Portada :: Amrica Latina y Caribe
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 15-12-2011

CELAC: bolivarismo, nacionalismo y socialismo (II)

Jos Steinsleger
La Jornada


Antes que partenognesis de algn gobernante metido a redentor (como dira un pattico ropavejero de la historia de Mxico), los fundamentos de la novsima Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (Celac) fueron posibles gracias a la amplitud de miras del grupo de estadistas que hoy impulsan hoy la integracin y solidaridad de nuestros pueblos, sin el ominoso y frustrante poder disuasivo de las corporaciones imperialistas de Estados Unidos y Canad.

La hoja de ruta ha sido trazada y, sin dudas, una de las tareas de la Celac consistir no slo en la coordinacin de esfuerzos para encarar con espritu soberano la violentsima crisis en curso del capitalismo mundial, sino tambin en ponderar el alcance y sentido de las palabras del libertador Simn Bolvar tras el fracaso del Congreso Anfictinico de Panam (1826), y su torpedeada continuidad en Tacubaya (1827): Nosotros no podemos vivir sino de la unin

Durante poco menos de 200 aos, una copiosa y documentada bibliografa dio cuenta de los hechos y causas que frustraron la unidad poltica de Amrica Latina. Por ser asunto de fcil consulta, no abundaremos en ellas, y traeremos en cambio la evocacin de un ignoto y moderno precursor de la Celac: el argentino Manuel Ugarte (1875-1951), cuyas ideas, durante muchos aos, gravitaron entre los revolucionarios de Mxico y Amrica Latina.

Reconstruida en dos tomos por el historiador Norberto Galasso (Del vasallaje a la liberacin nacional y De la liberacin nacional al socialismo, Universidad Nacional de Buenos Aires, 1973), la vida fascinante y lucha de Ugarte atraves pases y continentes. Curiosamente, su despertar poltico tuvo lugar en Pars, durante el sonado caso Dreyfus (1898), al lado de su amigo el socialista Jean Jaurs y mientras comparta la bohemia con Rubn Daro, Amado Nervo, Enrique Gmez Carrillo, y Miguel de Unamuno.

Simultneamente, la voladura del acorazado Maine en el puerto de La Habana (que dara lugar a la intervencin estadunidense en la guerra cubano-espaola), lo impacta a tal grado que ms tarde reconocera: All naci mi conviccin antimperialista. De ah que en su primer artculo antimperialista, El peligro yanqui (1901), plantee la necesidad de la unidad latinoamericana como nico muro de contencin al avasallamiento que avanza desde el norte.

En Boston, Ugarte conoce al venezolano Rufino Blanco Fombona, escritor y latinoamericanista, y de la amistad nace el inters recproco por conciliar el internacionalismo socialista con el nacionalismo latinoamericano y escribe en defensa de Venezuela con motivo de la agresin angloalemana.

Designado por el Partido Socialista argentino como delegado al Congreso de la segunda Internacional a realizarse en msterdam y Stuttgart (1906 y 1907), participa en un debate poltico fundamental: quin debe establecer la tctica poltica, la direccin de la Internacional o la direccin de cada partido nacional, de acuerdo con las caractersticas peculiares? Ugarte apoya a Jaurs, quien defiende esta ltima tesis.

En 1911, semanas despus de pronunciar un ciclo de conferencias en la Sorbona, Ugarte emprende su gira por los veinte pases latinoamericanos. Recorre Cuba y Repblica Dominicana (donde condena las agresiones yanquis), y en 1912 llega a Mxico, siendo recibido por entusiastas grupos con msica y banderas, y se entrevista con el presidente Francisco I. Madero.

A pesar de los obstculos para impedir que hable a los jvenes, Ugarte consigue llenar el Teatro Mexicano. Y ms tarde, en otra conferencia, exclama: La Amrica tiene que ser una! Luego, en San Salvador, en la Federacin Obrera, expresa: Yo creo que en los momentos porque atravesamos, que el socialismo tiene que ser nacional.

De El Salvador pasa a Costa Rica, y de ah viaja a Nueva York, donde habla en la Universidad Columbia. En agosto desembarca en Panam, donde entrevista al presidente Belisario Porras, y contina su viaje a Venezuela.

En El porvenir de la Amrica espaola, Ugarte analiza los orgenes de la Amrica espaola, refirindose en particular a los pueblos indgenas, mestizos, negros, mulatos y criollos como componentes del hombre latinoamericano: Somos indios, somos negros, somos espaoles, somos latinos, pero somos lo que somos y no queremos ser otra cosa (Asociacin de Estudiantes de Caracas, 13 de octubre).

En Colombia rinde homenaje a Bolvar y convoca a los jvenes a organizarse bajo las viejas banderas del libertador. Habla frente a 10 mil personas. En enero de 1913 se dirige a 3 mil personas, en el teatro Edn de Guayaquil. Habla despus en Quito, y en febrero, en el teatro municipal de Lima, alza la voz: La Amrica Latina no necesita tutores, la Amrica Latina se pertenece! Viva la Amrica Latina!

En abril, Ugarte diserta en La Paz. Sin embargo, los trminos de la conferencia ocasionan la reaccin del embajador yanqui, a quien Ugarte reta a duelo. La intervencin del embajador argentino evita el lance. (Datos de la Cronologa de Galasso en La nacin latinoamericana, Biblioteca Ayacucho, tomo 45, Caracas, 1978).

Fuente: http://www.jornada.unam.mx/2011/12/14/opinion/027a1pol


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter