Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-12-2011

Complemento a un artculo de Juan Torres
Funcionarios y patronal

Manuel Martnez Llaneza
Rebelin


Juan Torres publica en Rebelin una contundente respuesta (En Espaa no sobran funcionarios sino defraudadores y los dirigentes patronales que los encubren) a la propuesta de la patronal de despedir a funcionarios que supuestamente no tienen trabajo, en la que demuestra la falsedad de los argumentos empleados por los patronos.

Suscribo punto por punto todo lo que dice, pero quiero completarlo, aunque sea de forma esquemtica, porque no es suficiente demostrar la mentira, sino que es conveniente recordar por qu se miente, qu se busca con la mentira y a quin se intenta engaar, justificar o neutralizar con ella, ya que la desvergenza de la patronal viste de preocupacin patritica y desvelo por los trabajadores todos sus actos de rapia y su absoluta incompetencia. Todas sus agresiones son, segn ellos, para crear empleo, con los magnficos resultados que estamos viendo.

Esto es importante recordarlo en estos das llamados de traspaso del poder ejecutivo, cuando el poder no se traspasa en absoluto, siguen mandando los mismos, los de siempre, y siguen ejecutando tambin los mismos a travs de su brazo armado, el PPOE; slo hay, en realidad, un relevo de destacamentos de la guardia real.

Todos ellos dizque realizando constantes esfuerzos, que uno teme que se vayan a romper algo, cuando lo nico que hacen es obedecer rdenes que luego tramitan los funcionarios. Siempre denunciando como privilegios los derechos elementales al trabajo, la vivienda y la dignidad, y siempre enfrentando a los trabajadores entre s para poder ir arrancando bocados a la clase.

No slo mienten, lo hace por un inters muy concreto que se centra en dos objetivos para cuya consecucin hay que desprestigiar a los funcionaros, acusarlos de privilegiados y vaciar de contenido su trabajo, como estn haciendo:

En primer lugar, quieren apropiarse como negocio suyo es decir: mal gestionado, caro, inhumano- de todas las funciones y servicios que hacen los funcionarios. Lo llevan haciendo muchos aos, degradando y dejando en precario los cuerpos tcnicos del Estado, privatizando la enseanza y la sanidad y otros servicios, etc., siempre con los mismos resultados: encarecimiento, discriminacin y prdida de calidad del servicio a los ciudadanos, fraude para la sociedad y precariedad para los trabajadores.

En segundo lugar, y muy importante para sus negocios, quieren impedir que el saqueo de lo pblico sea coartado por la independencia que pueda quedar en los cuerpos de funcionarios a la hora de definir, adjudicar o controlar proyectos, intervenir las cuentas, hacer cumplir las leyes o realizar funciones mdicas, docentes o asistenciales. Muchas veces no les basta con el acceso directo al ministro correspondiente, necesitan anular la capacidad profesional de los funcionarios y convertirlos en sus marionetas.

Esto hay que decirlo cada vez que abra la boca un diazferrn, se llame como se llame. Los defectos que pueda tener el funcionariado espaol que los tiene- slo se agravan cuando llegan al poder poltico los que no creen en lo pblico ms que para repartrselo con sus amiguitos del alma a los que subcontratan las funciones pblicas. Y el oscurantismo y el miedo al despido son el mejor caldo de cultivo para la corrupcin y el fraude.

Y hay que explicar lo que hay detrs: la desvertebracin de la sociedad, la destruccin del derecho y de la libertad (para todos, no slo para los ms listos o atrevidos), la apropiacin de todo por parte de unos pocos, en definitiva, la vuelta a una Edad Media en las que los derechos -absolutos y divinos- de la sangre sern sustituidos por los derechos absolutos y divinos- del dinero.

Recordemos que, hasta ahora, van ganando, y pueden decir, como puso El Roto en su boca: La operacin ha sido un xito, hemos conseguido que parezca crisis lo que fue un saqueo. Saquemos consecuencias.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter