Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-12-2011

Afganistn: ocupacin con beneficio econmico?

Hedelberto Lpez Blanch
Rebelin


El panorama de Afganistn no puede ser ms desastroso despus de cumplirse el pasado octubre, 10 aos de la invasin y ocupacin de su territorio por fuerzas estadounidenses y de la OTAN bajo el pretexto de que Osama Bin Laden y la organizacin Al Qaeda eran los responsables del atentado contra las torres gemelas ocurrido el 11 de septiembre de 2001.

En la continuacin de esa agresiva poltica y con el propsito manifiesto de apoderarse del control geopoltico del Asia Central, del Medio Oriente y de los ricos yacimientos petrolferos de Irak, en 2003 bombardearon y ocuparon esa nacin rabe y ahora, en 2011, lo hicieron en Libia.

La inmensa mayora de la poblacin afgana vive en la ms profunda pobreza, la hambruna resulta crnica en una vida catalogada por muchos inhumana y bajo la presin de las tropas ocupantes.

La permanencia de las tropas norteamericanas en Afganistn, les ha costado a los contribuyentes estadounidenses alrededor de 1,25 billones de dlares. Miles de soldados de la OTAN (incluyendo a estadounidenses) han perecido o resultaron heridos de gravedad en los constantes combates y atentados.

Pero el que ms ha sufrido es el pueblo afgano. De sus 30 millones de habitantes, 10 millones estn desocupados; el 85 % son analfabetos; la carencia de agua potable y alcantarillado es casi total en el amplio territorio; el 55 % de los nios padecen malnutricin y a diario mueren 600 infantes por enfermedades evitables.

Aunque no hay cifras exactas, se estima que ms de 100 000 civiles han muerto por la metralla de la OTAN. El informe Tendencias Globales 2010 de la Asociacin de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) seal que "tres de cada diez refugiados en el mundo son de Afganistn, con el 96 % de ellos ubicados en Pakistn y la Repblica Islmica de Irn".

Las promesas de reconstruir el pas despus de la invasin han quedado solo en los discursos de sus ocupantes. Un pequeo hospital que se levant en Kabul se encuentra sin techo, con las caeras de agua tupidas y atencin asistencial nfima.

Sin embargo, el dinero sigue fluyendo para tratar de mantener la presencia extranjera y una gran parte se gasta en los miles de empleados occidentales (tanto militares, civiles y contratistas-mercenarios) cuyos sueldos son 200 veces superiores a los de cualquier trabajador nacional.

La otra millonada esta dirigida a la militarizacin del Estado para tratar de mantener el control del pas cuando Estados Unidos y la OTAN disminuyan sus tropas. El Washington Post inform que "la coalicin liderada por Estados Unidos ya entreg en 2010, 22 000 vehculos, entre ellos 514 nuevos todoterrenos, carros blindados, 44 aviones y helicpteros, 40 000 armas y decenas de miles de radios y otras piezas de equipos de comunicaciones" a un costo de 2 700 millones de dlares.

Las plantaciones de amapolas, para producir opio se han extendido por el territorio. El 25 % del PIB unos 2 500 millones de dlares- del gobierno precedido por Hamid Karzai, corresponde a la produccin de droga. El narco estado afgano (numerosos informes destacan el control y la participacin de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) en el negocio) abasteci en 2009, el 92 % el opio y la herona al mundo - el 85 % al mercado europeo y 35 % del estadounidense.

El gobierno norteamericano, por encima de estos gastos, vicisitudes, bajas mortales y problemas internacionales que se le han creado por esas invasiones, mira con garras de guila las perspectivas geopolticas y econmicas millonarias que a la larga puede obtener en el pas asitico.

En cuanto a la geopoltica, si logra pacificar el pas, podra romper el control que Rusia mantiene sobre el transporte petrolero; debilitar a ese pas en la regin y disminuir la influencia que ostenta sobre Asia Central; impedir la reunificacin euroasitica bajo Mosc.

Asimismo, limitar la influencia econmica, poltica y cultural de Irn y China en la zona; rodear militarmente a Irn y establecer bases cercanas a la frontera con China.

En el orden econmico, un reciente informe del Servicio Geolgico de Estados Unidos (USGS) sobre la prospeccin desarrollada en los dos ltimos aos en 24 zonas afganas, resulta impresionante.

El diario The New York Times y la televisin Rusia Today, al citar fuentes de USGS, indicaron que el yacimiento de Zarkashan, en la provincia de Gazni, contiene cobre y oro por valor de 30 000 millones de dlares, adems de los depsitos de zinc, aluminio, azufre y wolframio.

El de la zona fronteriza entre las provincias de Kandahar y Zābul podra contener 28 469 200 kilos de cobre, 724 010 de molibdeno, 9 067 de plata y 682 de oro. En la frontera entre las provincias de Zābul y Baghlan se detect la presencia de aluminio (4 535 000 kilos), y el situado entre las provincias de Kandahar y Lawgar tiene 16 880 000 kilos de cobre y 600 000 de cobalto.

El encontrado en Bamyan, provincia de Bagln, poseen 226 000 millones de kilos de hierro. En el de Badajshn, frontera afgana con Tayikistn, existe abundante presencia de lazurita, wolframio, oro, aluminio, zinc, hierro y azufre.

Los especialistas estiman que el pas posee ms de 130 000 millones de kilos de mrmol, adems de la presencia de tierras raras, niobio, uranio y torio, en primer lugar.

Segn las fuentes citadas, esto es solo una pequea porcin de los descubrimientos geolgicos obtenidos.

Ahora el problema principal es cmo controlar a las diversas tnias afganas, que cuentan con un tradicional y amplio expediente de lucha contra los invasores, para al final intentar aduearse de las riquezas minerales de Afganistn.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter