Portada :: Espaa :: La indignacin toma las plazas
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-12-2011

Desde el kilmetro cero hacia el proceso constituyente para una nueva constitucin

Nacho Dueas
Rebelin


Ayer sbado 17 de diciembre a las 1030, en el Centro Arrupe de Sevilla, tuvo lugar la primera asamblea para debatir la conveniencia de avanzar hacia la apertura de un proceso constituyente, la cual debiera redactar mediante el concurso de la ciudadana, y a partir de cauces efectivos de participacin, una nueva Constitucin, esta s, verdaderamente popular en su gnesis, contenido y aplicacin.

Se trata de una idea que ha emergido en el seno del movimiento del 15-M, una vez constatado lo obsoleto, inoperante y fraudulento de la actual Carta Magna (cmo calificar de democrtico a un rgimen cuyo Jefe de Estado no es electivo y cuyo presidente no se decide mediante consulta directa?).

Lo cierto es que en un principio tal demanda suscit recelos en el seno de este gran movimiento social, pero progresivamente ha ido tomando carta de ciudadana, de modo que en la actualidad es asumida por numerosas comisiones y por buena parte de las asambleas de barrios y ciudades.

La convocatoria del pasado sbado cont con la asistencia de unas ciento cincuenta personas, llegadas de numerosos puntos de Iberia y del extranjero, como los casos de Venezuela y Chile, pas este ltimo donde tambin se est reivindicando un nuevo orden constitucional.

La presente asamblea se consider como el kilmetro cero de la larga marcha hacia la nueva Carta Magna. Tras la presentacin del grupo inicial de donde emergi la iniciativa (cinco personas provenientes de diversos mbitos, desde el libertario hasta el cristianismo de base), se procedi a explicar brevemente la naturaleza de un Proceso Constituyente y las causas de su necesidad en el presente contexto sociopoltico, para abrir a continuacin un turno de palabra mediante el que la gente se expresara libremente.

As, la gran sorpresa, a criterio de quien escribe estas lneas y que se encontraba en la reunin, fue la intensa carga de esperanza, espritu positivo, ilusin y ganas de trabajar reflejadas en las intervenciones.

De esta manera, una mujer de Sevilla, pionera del proyecto de unos huertos vecinales y comunales, lo calific como el milagro que sucede cuando la gente est enamorada de la vida. Otros usaron, para calificar este emerger de las resistencias, los apelativos de explosin y de entusiasmo. Hubo quien invit, de cara a la presente iniciativa, a aplicar un amor inteligente.

Alguna intervencin recalc lo inslito de una indignacin canalizada mediante la fraternidad y la alegra, al contar que su hija afirm, en referencia a los acampados en Sol que para estar tan indignados se les ve muy felices. Rubn Martnez Dalmau, asesor jurdico de los procesos constituyentes de Ecuador, Bolivia y Venezuela, reconoci, visiblemente contento, que anteriormente haba perdido la esperanza de que en Espaa emergiera semejante demanda, considerando por tanto que este da en Sevilla es un momento histrico.

Acto seguido, y en un ambiente no ya positivo, sino entusiasta, se propuso una hoja de ruta que desembocara en el kilmetro uno, concretizado mediante otra asamblea a celebrar en Cdiz el da de la Pepa, el 24 de marzo.

Se hizo hincapi en la necesidad de transmitir a la ciudadana la pertinencia de nuestra lucha para difundirla y hacerla calar en la opinin pblica, dejando claro que aunque las iniciativas las impulsan las minoras, aquellas tienen vocacin de universalidad de cara a su operatividad.

A partir de ah, se aprob por unanimidad y a brazo alzado el echar a andar desde ese preciso instante. Y as fue. Y todos rompimos a aplaudir, felices, aliviados, sonrientes, esperanzados.

Y, antes de irnos, un gaditano se ofreci para el trabajo de organizacin de la asamblea de la Pepa; alguien pidi voluntarios para una comisin de tecnologa y otro respondi; se abri una alcanca para gastos puntuales y empezaron a aparecer billetes; un universitario propuso abrir un frente de sensibilizacin en la Universidad y al punto emergi un grupo de personas intercambindose los correos para darle forma a este plan concreto

Y as fue como unos sanchos se transformaron en quijotes a la sombra de una causa noble que les entusiasm. Helder Camara deca al respecto que don Quijote es ms realista que Don Sancho. Y, en todo caso, ante lo difcil y complicado de la empresa, siempre diremos, con Silvio Rodrguez que he preferido hablar de cosas imposibles, porque de lo posible se sabe demasiado.

Nacho Dueas es cantautor e historiador

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter