Portada :: Ecologa social
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 21-04-2005

Energa, transporte y el sistema alimentario

Norman Church
From the Wilderness

Traducido para Rebelin por Germn Leyens


[Norman Church ha escrito un artculo muy contundente sobre la insostenibilidad de la agricultura basada en hidrocarburos, desde la perspectiva britnica. Este artculo debiera ser ledo junto con Comiendo combustibles fsiles (que ser publicado en una prxima edicin de Rebelin). Juntos, estos artculos explican claramente por qu el pico del petrleo probablemente llevar a una crisis alimentaria global. Como seala Norman Church, incluso los productos alimenticios orgnicos son ineficientes desde el punto de vista energtico si no son cultivados localmente. La globalizacin ha destruido nuestros mercados agrcolas locales y aumentado la importancia de los hidrocarburos en la agricultura. Y queda muy poco tiempo para corregir esta situacin.

La solucin es la agricultura orgnica localizada, acompaada por una moderada reduccin en la poblacin. Esto debera haber sido nuestro objetivo durante los ltimos 25 aos, en lugar de la globalizacin apoyada en hidrocarburos baratos. Tenemos que prestar atencin a lo que ha ocurrido en Corea del Norte en la ltima dcada como una advertencia de lo que probablemente nos suceder si no realizamos la transicin agrcola (Vea Aprendiendo de la Experiencia, parte I, que ser publicado en las prximas ediciones de Rebelin).

Y, como indicacin de algunos de los posibles cambios necesarios para evitar esta crisis, podemos estudiar la agricultura cubana durante la ltima dcada (vea Aprendiendo de la Experiencia, parte II, que tambin aparecer en Rebelin).

Actualmente, parece que estamos siguiendo el camino de Corea del Norte, en lugar del de Cuba. Mientras ms sigamos dejando las cosas como estn, menos tiempo nos quedar para realizar la transicin, y mayores sern nuestros sufrimientos al hacerla. Es dudoso que podamos hacer la transicin en el poco tiempo que queda, pero hay que tratar de hacerla. En la parbola del saltamontes y las hormigas, preferimos ser el saltamontes que juega todo el verano, o las hormigas que se preparan para el prximo invierno? DAP]

 

INTRODUCCIN

 

Comiendo petrleo [Eating Oil] fue el ttulo de un libro publicado en 1978 despus de la primera crisis del petrleo en 1973 (1). El objetivo del libro era investigar en qu medida el suministro de alimentos en los pases industrializados se basa en combustibles fsiles. En el verano de 2000, el grado de dependencia del petrleo en el sistema alimentario del Reino Unido fue demostrado una vez ms cuando manifestantes bloquearon las refineras de petrleo y los depsitos de distribucin de combustible. La crisis del combustible perturb la distribucin de alimentos y los dirigentes de la industria advirtieron que sus depsitos se quedaran sin alimentos dentro de algunos das. No se ha aprendido de las lecciones de 1973.

Actualmente, el sistema alimentario depende an ms de petrleo crudo barato. Virtualmente todos los procesos en el sistema alimentario moderno dependen ahora de este recurso limitado, que se acerca a su fase de agotamiento.

Adems, en una poca en la que deberamos realizar reducciones masivas de las emisiones de gases invernadero a la atmsfera para reducir la amenaza posada por el cambio climtico, el sistema alimentario est alargando sus cadenas de suministro y aumentando las emisiones hasta llegar a ser un aporte importante al recalentamiento global.

El sector orgnico podra encabezar el desarrollo de un sistema alimentario sostenible. Los impactos medioambientales y ecolgicos directos de la agricultura en la granja se reducen evidentemente en los sistemas orgnicos. Sin embargo, el comercio y la distribucin globales de productos orgnicos malgastan esos beneficios y debilitan su papel de lder.

El sistema alimentario contemporneo no slo es inherentemente insostenible, est daando cada vez ms el entorno.

Los sistemas que producen el suministro de alimentos del mundo dependen fuertemente de combustibles fsiles. Vastas cantidades de petrleo y gas son utilizadas como materias primas y energa en la produccin de fertilizantes y pesticidas, y como energa barata y fcilmente disponible en todas las etapas de la produccin de alimentos: desde la siembra, la irrigacin, la nutricin y la cosecha, hasta el procesamiento, la distribucin y el embalaje. Adems, los combustibles fsiles son esenciales en la construccin y la reparacin de los equipos y de la infraestructura requeridas para facilitar esta industria, incluyendo la maquinaria agrcola, las instalaciones de procesamiento, almacenamiento, barcos, camiones y carreteras. El sistema industrial de suministro de alimentos es uno de los mayores consumidores de combustibles fsiles y uno de los mayores productores de gases invernadero.

Irnicamente, la industria alimenticia corre un grave riesgo por el calentamiento global causado por esos gases invernadero, debido a la perturbacin de los ciclos climticos predecibles de los que depende la agricultura. Pero el calentamiento global puede tener el efecto ms pronunciado e inmediato de exacerbar las amenazas ecolgicas existentes para la agricultura, muchas de las cuales son causadas por la propia agricultura industria. La degradacin medioambiental, la escasez de agua, la salinizacin, la erosin de los suelos, las pestes, enfermedades y la desertificacin causan todas serias amenazas para nuestro suministro de alimentos, y son empeoradas por el cambio climtico. Pero muchos de los medios convencionales utilizados para superar esos problemas ecolgicos aumentan an ms el consumo de reservas limitadas de petrleo y gas. Por lo tanto, sigue adelante el ciclo de la dependencia del petrleo y de la degradacin medioambiental.

La agricultura industrial y los sistemas de suministro de alimentos son tambin responsables de la erosin de comunidades en todo el mundo. Esta degradacin social es exacerbada por las reglas y polticas comerciales, por el modo de pensar motivado por los beneficios de la industria, y por la falta de conocimientos de las fallas de los actuales sistemas y de las posibilidades de las alternativas. Pero la globalizacin y el control corporativo que amenazan seriamente a la sociedad y a la estabilidad de nuestro medio ambiente slo son posibles porque se utiliza energa barata para reemplazar la mano de obra, lo que permite que se ample la distancia entre el productor y del consumidor.

Sin embargo, esto va a cambiar. Se espera que la produccin de petrleo llegue a su pico en los prximos aos y que disminuya continuamente despus. Tenemos un entendimiento muy limitado de cmo las extremas fluctuaciones de la disponibilidad y el costo tanto del petrleo como del gas natural afectarn los sistemas globales de suministro de alimentos, y en qu medida sern capaces de adaptarse a la disponibilidad decreciente de energa. En el futuro cercano, las amenazas medioambientales se combinarn con la escasez de energa para causar importantes carencias de alimentos y fuertes aumentos de precios en el mejor de los casos. Estamos a punto de entrar a una era en la que tendremos que volver a alimentar al mundo con un uso limitado de combustibles fsiles. Pero tenemos suficiente tiempo, conocimientos, dinero, energa y poder poltico para realizar esta masiva transformacin de nuestros sistemas alimentarios cuando ya son amenazados por importantes tensiones ecolgicas y un creciente control corporativo?

El moderno milagro agrcola comercial que nos alimenta a todos, y a gran parte del resto del mundo, depende por entero del flujo, el procesamiento y la distribucin del petrleo, y la tecnologa es crtica para mantener ese flujo.

El petrleo refinado para gasolina y diesel es crtico para utilizar los tractores, las cosechadoras y otros vehculos y equipos agrcolas que plantan, pulverizan los herbicidas y pesticidas, y cosechan/transportan, alimentos y semillas. Los procesadores de alimentos dependen de la produccin y la entrega de aditivos alimenticios, incluyendo vitaminas y minerales, emulsionantes, preservativos, colorantes, etc. Muchos se basan en el petrleo. La entrega se basa en petrleo. Los procesadores de alimentos se basan en la produccin y la entrega de cajas, latas, etiquetas de papel impreso, bandejas de plstico, celofn para microondas/comidas de preparacin rpida, frascos de vidrio, tapas de plstico y de metal con sustancias selladoras. Muchos se basan esencialmente en petrleo. La entrega de productos alimenticios terminados a los centros de distribucin se hace en camiones refrigerados. El reparto diario justo a tiempo de alimentos, basado en petrleo, a los negocios, restaurantes, hospitales, escuelas, etc., se basa en petrleo; los clientes van en coche a las tiendas de comestibles para aprovisionarse, a menudo varias veces por semana.

ENERGA, TRANSPORTE Y EL SISTEMA ALIMENTARIO

Nuestro sistema alimentario es ineficiente en lo que a energa se refiere.

Un indicador de la insostenibilidad del sistema contemporneo alimentario es la ratio entre la salida de energa el contenido de energa de un producto alimenticio (caloras) en relacin con la inversin de energa. Esta ltima es toda la energa consumida en la produccin, procesamiento, embalaje y distribucin de ese producto. La ratio energtica (energa que sale/energa que entra) en la agricultura ha disminuido de cerca de 100 para las sociedades tradicionales pre-industriales a menos de 1 en la mayora de los casos en el actual sistema alimentario, ya que la inversin de energa, sobre todo en la forma de combustibles fsiles, ha aumentado gradualmente.

Sin embargo, el consumo de energa en el transporte tambin es considerable, y si es incluido en esta ecuacin significara que la proporcin sera an peor. Por ejemplo, cuando se importa por avin lechuga iceberg al Reino Unido desde EE.UU., la ratio energtica es de slo 0,00786. En otras palabras, 127 caloras de energa (combustible de aviacin) son necesarias para transportar 1 calora de lechuga a travs del Atlntico. Si la energa consumida durante el cultivo, el embalaje, la refrigeracin, la distribucin en el Reino Unido y la compra en coche fuera incluida, la energa utilizada sera an mayor. De la misma manera, 97 caloras de energa de transporte son necesarias para importar 1 calora de esprrago por avin desde Chile, y 66 unidades de energa son consumidas cuando se lleva por avin 1 unidad de energa de zanahoria desde Sudfrica.

Hasta qu punto el sistema alimentario es energticamente ineficiente puede ser visto en el caso demencial del ketchup de tomate sueco. Investigadores en el Instituto Sueco de Alimentacin y Biotecnologa analizaron la produccin de ketchup de tomate (2). El estudio consider la produccin de insumo para la agricultura, el cultivo de tomates y la conversin en pasta de tomates (en Italia), el procesamiento y el embalaje de la pasta y otros ingredientes del ketchup de tomate en Suecia y el comercio minorista y almacenamiento del producto final. Todo esto involucr ms de 52 pasos de transporte y procesamiento.

Las bolsas aspticas usadas para embalar la pasta de tomate fueron producidas en Holanda y transportadas a Italia para llenarlas, colocarlas en barriles de acero y luego transportarlas a Suecia. La botellas rojas, de cinco capas, fueron producidas sea en el Reino Unido o en Suecia con materiales de Japn, Italia, Blgica, EE.UU. y Dinamarca. Las tapas tapn de polipropileno de la botella , hechas de polietileno de baja densidad (LDPE), fueron producidas en Dinamarca y transportadas a Suecia. Adems se utilizaron pelcula plstica de embalaje de LDPE y cartn corrugado para distribuir el producto final. Las etiquetas, el adhesivo y la tinta no fueron incluidos en el anlisis.

Este ejemplo demuestra hasta qu punto el sistema alimentario depende ahora del transporte nacional e internacional. Sin embargo, hay muchos pasos ms involucrados en la produccin de este producto ordinario. Incluyen el transporte asociado con la produccin y suministro de nitrgeno, fertilizantes de fsforo y potasio; pesticidas, equipos de procesamiento; y maquinaria agrcola. Es probable que otros ingredientes como azcar, vinagre, condimentos y sal tambin hayan sido importados. La mayora de los procesos mencionados anteriormente tambin dependern de derivados de combustibles fsiles. Es probable que este producto sea comprado en un viaje de compras en coche que depende del petrleo.

Un estudio ha calculado que las importaciones britnicas de productos alimenticios y de alimentos para animales involucraban transporte por mar, aire y carretera de ms de 83.000 millones de toneladas-kilmetros (3). Esto requera 1.600 millones de litros de combustible y, sobre la base de una cifra conservadora de 50 gramos de dixido de carbono por tonelada-kilmetro resulta en 4,1 millones de toneladas de emisiones de dixido de carbono (4). Dentro del Reino Unido, la cantidad de alimentos transportados aument en un 16% y las distancias trascurridas en un 50% entre 1978 y 1999.

Se ha estimado que las emisiones de dixido de carbono atribuibles a la produccin, procesamiento, embalaje y distribucin de la comida consumida por una familia de cuatro es de unas 8 toneladas por ao (5).

y contribuyen innecesariamente a las emisiones de carbono.

No es que este transporte sea crtico o necesario. En muchos casos los pases importan y exportan cantidades similares de los mismos productos alimenticios (6) Un informe reciente ha destacado los casos en los que los pases importan y exportan grandes cantidades de alimentos en particular (6). Por ejemplo, en 1997, 126 millones de litros de leche lquida fueron importados al Reino Unido y, al mismo tiempo, 270 millones de litros de leche fueron exportados del Reino Unido. 23.000 toneladas de leche en polvo fueron importadas al Reino Unido y 153.000 toneladas fueron exportadas (7). Las importaciones de leche del Reino Unido se han duplicado durante los ltimos 20 aos, pero ha habido una multiplicacin por cuatro de las exportaciones de leche del Reino Unido durante los ltimos 30 aos (8)..

Gran Bretaa importa 61.400 toneladas de carne de pollo al ao de Holanda y exporta 33.100 toneladas a Holanda. Importamos 240.000 toneladas de cerdo y 125.000 toneladas de cordero, mientras exportamos 195.000 de cerdo y 102.000 toneladas de cordero (6). Este sistema es insostenible, ilgico y extrao y slo puede existir mientras haya combustibles fsiles baratos y no adoptemos medidas significativas para reducir las emisiones de dixido de carbono.

EL CALENTAMIENTO GLOBAL Y EL PETRLEO LIMITADO

La amenaza de calentamiento global y la necesidad de reducir las emisiones de carbono.

La proximidad de la etapa de agotamiento de los suministros de petrleo.

El descubrimiento de petrleo y gas tuvo su pico en los aos sesenta. La produccin tambin va a alcanzar su pico, al recuperar cinco pases de Medio Oriente el control del suministro mundial (9). Casi dos tercios de las reservas totales de petrleo crudo del mundo se encuentran en Medio Oriente, sobre todo en Arabia Saud, Irn e Irak (10). Una evaluacin del suministro futuro de petrleo del mundo y su modelo de agotamiento muestra que entre 1980 y 1998 hubo un aumento de un 11,2 por ciento de la produccin mundial de petrleo crudo, de 59,6 a 66,9 millones de barriles de petrleo por da (10). Las actuales tasas mundiales de produccin son de aproximadamente 25 Gb (miles de millones de barriles) por ao. Un simple clculo muestra que si los niveles de consumo siguen constantes, las reservas de petrleo crudo del mundo, de aproximadamente 1 billn de barriles, se agotarn cerca de 2040 (11).

Las crisis del petrleo de los aos setenta, cuando la Organizacin de Pases Exportadores de Petrleo (OPEC) fren su produccin, han pasado a formar parte de la memoria popular. Sin embargo, fueron acompaadas por perturbaciones masivas y una recesin econmica global. Lo mismo ocurri en 1980 y en 1991 (12)

Colin J. Campbell, un destacado analista de la industria del petrleo, cree que futuras crisis sern mucho peores. Los choques del petrleo de los aos setenta fueron de corta duracin porque en aquel entonces haba muchos hallazgos nuevos de petrleo y gas que explotar. Esta vez no hay en la prctica nuevas cuencas prolficas que generen una cosecha de suficientes campos gigantes para tener un impacto global. El creciente control del mercado por Medio Oriente probablemente llevar a un aumento radical y permanente del precio del petrleo, antes de que comience a aparecer una escasez fsica dentro de la primera dcada del Siglo XXI. La economa mundial ha sido impulsada por un suministro abundante de energa basada en petrleo barato, durante la mayor parte de este siglo. La prxima crisis del petrleo representar por lo tanto una discontinuidad econmica y poltica de proporciones histricas, al ajustarse el mundo a un nuevo entorno energtico (9).

Los tres principales propsitos para los que el petrleo es utilizado en todo el mundo son alimentos, transportes y calefaccin. En el futuro cercano la competencia de estas tres actividades por petrleo ser dura y real. Una hambruna energtica comenzar probablemente por afectar a los pases ms pobres, cuando los aumentos en el coste de la parafina, utilizada para cocinar, la pongan fuera de su alcance. Despus del pico en la produccin, los suministros de alimentos en todo el mundo comenzarn a dislocarse, no slo por los aumentos de precios, sino porque ya no habr petrleo.

ES DIFERENTE LO ORGNICO?

El sistema orgnico es ms eficiente en cuanto a la energa

Uno de los beneficios de la produccin orgnica es que el consumo de energa y, por lo tanto, el consumo de combustible fsil y las emisiones de gases invernadero, son inferiores que en sistemas convencionales.

La energa utilizada en la produccin de alimentos es separada en insumos directos e indirectos. Los insumos indirectos incluyen la produccin y suministro de pesticidas, nutrientes y fertilizantes, mientras que los insumos directos de energa son los hechos en la granja, como ser la maquinaria. Una medida de la eficiencia energtica de la produccin de alimentos que permite una comparacin entre diferentes prcticas agrcolas es la energa consumida por unidad de produccin, expresada a menudo como la energa consumida por tonelada de alimento producida (MJ/tonelada) o la energa consumida por kilogramo de alimento (MJ/kg.).

Un estudio que compara el ganado, los productos lcteos, vegetales y los sistemas de cultivo, orgnicos y convencionales, en el Reino Unido, estableci que, con producciones promedio, el ahorro de energa mediante la produccin orgnica variaba entre 0,14 MJ/kg y 1.79 MJ/kg., con un promedio de 0,68 MJ/kg. o sea de un 42 por ciento (13). La mejora de la eficiencia energtica en los sistemas orgnicos se debe en gran parte a menores (o cero) insumos de fertilizante y pesticida, que representan la mitad del insumo de energa en la produccin convencional de patatas y trigo y de hasta un 80 por ciento de la energa consumida en algunos cultivos vegetales.

En la produccin convencional de ganado de tierras altas, el mayor insumo de energa es de nuevo indirecto en la forma de nutrientes concentrados y de cereales. Cuando se cra orgnicamente, una mayor proporcin del alimento para ganado lechero,, vacuno y ovino montas proviene del pasto. En el caso de la produccin de leche, se ha establecido que los sistemas orgnicos son casi cinco veces ms eficientes desde el punto de vista de la energa sobre una base por cabeza de animal y tres veces y media ms eficientes en trminos de unidad de produccin (la energa requerida para producir un litro de leche) (13).

pero no cuando se vuelve global.

Hasta ahora todo va bien pero una vez que se pasa la puerta de la granja, las cosas comienzan a ir mal. Gran Bretaa importa ms de tres cuartos de sus productos orgnicos, y a pesar de la demanda de los consumidores, slo un 2 por ciento de la tierra es cultivada orgnicamente (14). A medida que el mercado crece, es cubierto con importaciones.

Un estudio que considera el consumo de energa y las emisiones de dixido de carbono al importar productos alimenticios orgnicos al Reino Unido por avin (15) estableci que las emisiones de dixido de carbono van de 1,6 kilogramos a 10,7 kilogramos. El transporte de alimentos es la peor opcin medioambiental, pero el transporte por carretera, especialmente los viajes innecesarios, tambin es malo. Por ejemplo, 5 kilos de patatas sicilianas que viajan 3.900 kilmetros emiten 771 gramos de dixido de carbono.

El problema es que, en general, los seres humanos han desarrollado una tendencia a tratar los problemas sobre una base ad hoc es decir, tratar los problemas del momento. Esto no fomenta una actitud de ver un problema encastrado en el contexto de otro problema. La globalizacin imposibilita que las sociedades modernas se derrumben en aislamiento. Toda sociedad que cae en el caos en la actualidad, no importa cun remota est, puede causar problemas para sociedades prsperas en otros continentes, y est tambin sujeta a su influencia (positiva o desestabilizadora).

Por primera vez en la historia, confrontamos el riesgo de una decadencia global.

Choques para el sistema

Como ya mencionramos, los tres fines principales para los que se utiliza el petrleo mundialmente son la alimentacin, el transporte y la calefaccin. La agricultura depende casi por completo de suministros seguros de petrleo para cultivos y para bombear agua, as como de gas para sus fertilizantes; adems, por cada calora de energa usada por la agricultura en s, cinco ms son usadas para el procesamiento, el almacenamiento y la distribucin.

Ya que la agricultura y la industria alimentaria no son reputadas por sus gastos innecesarios de dinero, debe existir de una presuncin de que hay muy poca flojedad que permita que su necesidad de energa sea reducida a breve plazo sin perturbar los precios de los alimentos. En el caso del combustible para transporte y calefaccin, hay ms espacio para ahorrar energa a breve plazo; eliminar viajes de placer, por ejemplo, utilizar ms suters y, a un plazo un poco ms lejano, conducir coches ms pequeos pueden jugar un papel mientras que, a largo plazo, hay un paradigma de baja energa totalmente diferente que debe ser desarrollado. Pero primero hay que sobrevivir el corto plazo y, en ese corto plazo, la competencia por petrleo para alimentos, transporte y calefaccin va a ser real y dura.

A travs de su dependencia del petrleo, la agricultura contempornea est expuesta a todo el problema de la sostenibilidad de nuestro uso de combustibles fsiles. Cost 500 millones de aos para producir esos depsitos de hidrocarburos y estamos utilizando a un ritmo de ms de 1 milln de veces su tasa natural de produccin. En una perspectiva de siglos, ciertamente no podemos esperar que vayamos a continuar utilizando el petrleo de modo tan libre y omnipresente como lo hacemos en la actualidad. Algo tendr que cambiar.

Lo mismo vale ms ampliamente para todos los recursos naturales en los que se basa la civilizacin industrial. Adems, podra pensarse que existe un problema agravado. No slo hay ms gente que consume estos recursos, su consumo per capita tambin aumenta en lnea con la elaboracin de tecnologa. Parece que afrontamos un problema de rendimientos decrecientes, ciertamente de agotamiento de las materias primas vitales requeridas para apoyar nuestro crecimiento econmico.

Casi todo esfuerzo humano actual, del transporte a la manufactura, de la electricidad a los plsticos, y especialmente la produccin de alimentos est inextricablemente entrelazado con los suministros de petrleo y gas natural.

La produccin comercial de alimentos es impulsada por el petrleo. La mayora de los pesticidas vienen del petrleo, y casi todos los fertilizantes comerciales se basan en amonaco. El amonaco es producido de gas natural. La agricultura basada en el petrleo es fundamentalmente responsable de la explosin de la poblacin mundial de 1.000 millones a mediados del Siglo XIX a 6.300 millones al comenzar el Siglo XXI. El petrleo posibilit implementos agrcolas como tractores, sistemas de almacenamiento de alimentos como refrigeradores, y sistemas de transporte de alimentos, como ser camiones. Al aumentar la produccin del petrleo, tambin aument la de alimentos. Al desarrollarse la produccin de alimentos, ocurri lo mismo con la poblacin. Al crecer la poblacin, se acrecent la demanda de alimentos, lo que aument la demanda de petrleo. Y entramos en el crculo infernal. El petrleo es tambin uno de los principales responsables de los adelantos en la medicina que han sido logrados en los ltimos 150 aos. El petrleo permiti la produccin masiva de medicamentos, y el desarrollo de la infraestructura de atencin sanitaria como hospitales, ambulancias, carreteras, etc.

Ahora hemos llegado a un punto en el que la demanda de alimento/petrleo contina aumentando, mientras nuestra capacidad de producirlos de modo asequible est a punto de caer.

Unos pocos aos antes del Pico del Petrleo, los precios de los alimentos aumentarn vertiginosamente porque el costo de los fertilizantes se disparar. El costo del almacenamiento (electricidad) y del transporte (gasolina) de los alimentos que son producidos tambin se disparar.

Se necesita petrleo para mucho ms que slo alimentos, medicina y transporte. Tambin se necesita para casi todo artculo de consumo, para el bombeo del suministro de agua, el tratamiento de aguas residuales, la eliminacin de basuras, mantenimiento de calles y aparcamientos, hospitales y servicios de salud, polica, servicios de bomberos y defensa nacional..

Adems, como es de conocimiento general, las guerras se libran a menudo por petrleo.

El resultado?

Si pensamos que contamos con seguridad alimentaria aqu en el Reino Unido y en otros pases industrializados simplemente porque tenemos gasolina en el coche, francamente, nos estamos engaando. A pesar de la apariencia de prodigalidad ilimitada de alimentos, es una abundancia frgil, que depende de la integridad de la produccin mundial de petrleo, la refinacin y el sistema de entrega. Ese sistema depende enteramente del hilo de la tecnologa. La agricultura moderna, basada en la tecnologa produce alimento como semillas para los alimentos del prximo ao, sobre una base justo a tiempo. Hay muy pequeas reservas de alimentos o semillas para sostener una interrupcin prolongada.

La tecnologa y el tejido increblemente rico que ha posibilitado crearon un falso sentido de seguridad para muchos de nosotros. Pero el hilo tiene fallas; el tejido es ahora frgil; las hambrunas son posibles. Tenemos que tomar en serio la situacin

Nuestro suministro de alimentos, y nuestra supervivencia econmica en su conjunto, dependen de la disponibilidad permanente de petrleo a precios razonables. Es el petrleo nuestro taln de Aquiles?

Esto significa que nuestro suministro de alimentos es:

Vulnerable:

Los suministros de petrleo que abastecen el sistema alimentario podran agotarse en 2040 (19). En muchas regiones la produccin de petrleo ha llegado a su pico y la mayora de las reservas se encuentran en Medio Oriente. La seguridad alimentaria tambin est amenazada: por ejemplo, incluso si toda la produccin de frutas del Reino Unido fuera consumida en el Reino Unido, de cada 100 productos de fruta comprados, slo 5 habrn sido cosechados en el Reino Unido.

Ineficiente:

Por cada calora de zanahoria, trada por avin de Sudfrica, usamos 66 caloras de combustible. El inmenso uso de combustible en el sistema alimentario significa ms emisiones de dixido de carbono, lo que significa cambio climtico, lo que significa ms dao a los suministros de alimentos, as como otros importantes problemas sanitarios y sociales.

Insostenible:

Incluso los suministros orgnicos estn causando inmensos daos a medida que las importaciones llenas nuestras estanteras (17). Una canasta de compras de 26 productos orgnicos importados puede haber viajado 241.000 kilmetros y liberado tanto dixido de carbono a la atmsfera como un hogar de cuatro habitaciones cuando cocina comidas durante ocho meses ((18).

Otros problemas destacados incluyen la prdida de nutrientes en los alimentos, la creciente incidencia y propagacin de enfermedades como la fiebre aftosa y otros importantes problemas de bienestar animal. Los pases pobres que producen alimentos para mercados distantes no obtienen necesariamente beneficios gracias a la produccin aumentada y a menudo intensiva para la exportacin. El informe revela cmo tales tendencias podran ser cambiadas radicalmente mediante la accin industrial, gubernamental y pblica. En otras palabras, no ser necesario que se nos acabe por completo el petrleo para que seamos brutalmente despertados. El pnico comienza una vez que el mundo necesite ms petrleo del que obtiene.

Para comprender el por qu, hay que entender nuestra total adiccin al petrleo. Sabemos que el petrleo es extrado de pozos profundos y destilado para obtener gasolina, carburante de aviacin, e innumerables otros productos que forman el alma de la industria y la adrenalina del poder militar. Es menos conocido que el alimento del mundo es nutrido actualmente por petrleo; el petrleo y el gas natural son cruciales en cada etapa de la agricultura moderna, desde el fertilizante hasta el embarque de la cosecha. Las implicaciones son lgubres. Para millones, la diferencia entre una hambruna energtica y una hambruna bblica podra llegar a ser algo acadmico..

El analista poltico independiente David Fleming escribe en la revista britnica Prospect (Noviembre de 2000):

Con una crisis global que se viene encima como la Roca del Juicio Final, por qu parecen mostrar tan poca preocupacin un nmero tan limitado de dirigentes polticos? Muchos expertos se niegan a tomar en serio el problema porque cae afuera del modo de pensar de la economa de mercado. Gracias al triunfo del capitalismo global, el modelo de libre mercado reina ahora por casi todas partes. El problema es que sus principios tienden a derrumbarse cuando son aplicados a recursos naturales como el petrleo. El resultado es potencialmente catastrfico y demasiado humano. Nuestros sumos sacerdotes los economistas de mercado estn ciegos ante una realidad que no puede existir en su cosmologa.

Fleming ofrece varios ejemplos de esta lgica decrpita en funcin. Muchos adhieren a una creencia en que precios ms elevados de petrleo llevarn a ms descubrimientos de petrleo, pero ignoran lo que los cientficos han estado diciendo desde hace aos: no hay muchos grandes descubrimientos por hacer. Muchas de las reservas petrolferas que explotamos actualmente fueron realmente identificadas a mediados de los aos sesenta. Existe mucho petrleo bajo tierra tal vez ms de las mitad del suministro total recuperable. Fleming dice que se no es el problema. La verdadera preocupacin es el punto ms all del cual no se puede satisfacer la demanda. Y como la demanda va a crecer hasta un 3 por ciento por ao, los barriles faltantes se sumarn rpidamente. Una vez que el dolor sea real, el impulso darviniano se impone y el mercado ordenado deja lugar al caos.

Algunos insisten en que las sociedades industriales dependen menos actualmente del petrleo Fleming dice que se engaan. Hablan del uso del petrleo como un porcentaje del uso total de energa, no de las cantidades reales de petrleo quemado. Midiendo en barriles, estamos quemando ms y ms. En Gran Bretaa, por ejemplo, las necesidades de transporte se han ms que duplicado en volumen desde 1973 y todava dependen casi enteramente del petrleo. El transporte es el vnculo dbil en cualquiera economa moderna; se estrangula el petrleo y un pas se paraliza rpidamente.

Esto no tendra mucha importancia, se queja Fleming: Si el mundo hubiese pasado los ltimos 25 aos preparando con urgencia energas alternativas, tecnologas de conservacin, y modelos de uso del suelo con mucho menos dependencia del transporte. (Estima que 25 aos constituyen el tiempo que le tomara a un pas como Gran Bretaa para perder la mala costumbre.) Pero, el tan esperado choque nos sorprende sin que estemos preparados.

ALGUNAS ESTADSTICAS ALIMENTARIAS DEL REINO UNIDO

La cadena alimentaria britnica:

El mercado minorista britnico tuvo un valor de 103.800 millones de libras en 2001.

Por s sola, la fabricacin de alimentos fue la mayor industria del Reino Unido.

La cadena de suministro alimentaria emplea un 12,5% de toda la fuerza laboral del Reino Unido.

La cadena de suministro alimentaria contribuye un 8% a la economa del Reino Unido.

Los alimentos y las bebidas consumen un 21% de los gastos semanales de cada hogar.

 

La cadena de suministro alimentario y la insostenibilidad:

La cadena de suministro alimentario es el mayor usuario de energa en el Reino Unido.

La produccin de alimentos y su distribucin contribuyen hasta un 22% de las emisiones totales de gases invernadero del Reino Unido.

El alimento viaja ms que cualquier otro producto 129 kilmetros comparados con el viaje promedio de productos de 94 kilmetros.

Los salarios en la industria alimentaria son notoriamente inferiores a los de otros sectores.

Casi un 30% de los residuos caseros estn constituidos por residuos de alimentos.

CONCLUSIONES

La proximidad y la localizacin del sistema alimentario seran beneficiosas.

El sistema alimentario contemporneo es inherentemente insostenible.

Indicadores de rendimiento social, ecolgico y econmico, como la seguridad alimenticia, las emisiones de gases invernadero, los kilmetros recorridos por los alimentos, los ingresos agrcolas y la biodiversidad subrayan este hecho. Este proceso podra ser cambiado drsticamente si se restablecieran sistemas locales y regionales de suministro de alimenticios y se sustituyera cerca en lugar de lejos en los sistemas de produccin y distribucin. Esto reducira la demanda de transporte, y las cargas medioambientales asociadas con ste.

El principio de proximidad es un concepto simple en el aceite comestible, en el que los procesos de produccin estn ubicados lo ms cerca posible del consumidor. Cuando se aplica al suministro de alimentos, sistemas locales de alimentos en la forma de planes de entrega a domicilio, mercados de agricultores y tiendas de venta de productos locales reemplazaran a alimentos importados y de distribucin centralizada. Considerando el suministro y el comercio alimentarios del Reino Unido en la actualidad, existe un gran potencial para aplicar el principio de proximidad, en la forma de sustitucin de importaciones. Aparte de productos como pltanos, caf y t, muchos de los alimentos que son importados actualmente podran ser producidos en Gran Bretaa. Muchos productos de carne, cereales, lcteos y aceites de cocina estn o podran estar disponibles aqu durante todo el ao. Lo mismo vale para frutas y vegetales, tal vez los grupos alimenticios ms estacionales, mediante una combinacin de cultivo de diferentes variedades y tcnicas tradicionales y modernas de almacenamiento y preservacin. El suelo utilizado actualmente para producir alimentos que son exportados podra ser utilizado para aumentar nuestra autosuficiencia.

Existe una creciente evidencia de beneficios medioambientales del aprovisionamiento local de alimentos en cuanto a una reduccin del impacto ecolgico relacionado con el transporte. En el caso de productos orgnicos, un estudio de minoristas compar el aprovisionamiento local y global de productos vendidos en diferentes negocios entre junio y agosto de 2001. Escogieron productos disponibles en el Reino Unido durante esos meses pero que son importados en la actualidad por los mltiples minoristas. Entre ellos, cebolletas importadas por avin desde Mxico, patatas importadas por tierra desde Sicilia, cebollas importadas por barco desde Nueva Zelanda. Se estableci que el abastecimiento local a travs de un mercado de agricultores, por ejemplo reducira las emisiones de gas invernadero asociadas con la distribucin en un factor de 650 en el caso de un mercado de agricultores y ms en cajas de surtido variado y ventas de tiendas de granjas (16).

El valor de las importaciones de alimentos, pienso y bebidas en 1999 fue de ms de 17.000 millones de libras en 1999. Es evidente que una reduccin de las importaciones de alimentos mediante la sustitucin de importaciones no slo beneficiara a la economa britnica en su conjunto, sino que sera un importante impulso en la regeneracin rural ya que los ingresos de las granjas aumentaran sustancialmente. Los sistemas alimentarios locales tambin tendran un importante potencial para reducir los efectos ecolgicos dainos del actual sistema de suministro alimentario.

Un sistema alimentario sostenible no puede basarse, casi por entero, en una fuente finita de energa, una fuente de energa que causa enormes niveles de polucin durante su produccin, distribucin y uso. Aunque los suministros de alimentos en pases ricos como el Reino Unido parecen seguros y la variedad, en trminos de miles de productos alimenticios disponibles en los supermercados, parece ilimitada, se trata de una ilusin.

La vulnerabilidad de nuestro sistema alimentario a cambios repentinos fue demostrada durante la crisis del combustible en 2001. Un aumento acentuado del precio del petrleo o una reduccin en los suministros de petrleo, podran presentar una amenaza mucho ms seria para la seguridad alimentaria, y son probables al entrar el petrleo en su fase de agotamiento. La produccin y la distribucin de alimentos, tal como estn organizadas en la actualidad, no podran funcionar. Adems, las alternativas, en la forma de una agricultura sostenible y suministros locales de alimentos, que minimizan el uso de petrleo crudo, son incapaces actualmente de reaccionar ante el aumento de la demanda debido a la baja inversin y capacidad.

El sistema alimentario es ahora un contribuyente de importancia al cambio climtico. La reduccin de las emisiones de dixido de carbono de la produccin, el procesamiento y la distribucin de alimentos mediante la reduccin a un mnimo de la distancia entre productor y consumidor debera ser una parte crtica de toda estrategia para mitigar el calentamiento global.

Hay muchos beneficios en la agricultura orgnica, que incluyen las reducciones del consumo de energa de combustibles fsiles y de las emisiones de gas invernadero. Sin embargo, stas son eclipsadas a menudo por el dao al medio ambiente causado por el transporte a larga distancia. Productos orgnicos que son transportados sobre largas distancias, particularmente cuando la distribucin es por avin, son casi tan dainos como sus homlogos convencionales transportados por avin. Alimentos orgnicos altamente procesados y embalados tienen un impacto sobre el medio ambiente adicionalmente adverso. La prioridad debe ser el desarrollo de sistemas locales y regionales de alimentos, preferentemente sobre base orgnica, en los que un gran porcentaje de la demanda es satisfecho dentro de la localidad o la regin. Este enfoque, combinado con el comercio justo, asegurar suministros seguros de alimentos, reducir a un mnimo el consumo de combustible fsil y reducir la vulnerabilidad asociada con una dependencia de exportaciones de alimentos (as como de las importaciones). La localizacin del sistema alimentario requerira diversificacin, investigacin y apoyo importantes que hasta ahora no han tenido lugar. Pero es factible y tenemos pocas alternativas.

Compilado por Norman Church
[email protected]
Norman Church
2 de abril de 2005

EPLOGO

El mayor problema que veo no es la actual desaparicin de combustibles fsiles, como el pico del petrleo, sino que todos nuestros sistemas: finanzas, comunicaciones y energa (elctrica) se interrelacionan y dependen directa o indirectamente unos de otros. Obviamente, desde este punto de vista, el petrleo es un proveedor importante no slo de energa sino de numerosos otros productos. Esto es, evidentemente una causa de preocupacin fundamental para la alimentacin que hay que comprender. Tambin pienso que al comprender esto la gente podr discernir mejor lo que se dice sobre el pico del petrleo.

Me pregunto si los que parecen aceptar los problemas del pico del petrleo, o mejor an el problema del combustible fsil, ven los efectos que tendr y que puede ser que ya sea demasiado tarde para hacer gran cosa para mitigar su futuro efecto sobre la sociedad.

Comienzo a trabajar en otro artculo similar que ampla mi anterior artculo El efecto domin y las interdependencias que est en:
http://www.powerswitch.org.uk/portal/index.php?option=content&task=view&id=452&Itemid=2

Siento que esto terminar por afectarnos a todos, a medida que la cantidad de petrleo disminuya y el precio aumente.

Es la dependencia de este sistema lo que no es comprendido o apreciado claramente. Tambin incluye la relacin entre el pico del petrleo y situaciones de cambio global de la tierra como el calentamiento global, la erosin de los suelos, el crecimiento de los niveles del mar, el agotamiento del agua y la deforestacin, para slo nombrar unos pocos. Todos estn interrelacionados.

Norman Church
Somerset, Reino Unido.

REFERENCIAS

1. Green, B. M., 1978. Eating Oil - Energy Use in Food Production. Westview Press, Boulder, CO. 1978.

2. Andersson, K. Ohlsson, P and Olsson, P. 1996, Life Cycle Assessment of Tomato Ketchup. The Swedish Institute for Food and Biotechnology, Gothenburg.

3. Cowell, S., and R. Clift., 1996. Farming for the future: an environmental perspective. Paper presented at the Royal Agricultural Society of the Commonwealth, July 1996,CES, University of Surrey.

4. Data for shipping and airfreight from Guidelines for company reporting on greenhouse gas emissions. Department of the Environment, Transport and the Regions: London, March 2001. Data for trucks is based on Whitelegg, J., 1993. Transport for a sustainable future: the case for Europe. Belhaven Press, London; and Gover, M. P., 1994. UK petrol and diesel demand: energy and emission effects of a switch to diesel. Report for the Department of Trade and Industry, HMSO, London.

5. BRE, 1998. Building a sustainable future. General information report 53, energy efficiency best practice programme, Building Research Establishment, Garston, UK.

6. Caroline Lucas, 2001. Stopping the Great Food Swap - Relocalising Europe's food supply. Green Party, 2001.

7. 21 Lobstein, T, and Hoskins, R, The Perfect Pinta. Food Facts No. 2. The SAFE Alliance, 1998.

8. FAO, 2001. Food Balance Database. 2001. Food and Agriculture Organisation, Rome at www.fao.org

9. Colin J. Campbell, 1997. The Coming Oil Crisis. Multi- Science Publishing Co. Ltd

10. Green Party USA, 2001. World crude oil reserves - Statistical information. Based on data from the Oil and Gas Journal and the Energy Information Agency. At http://environment.about.com/library/weekly/aa092700.htm

11. Medea: European Agency for International Information, 2001. Oil Reserves. at - http://www.medea.be/en/ 11 David Fleming, 2001. The Great Oil Denial. Submission to the UK Energy Review. At

http://www.cabinetoffice.gov.uk/innovation/2001/energy/submissions/Fleming

12. EIA, 2001. World Oil Market and Oil Price Chronologies: 1970 - 2000. Department of Energy's Office of the Strategic Petroleum Reserve, Analysis Division, Energy Information Administration, Department of the Environment, USA, at www.eia.doe.gov

13. Energy use in organic farming systems ADAS Consulting for MAFF, Project OF0182, DEFRA, London, 2001.

14. Natasha Walter, 2001. When will we get the revolution. The Independent 19th July 2001.

15. Based on data on sourcing from UKROFS and a survey of supermarket stores during June - August 2001; distance tables for air miles at www.indo.com/cgi-bin/dist and the environmental impact of airfreight in Guidelines for company reporting on greenhouse gas emissions. Department of the Environment, Transport and the Regions, London, March 2001.

16. Data for shipping and airfreight from Guidelines for company reporting on greenhouse gas emissions. Department of the Environment, Transport and the Regions: London, March 2001. Data for trucks is based on Whitelegg, J., 1993. Transport for a sustainable future: the case for Europe. Belhaven Press, London; and Gover, M. P., 1994. UK petrol and diesel demand: energy and emission effects of a switch to diesel. Report for the Department of Trade and Industry, HMSO, London. Data for cars from the Vehicle Certification Agency at www.vca.gov.uk; Whitelegg, J., 1993. Transport for a sustainable future: the case for Europe. Belhaven Press, London; and Gover, M. P., 1994. UK petrol and diesel demand: energy and emission effects of a switch to diesel. Report for the Department of Trade and Industry, HMSO, London.

17. RCEP, 2000. Energy - The Changing Climate. The Royal Commission on Environmental Pollution, Twenty-second Report, June 2000, HMSO, London.

18. DETR, 2001. The draft UK climate change programme. DETR, 2001. HMSO, London.

19. USDOE, 2001.World Carbon Dioxide Emissions from the Consumption and Flaring of Fossil Fuels, 1980-1999. US Department of the Environment at http://www.eia.doe.gov/pub/international/iealf/tableh1.xls



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter