Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 11-12-2011

Cuando el nmero 2 acta como el nmero 1

Sal Landau
Progreso Semanal


A fines de noviembre, las fuerzas de la OTAN (fundamentalmente norteamericanas) volaron a 24 soldados pakistanes en la frontera afgana. A alturas del 30 de noviembre, ni el Pentgono ni la Secretaria de Estado Hillary Clinton haban aceptado la culpabilidad, pero estaban investigando y lamentando lo sucedido.

Sin embargo, al siguiente da, manifestantes iranes invadieron y destruyeron propiedades en el complejo de la embajada britnica en Tehern y retuvieron brevemente a parte del personal diplomtico. Londres y Washington expresaron indignacin.

Obama, no obstante, no expres sentimiento alguno acerca de la conducta policial en New York y otras ciudades y sedes universitarias donde oficiales de polica (no de bajo nivel) golpearon y rociaron con gas pimienta a ciudadanos norteamericanos desarmados y no violentos que ejercan su derecho a la expresin y reunin libres. Ni tampoco mandatarios norteamericanos o britnicos se han excusado jams por organizar el golpe de estado conjunto de 1953 que depuso al presidente electo iran y lo reemplaz por un Sha pro-norteamericano; por cierto, una ddiva para las compaas petroleras norteamericanas y britnicas.

En aquellos la economa norteamericana creci y lo que era bueno para General Motors era bueno para el pas. El bipartidismo prevaleca en el Congreso! Las acereras eructaban humo, las lneas de ensamblaje vomitaban autos antes de los das del cinturn de xido, antes de la globalizacin.

Tras dcadas de cambios, sin embargo, ni la retrica ni la poltica norteamericanas han concordado con la realidad material.

La fuerza militar norteamericana sigue siendo la mayor del mundo, pero eso no ha protegido al pas de serias disfunciones econmicas y polticas. El bipartidismo se ha evaporado con las capas de ozono. La recesin ahora cuatro aos mayor- ha significado la devastacin para decenas de millones de desempleados, sin hogar, sin atencin mdica sin esperanza.
Pero no as para el presupuesto militar bueno, an no.

El presidente contina expandiendo los compromisos imperiales de la nacin. Lo escuchamos advertir acerca de la falta de dinero para efectuar las reparaciones necesarias en la infraestructura mientras lo vemos marchar al mismo tiempo con audacia hacia nuevas y costosas obligaciones internacionales. Semanas antes del mortal error en Pakistn, Obama comprometi al pas a emplazar ms tropas en Australia para enfrentar la amenaza china (como si la hubiera!). El pacto defensivo anti-misil para, presumiblemente, contrarrestar (futuro distante) la amenaza iran a Europa acarre la promesa rusa de emplazar sus misiles cerca de Polonia. El nuevo acuerdo de seguridad USA-Medio Oriente involucra a la menos democrtica de las naciones Arabia Saudita.

El Congreso no nota esta asimetra entre su generosidad en consignaciones militares y su abstinencia con respecto a la precaria infraestructura nacional. El Congreso acord con el presidente que los niveles previos de gasto gubernamental no podan continuar en el caso de las escuelas, hospitales y servicios sociales. Muchos miembros quieren recortar la Seguridad Social y Medicare. No encuentran fondos para llegar a la orilla; algunas ciudades incluso se han declarado en bancarrota.

Qu es lo que pasa en el pensamiento de los polticos de Washington? La Guerra Fra se acab hace tiempo, el mundo se tambalea con la recesin, pero el pensamiento estratgico norteamericano ignora estos elementos. Todava somos el nmero uno, sigue siendo el axioma de la retrica oficial. Las estadsticas, sin embargo, revelan el dramtico declive del predominio norteamericano en educacin, salud pblica y bienestar social as como un no menos dramtico incremento en la pobreza y en la distribucin desigual de la riqueza.

Similarmente, el alza de las economas indias y chinas parece haber bloqueado la conciencia estratgica de los polticos y congresistas norteamericanos.

W Bush comenz con la aprobacin del Congreso- dos guerras basadas en la nocin del abrumador podero norteamericano. El costo en vidas humanas y dinero todava esta por calcularse. Pero Obama no poda sencillamente retirarse dbil, gritaran sus oponentes. Y as el conflicto contina, y como es natural, en la guerra cosas feas suceden como el fuego amigo que mata a 24 pakis.

Hey, Pakistn fue desobediente. No hizo frente comn contra el Talibn. Su servicio de inteligencia incluso cooper con nuestro enemigo en Afganistn. Pnganse en forma o de lo contrarioorden el almirante Mullen, jefe del Grupo Directivo Conjunto. Es que nadie se dio cuenta de que China ha empezado a ayudar a Pakistn?
Acaso los analistas de Washington piensan que los Estados Unidos pueden seguir matando pakistanes, enviando drones letales e invadiendo sus terrenos para ejecutar a nuestros enemigos (Osama bin Laden)? Decenas de millones de pakistanes, incluyendo altos oficiales militares, empiezan a gritar basta. Un influyente general del ejrcito, Ashfaq Nadeem, acus a la OTAN de armar un acto deliberado de agresin.

El 29 de noviembre. Pakistn se retir en seal de protesta de un encuentro programado en Alemania para discutir el futuro de Afganistn. Cerr las rutas de abastecimiento que los Estados Unidos y la OTAN utilizan para las tropas y las operaciones en el bloqueado Afganistn.

El objetivo del encuentro era forjar un esfuerzo conjunto para estabilizar Afganistn al tiempo que las fuerzas de combate de la OTAN inicien su retirada en el 2014. De hecho, el gobierno pakistan ha cuestionado la cooperacin futura con los Estados Unidos, la OTAN en el tema de Afganistn. (Aif Shazad y Sebastian Abbot, AP Noviembre 29).

La poltica norteamericana descansa en falsos presupuestos. Washington ha decidido que Pakistn no tiene otra opcin que obedecer al aliado que le ofrece ayuda. Los chinos, sin embargo, comprenden las posibilidades que han de abrirse para ellos mientras Washington marcha al ritmo de la ignorancia imperial.

China ha desplazado recursos y consejeros a Pakistn, incluyendo expertos nucleares. Washington no parece darse cuenta de un declive que el resto del mundo puede ver en su otrora indisputable dominio mundial. No puede mantener su propia casa en buenas condiciones pero an acta como si pudiera doblegar a otras naciones. Los 24 soldados pakistanes muertos pudieran convertirse en el smbolo del fin del imperio norteamericano.

Fuente: http://progreso-semanal.com/4/index.php?option=com_content&view=article&id=4093:cuando-el-numero-2-actua-como-el-numero-1anbsp&catid=3:en-los-estados-unidos&Itemid=4



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter