Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 11-12-2011

Cuaderno de Viajes
Materialismo dialctico y religin: El conflicto permanente

Pedro Jos Madrigal Reyes
Rebelin


la vida difusa es la realidad tangible una vida indeterminada e intranscendente; la vida difusa es el inicio de un final que nunca lleg, de uno que nunca existi De una realidad, de un momento que no comenz PJMR

El materialismo -dialctico e histrico- como ciencia fundamental en la que se originan las ideas poltico-econmicas ms avanzadas, en cuanto son el ingrediente necesario para la consecucin de formas superiores de relaciones sociales, y de hecho las que dominan la vanguardia del pensamiento objetivo encaminado a subvertir la realidad envolvente derivada del idealismo propio, inherente y/o instrumentalizado por capitalismo -y todos los sistemas de dominacin anteriores diseado al efecto por las clases dominantes-, ya no solo como elemento determinstico, sino y especialmente, como instrumento de dominacin de la voluntad colectiva que se revela como enemigo fundamental de la dominacin detentada por los grupos de poder ubicados por encima de la soberana de los estados.

Debe de atenderse que a lo largo de la historia, todos aquellos sistemas caracterizados por la acumulacin monstruosa de capital en unas pocas manos, han requerido de las religiones como elemento de persuasin para lograr mantener y prolongar las relaciones sociales derivadas de esa forma de tenencia de los medios productivos, para ello se valen de la conquista hegemnica de los valores culturales heredados en el pasado mediante las armas, el imperialismo, el colonialismo, hoy a travs de los medios de comunicacin de masas- y del sentido comn que en gran medida est determinado por lo que la sociedad entienda como bueno o malo, es decir, del dualismo religioso que coloniza el pensamiento y que intoxica los procesos del razonamiento desde edades tempranas De hecho, esta conquista es la que explica en ltima instancia el porqu sujetos con una gran preparacin educativa, que les hace disponer de los elementos para cuestionar los dogmas religiosos, siguen atrapados en los mismos, de all que se deduzca en nuestro caso- que e l cristianismo lleg por la espada, se qued por las armas y se perpetu por la toma de los valores culturales iniciada por la inquisicin misma; es as que nuestras creencias no son ms que la realidad tangible de la prolongacin de la colonizacin el pensamiento q ue an sufrimos y que no hemos desterrado

Las religiones se basan en la negacin de la razn en favor de la supremaca de la FE el dogma que todo lo explica sin explicar absolutamente nada- R ecordemos que las religiones en general, son formas de dominacin cuya lgica discurre inversa al materialismo histrico..., o lo que es lo mismo, su lgica (por decirlo de alguna manera) es que la realidad material fluye desde el ideal dios-; que al ser aceptada como una cuestin inobjetable se acepta implcitamente que somos esclav os de un orden superior que desconocemos y al que est subordinada la materia; atindase que la relacin con dios fue determinada por sociedades esclavistas de la edad de piedra y que esa es la razn ltima de que esa relacin sea en condiciones de amo-siervo, amo-esclavo... Adems, la forma en que entienden discurre la realidad hace que la misma no pueda ser estudiada, entendida, explicada, transformada o revolucionada; para esta lgica desta la material es insustancial, carente de procesos activos y condicionales... He all la gran utilidad de la FE para los poderosos.

El objetivo de esa sumisin a lo intangible... es evitar el pensamiento crtico y objetivo -base fundamental de nuestra ideologa, recordemos que el socialismo es la lgica materialista que es en s misma es el paso previo para alcanzar la conquista de los valores culturales desplazados por la religin tambin medios de comunicacin de masas- hacia la derecha, y que debe de ser entendida como el paso fundamental para la construccin de la sociedad sin clases- como ya apuntaran los grandes tericos...; ms an, ponernos al servicio y bajo la voluntad de quienes son entendidos como intermediarios de lo terrestre ante lo divino..., y que resultan en rgano de la suprema forma de dominacin empleada por los poderoso en contra de los pueblos...

Es importante destacar que el materialismo filosfico no niega la existencia de dios, pues este si existe, es una idea que resultante de la actividad perpetua de la materia, pero en modo alguno se trata de un sujeto creador En ese sentido, al tratarse de una idea fundamentada en la fe, encaminada a llenar los vacios de la incomprensin del entorno, difcilmente ser desterrada del ideario colectivo S disipada. As, es nuestro deber como militantes del materialismo dialctico, disponer y poner los medios necesarios al alcance de las masas, para que cada sujeto sea capaz de llegar a sus propias conclusiones... desde la objetividad que emana del pensamiento crtico

En el sentido socio-poltico, las religiones judeocristianas son en s mismas organizaciones fascistoides, antidemocrticas, intrnsecamente totalitarias..., como tales deben de ser combatidas; pues es su funcionalidad hacer del hombre esclavo de dogmas ubicados fuera de la razn, y no cabe su reforma para la obtencin de nuevos formas de entenderlas, pues su elemento fundamental siempre estar ubicado fuera de la lgica del pensamiento objetivo; sin olvidar que la finalidad ltima es la de disipar la voluntad revolucionaria y emancipadora propia de los empobrecidos, y con ello conseguir la inamovilidad del orden de distribucin establecido; esta frase explica ese propsito:

() A Dios, lo que es de Dios; al cesar lo que es del cesar ()

Nota:

* Este es un documento escrito e indito de hace algunos aos que recupero para ustedes

* El autor es militante del FSLN

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter