Portada :: N. Chomsky
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 11-12-2011

Cumbre del clima en Durban
Marchando hacia el precipicio

Noam Chomsky
La Jornada


Una tarea de la Convencin Marco sobre Cambio Climtico de Naciones Unidas, que en la actualidad est teniendo lugar en Durban, Sudfrica, es extender las decisiones polticas previas, limitadas en alcance y solamente parcialmente aplicadas.

Estas decisiones se remontan a la Convencin de 1992 de la ONU y al Protocolo de Kyoto de 1997, al que Estados Unidos rehus unirse. El primer periodo de compromiso del Protocolo de Kyoto termina en 2012. El ambiente ms o menos general anterior a la conferencia fue capturado por The New York Times en un titular: Asuntos urgentes, pero bajas expectativas

Conforme los delegados se renen en Durban, un informe sobre un nuevo resumen actualizado de sondeos realizados por el Consejo de Relaciones Exteriores y el Programa sobre Actitudes Polticas Internacionales (PIPA, por sus siglas en ingls) revela el pblico de todo el mundo y de Estados Unidos dice que sus gobiernos deben dar a una prioridad ms alta al calentamiento global y apoyan vigorosamente acciones multilaterales para atenderlo.

La mayora de los ciudadanos estadunidenses est de acuerdo, aunque el PIPA aclara que el porcentaje ha estado declinando durante los ltimos aos, de forma que la preocupacin de Estados Unidos es significativamente ms baja que el promedio mundial 79 por ciento, en comparacin con 84 por ciento-.

Los estadunidenses no perciben que hay un consenso cientfico acerca de la necesidad de accin urgente sobre el cambio climtico... Una gran mayora piensa que se ver afectada personalmente eventualmente por el cambio climtico, pero slo una minora cree que est siendo afectada ahora, contrariamente a la opinin de la mayora de los dems pases. Los estadunidenses tienden a subestimar el nivel de preocupacin de otros estadunidenses.

Estas actitudes no son accidentales. En 2009 las industrias de energa, apoyadas por el cabildeo corporativo, lanzaron varias grandes campaas que arrojan dudas sobre el casi unnime consenso cientfico sobre la severidad de la amenaza de calentamiento global inducido por los seres humanos.

El consenso solo es casi unnime porque no incluye a los muchos expertos convencidos de que las advertencias acerca del calentamiento global no son suficientemente fuertes, y por el grupo marginal que niega por completo la validez de la amenaza.

La cobertura habitual de este problema, dijo, se basa en lo que se llama mantener un balance: la abrumadora mayora de los cientficos en un lado, y los negadores en el otro. Los cientficos que emiten las advertencias ms sombras son ignorados en su mayor parte.

Un efecto de esto es que escasamente una tercera parte de la poblacin de EEUU cree que existe un consenso cientfico sobre la amenaza del calentamiento global, mucho menos que el promedio mundial, y radicalmente inconsistente con los hechos.

No es un secreto que el gobierno estadunidense est arrastrando los pies en cuanto a asuntos climticos. Los pblicos de todo el mundo han criticado en gran parte la forma en que Estados Unidos est manejando el problema del cambio climtico, segn el PIPA. En general, Estados Unidos se percibe ampliamente como el pas que ha tenido el efecto ms negativo sobre el ambiente del mundo, seguido por China. Alemania ha recibido las mejores calificaciones.

A veces es til, para tener una perspectiva de lo que est ocurriendo en el mundo, adoptar la posicin de observadores extraterrestres inteligentes que contemplan las extraas ocurrencias en la Tierra. Observaran, asombrados, que el pas ms rico y poderoso en la historia del planeta ahora encabeza a los lemmings en su alegre avance hacia el precipicio.

El mes pasado, la Agencia Internacional de Energa Atmica (AIEA), formada en 1974 a instancias del secretario estadunidense de Estado Henry Kissinger, emiti su informe ms reciente sobre el acelerado incremento de las emisiones de carbono provenientes del uso de combustible fsil.

LA AIEA calcul que si el mundo sigue avanzando por su ruta actual, el presupuesto de carbono se habr agotado para 2017. El presupuesto es la cantidad de emisiones que puede mantener el calentamiento global en un nivel de 2 grados Celsius, considerado el lmite de seguridad.

El economista en jefe de la AIEA, Fatih Birol, dijo: La puerta se est cerrando... Si no cambiamos la direccin ahora en cuanto a cmo usamos la energa, terminaremos ms all de lo que los cientficos nos han dicho que es el mnimo (de seguridad). La puerta se habr cerrado para siempre.

Tambin el mes pasado, el Departamento de Energa estadunidense inform acerca de las cifras de emisiones para 2010. Las emisiones aumentaron en la mayor cantidad registrada hasta ahora, cit la Associated Press, lo que significa que los niveles de gases de invernadero son ms elevados que el peor de los escenarios posibles anticipados por el Panel Internacional sobre Cambio Climtico en 2007.

John Reilly, codirector del Programa sobre Cambio Climtico del Instituto de Tecnologa (IPCC, por sus siglas en ingls) de Massachusetts, dijo a la Ap que los cientficos han considerado, en general, que las predicciones del IPCC pecan de conservadoras a diferencia del pequeo grupo que negadores que atraen la atencin pblica-. Reilly inform de que el escenario del peor de los casos estaba aproximadamente a la mitad de los clculos de posibles resultados dados a conocer por cientficos del MIT.

A medida que estos ominosos informes se daban a conocer, el diario Financial Times dedic una plana entera a las optimistas expectativas de que Estados Unidos podra llegar a ser independiente en cuanto a energa durante un siglo con la nueva tecnologa para la extraccin de combustibles fsiles estadounidenses.

Aunque las proyecciones son inciertas, informa el Financial Times, Estados Unidos podra pasar de un salto sobre Arabia Saud y Rusia para convertirse en el mayor productor del mundo de hidrocarburos lquidos, contando tanto el petrleo crudo como los lquidos ligeros de gas natural.

De ocurrir este feliz suceso, Estados Unidos podraconservar su hegemona mundial. Ms all de algunos comentarios sobre el impacto ecolgico a escala local, el Financial Times nada dijo acerca de qu tipo de mundo emergera de esas emocionantes perspectivas. La energa es para quemarse, y que se lleve el diablo al ambiente global.

Prcticamente todos los gobiernos estn dando al menos pasos vacilantes para hacer algo acerca de la catstrofe que se avecina. Estados Unidos est la cabeza en esto al revs-. La Cmara de Representantes de Estados Unidos, dominada por los republicanos, ahora est desmantelando las medidas ambientales introducidas por Richard Nixon, que en muchos aspectos fue el ltimo presidente liberal.

Este comportamiento reaccionario es una de muchas seales de la crisis de la democracia estadunidense durante la generacin pasada. La brecha entre la opinin pblica y la poltica pblica ha crecido hasta convertirse en un abismo en asuntos centrales del debate poltico actual, como el del dficit y los empleos. Sin embargo, gracias a la ofensiva propagandstica, la brecha es menos de lo que debera en el asunto ms serio de la agenda internacional hoy en da, y posiblemente en la historia.

Se puede perdonar a los hipotticos observadores extraterrestres si llegan a la conclusin de que al parecer estamos infectados por algn tipo de locura letal.

(El libro ms reciente de Noam Chomsky es 9-11:Was there an Alternative?)

*Chomsky es profesor emrito de Lingstica y Filosofa en el Instituto Tecnolgico de Massachusetts.

Fuente: http://www.jornada.unam.mx/2011/12/10/opinion/022a1mun

rCR



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter