Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 15-12-2011

Resistan a los cantos de sirena sobre la excepcionalidad estadounidense
El gran engao

Chris Floyd
The Empire Burlesque

Traducido del ingls para Rebelin por Sinfo Fernndez


La campaa presidencial estadounidense va ya a toda marcha. (En realidad, no se detiene nunca; la codicia y la trifulca salvaje entre diversas almas en estado de deterioro que se esfuerzan para conseguir una breve temporada de dominio y potestad para quitar la vida prosiguen cada da sin tomarse un respiro). Durante los prximos meses vamos a vernos sometidos a una riada de retrica cada vez mayor y ms estruendosa acerca de la nica, incuestionable y divinamente ordenada bondad de EEUU. (Y de cmo la otra parte trata de destruir o degradar esta preciosa singularidad moral).

Esta retrica vendr tanto de los radicales extremistas empeados en machacar la sociedad, irrisoriamente llamados conservadores en nuestro sistema poltico parecido a una feria, como de los reaccionarios defensores de un sistema sanitario para las elites y del belicismo asesino irrisoriamente conocidos como progresistas. (Y, desde luego, de los bien alimentados, de suaves maneras y confortablemente adormecidos ciudadanos conocidos como centristas).

A todos los estadounidenses se les adoba en esas mentalidades desde que nacen, y cada da se les va reforzando en ella a travs de la maquinaria ms poderosa y dominante de la historia, con enormes presiones sociales y a travs del peso muerto de la tradicin. Incluso los cnicos ms endurecidos podran sentir los movimientos de la respuesta atvica a esos cantos de sirena entretejidos en la estructura de la psique estadounidense.

Para esos casos, recomiendo una lectura de los dos artculos que les reseo a continuacin. Les ayudarn a recordar la realidad encubierta por toda esa mierda de apretar botones y agitar la psique de esos miserables infelices en bsqueda del poder.

En primer lugar, un notable artculo del London Review of Books, en el que se detalla el testimonio personal de un nio un nio- al que vendieron a cambio de aos de cautividad y tortura a manos de los orgullosos defensores de los valores estadounidenses, esos a los que se nos dice siempre que debemos honrar. Es la historia de Mohammed el Gorani, un adolescente del Chad nacido en Arabia Saud, cuya piel negra le convirti en blanco especial de sus captores para los agujeros del infierno de los gulag de Kandahar y Guantnamo.

Al no poder adquirir formacin profesional o educacin superior a causa de los virulentos prejuicios del aliado incondicional de EEUU, a la edad de 14 aos, el Gorani se fue a Pakistn para aprender informtica e ingls. Dos meses llevaba en ello cuando los matones de la seguridad pakistan lo agarraron y se lo enviaron como un fardo a sus amos estadounidenses, ansiosos de cuerpos clidos con los que llenar el nuevo gulag:

Mohammed el Gorani pas casi aos en Guantnamo. Sus captores supieron casi desde el principio que era un nio inocente y no un terrorista. La nica prueba que le mostraron fue un papel que probaba que haba estado implicado con al-Qaida en Londres, en 1993, cuando era un nio de seis aos que limpiaba los parabrisas de los coches en Arabia Saud. Pero, qu les importaba eso? Sus captores eran mquinas: solo estaban siguiendo rdenes, haciendo su trabajo, de la misma forma y manera que cada facttum en cada sistema brutal a lo largo de la historia.

Oh, pero aquellos eran los viejos das malos, podran decir algunos. (A pesar del hecho de que el gulag de Guantnamo sigue an operativo, junto a otras instalaciones similares conocidas y desconocidas- por todo el planeta). Hoy, se nos dice que somos afortunados por estar siendo gobernados por un dirigente ms humano, ms amable y ms listo. Claro que no es perfecto, pero, quin lo es? Y OK, quiz, puede que al final sea el menor de dos males. Pero, desde luego, cualquier persona seria y espabilada sabe que hay una diferencia cualitativa y profunda entre Barack Obama y su predecesor, y todos aquellos que les puedan sustituir, verdad?

Para aquellos cuyo atavismo partidista o nostalgia- pudieran revolverse ante esos argumentos, les insto a leer este potente y desgarrador ensayo de Arthur Silber. Es uno de los mejores resmenes acerca del horror moral que impregna nuestro sistema poltico y del despreciable arribista que est ahora al frente- que he visto nunca. Aqu van unos cuantos extractos, pero no hagan trampas, hganme el favor de leerlo entero.

El asesino dijo:

Observen el video del enlace que se incluye arriba. Es muy instructivo, especialmente la expresin de Obama cuando aade: O a quienquiera que quede all. Habla de asesinato, pero las palabras son despreocupadas y superficiales: este es un asesino tan acostumbrado a matar que habla de sus vctimas pasadas y futuras de forma intercambiable, y en trminos aproximados. Solo a quien quiera que quede all. Quiere estar seguro de que saben que, en su momento, va a ordenar que les maten. Su cara carece de expresin, sus ojos parecen los de un muerto. Ese es un hombre sin alma en modo alguno sano o decente. Asesina, y est orgulloso de hacerlo.

Ms de un milln de iraques inocentes murieron asesinados como consecuencia de la criminal guerra de agresin de EEUU contra su pas. Y Obama va y proclama el xito de EEUU en Iraq como un logro extraordinario.

Los continuos asesinatos perpetrados en Pakistn y Afganistn son tan numerosos y regulares que apenas merecen que se informe de ellos un par de das, al menos en lo que respecta al gobierno de EEUU y a la mayor parte de los estadounidenses. El fin de semana posterior a la festividad de Accin de Gracias, el gobierno de EEUU asesin al menos a 25 pakistanes Ese mismo fin de semana: Seis nios entre los siete civiles asesinados por un ataque de la OTAN en el sur de Afganistn, segn declararon el jueves las autoridades afganas. La historia ha cado ya en el pozo del olvido. Eso mismo debi ocurrir con los incidentes, que como esos, ocurren al menos una vez al da dada la cifra de operaciones militares ordenadas por el Asesino-en-Jefe y perpetradas por quienes siguen sus rdenes

Y esas son solo algunas de las pocas historias que llegamos a conocer, y solo durante un perodo muy breve de tiempo. Innumerables crmenes ms se llevan a cabo por todo el mundo y solo podemos llegar a reunir unos vagos bosquejos de lo que est sucediendo. Por no mencionar numerosos actos menores de crueldad y violencia, muchos de los cuales alterarn de forma lacerante el curso de muchas vidas durante los desolados aos que estn por venir.

Consideren estos prrafos de un artculo de Nick Turse:

Silber concluye con una mirada retrospectiva a un escrito que elabor hace cinco aos, un artculo que es hoy ms verdad que nunca, y uno que muestra la horrenda continuidad entre los viejos das malos y nuestra era, la era ilustrada, progresista y laureada del Nobel de la Paz:

Chris Floyd es un premiado periodista estadounidense, autor del libro Empire Burlesque: High Crimes and Low Comedy in the Bush Regime. Durante ms de once aos estuvo escribiendo una columna poltica Global Eye para The Moscow Times y el St. Petersburg Times en Rusia. Ha trabajado tambin en Gran Bretaa para Truthout.org. Sus trabajos aparecen con regularidad en CounterPunch, The Baltimore Chronicle y Il Manifesto, as como The Nation, Christian Science Monitor, Columbia Journalism Review, The Ecologist y muchos otros.

Fuente: http://www.chris-floyd.com/component/content/article/1-latest-news/2196-grand-delusion-resisting-the-siren-song-of-specialness.html





Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter