativamente tan benigna. Foreign Affairs, noviembre de 2002.

Colin Powell, hablando ante la Convencin Nacional Republicana, 13 de agosto de 1996: EE.UU. es un pas que existe por la gracia de una divina providencia.

Los medios estadounidenses siempre tienen una aceptacin subyacente de la mitologa del excepcionalismo estadounidense, que todo lo que EE.UU. hace, es la mejor ltima esperanza de la humanidad. Rahul Mahajan, autor de: The New Crusade: America's War on Terrorism, y Full Spectrum Dominance

El problema fundamental es que los estadounidenses no respetan a nadie fuera de s mismos, dijo el coronel Mir Jan, portavoz del Ministerio de Defensa Afgano. Dicen: Somos el Dios del mundo, y no nos consultan. Washington Post, 3 de agosto de 2002.

Si tenemos que usar la fuerza, es porque somos EE.UU.! Somos la nacin indispensable. Tenemos la frente en alto. Vemos ms lejos hacia el futuro. Madeleine Albright, secretaria de Estado de EE.UU., 1998.

La gente que gusta de algo semejante pensar que es algo que le gusta.

Notas

CBS Evening News, August 20, 2002 ↩

ABC Nightline, December 4, 2002 ↩

60 Minutes II, February 26, 2003 ↩

Washington Post, March 1, 2003 ↩

Associated Press, July 28, 2010 ↩

60 Minutes, January 27, 2008. Vea Tambin: Fairness and Accuracy in Reporting [FAIR] Action Alert, February 1, 2008 ↩

New York Times, August 21, 2004↩

 

William Blum es autor de Killing Hope: U.S. Military and CIA Interventions Since World War II, Rogue State: a guide to the Worlds Only Super Power y West-Bloc Dissident: a Cold War Political Memoir. Para contactos: [email protected]

Fuente: http://www.informationclearinghouse.info/article29880.htm



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter