Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 20-12-2011

Silencio, se defrauda: 16.000 millones de euros anuales

David Fernndez
www.setmanaridirecta.info

Traduccin por S. Segu para Rebelin


El fraude empresarial cataln multiplica por seis los recortes del gobierno neoconvergente Los nombres de los 1.600 grandes evasores, blindados y protegidos por el propio Estado defraudado La saga Carulla; el padre de Artur Mas; Carceller, de DAMM S.A.; el futbolista Luis Enrique; el empresario qumico Bas Puig; el directivo de RBA Ricardo Rodrigo; el arquitecto Alfredo Arribas; Alejandro Sanz o Emilio Botn, entre los defraudadores

Los datos estn ah. El fraude fiscal empresarial cataln, va parasos fiscales, blanqueo de capitales e ingeniera contable, sextuplica los peores recortes antisociales aprobados por el Parlamento de Catalua desde el final de la dictadura. Fuentes sindicales elevan a 16.000 millones de euros el fraude fiscal cataln anual, frente a los 2.700 millones de euros de la tissorada1 del primer presupuesto de Artur Mas. La cifra, en plena obsesin electoral por el 'pacto fiscal', se acerca al volumen del expolio fiscal del Estado que acumulara la Hacienda pblica catalana, estimado en cerca de 20.000 millones de euros segn diversos estudios soberanistas. Doble moral convergente: exigen nueva fiscalidad de puertas afuera y encubren el fraude fiscal en su propia casa.

La comparacin merece un resultado similar en el caso del Estado espaol. El sindicato de tcnicos del Ministerio de Hacienda, Gestha (http://www.gestha.es), cifra la economa sumergida en 240.000 millones de euros, no menos de cinco veces los recortes aprobados por Rodrguez Zapatero 50.000 millones para el perodo 2010-2013. Esta realidad supone un fraude fiscal mnimo anual por el que se dejan de ingresar exactamente 25.000 millones de euros al ao. Segn Gestha, slo durante 2010 las grandes fortunas y grandes empresas espaolas evadieron un mnimo de 42.771 millones de euros, la pequea y mediana empresa habra defraudado 16.261 millones, mientras que el fraude de particulares se limitara a 1.543 millones de euros. La otra gran bolsa de fraude, el fraude laboral con la Seguridad Social, vinculado a la economa sumergida, ascendera a 30.000 millones de euros.

El fraude no es nuevo sino que se ha cronificado, y Gestha denuncia "que se est perdiendo la batalla contra el fraude fiscal al adoptarse una estrategia claramente equivocada", con una legislacin laxa y una poltica gubernamental que hace aos que pone bajo la lupa "las rentas del trabajo, los autnomos y las microempresas en lugar de perseguir las grandes bolsas de fraude" alentadas por las grandes fortunas y las grandes empresas, principales responsables de un fraude masivo del que hay sntomas relevantes. Segn datos oficiales, en Espaa hay 3.299 personas que disponen de un patrimonio superior a los 10 millones de euros. Pero slo 729 de ellas declararon tener un patrimonio superior a esa cifra.

De empresarios a deportistas

Entre los casos de fraude fiscal ms recientes, se podra citar el del piloto motociclista Sete Gibernau 2,8 millones evadidos a Suiza, el del directivo de RBA Ricardo Rodrigo 2,3 millones, enviados tambin al pas helvtico o el de la saga de los Carulla. Dicha familia, propietaria de Agroalimen, primera industria alimentaria catalana, est siendo investigada por evasin continua, a travs de sociedades instrumentales, durante los ltimos cinco aos. El fraude podra alcanzar los 180 millones de euros, que habran sido enviados a las Antillas Holandesas para constituir dos sociedades que fueron a su vez readquiridas por dos sociedades mercantiles con sede en Costa Rica y Uruguay y vinculadas a los seis hermanos Carulla.

No son los nicos. Demetrio Carceller, propietario indiscutido de Cervezas Damm SA, tambin est imputado por fraude fiscal continuado durante los ltimos 15 aos, por un monto que ascendera a los 500 millones de euros. Carceller se habra empadronado falsamente en Portugal para beneficiarse de una poltica fiscal que grava menos a las grandes fortunas, pero la legislacin espaola obliga a demostrar que se reside all al menos 183 das al ao para elegir con arreglo a qu rgimen se declara.

Los parasos fiscales ms de 100 en todo el mundo son pieza clave en la evasin fiscal y, en el caso cataln, Andorra juega un papel primordial al seguir manteniendo el secreto bancario. El principat tiene depositados entre 2.700 y 3.500 millones de euros de sbditos espaoles. El ao pasado, los depsitos andorranos experimentaron un crecimiento del 3.000% y la Guardia Civil decomis hasta 2,5 millones de euros cuando salan del pas.

El recurso al paraso fiscal va acompaado de la particular proliferacin de nacionalidades repentinas. De hecho, la tenista Arancha Snchez Vicario es fiscalmente andorrana, como Montserrat Caball. El piloto cataln de F1 Pedro Martnez de la Rosa, como el espaol Fernando Alonso o el tenista Carlos Moya, son fiscalmente suizos. De nacionalidad monegasca es lex Crivill, y siendo jugador del FC Barcelona, ​​Luis Enrique se nacionaliz fiscalmente suizo, y fue luego expedientado en 2003 por no haber declarado 600.000 euros. El dinero corresponda a pagos realizados por Nike Europe en la sociedad Fullforce Sport Limited, controlada por el jugador y con sede en las Antillas Holandesas, y haba evadido 270.000 euros en impuestos.

Anecdtica mencin aparte merece el caso de Snchez Vicario. Empeada en que Jos Mara Aznar asistiera a su boda, comunic a Hacienda en 2003 que regularizara su situacin para garantizar la asistencia del ex presidente. Aznar acudi, pero Snchez Vicario no ajust cuentas de una deuda de 3,4 millones de euros hasta 2009, cuando el Tribunal Supremo dictamin al respecto. La ancdota se describe en el libro "Estado fiscal y democracia" de quien fue director de la Agencia Tributaria con el gobierno de Aznar, Ignacio Ruiz-Jarabo. En el libro se describe tambin como Florentino Prez, presidente del Real Madrid, presion a Enrique Gimnez Reyna entonces secretario de Estado de Hacienda del PP y posteriormente imputado como cerebro de la trama Gescartera para que pusiera fin, bajo amenaza de detener la Liga profesional, a las investigaciones sobre futbolistas de lite. El ltimo episodio de esta serie se escribi en el Mundial de Sudfrica, cuando los jugadores de la seleccin espaola recibieron una prima personal de 600.000 euros que decidieron declarar en Sudfrica. All tributaban un 23% mientras en el Estado era un 43%, lo que supuso para cada jugador un ahorro de 132.000 euros.

De Liechtenstein a Suiza, del HSBC a LGT: 1.600 defraudadores descubiertos

Fraudes masivos que desaparecen rpidamente de los titulares, estafas que nunca se sabe cmo acaban y que acaban a menudo en impunidad y corrupcin, y sobre las que se fuerza un rpido olvido. Doble moral, doble economa y doble fiscalidad y una nica impunidad para las lites multirreincidentes. Liechtenstein y Suiza, en 2009 y 2010, fueron los dos nicos claros paradigmticos del cuarto oscuro del fraude fiscal. Dos filtraciones no una investigacin oficial pusieron al descubierto a 1.600 defraudadores. Delincuencia de altos vuelos fiscales y cuello blanco. Desde entonces, se ha blindado siempre su identidad y se les ha ofrecido discrecionalmente la posibilidad de solucionarlo amistosamente con una 'segunda oportunidad' (mediante declaraciones complementarias exentas de sancin penal o administrativa). Y todava hoy no est resuelto el enigma de cmo ha acabado todo. Fortunas que han incurrido en delitos fiscales millonarios y que, segn los inspectores de Hacienda reunidos en Gestha, han tenido un escandaloso "tratamiento privilegiado y condescendiente". Ms escandaloso an, sealan, en un momento de crisis, recortes y nuevas cargas impositivas a travs del aumento del IVA y el IRPF, es decir de recarga fiscal sobre las rentas del trabajo y el consumo.

En el caso suizo, que estall en junio del ao pasado, se descubrieron 3.000 cuentas opacas propiedad de ciudadanos del Estado espaol, de depsitos en el HSBC por un valor de 8.000 millones de euros y que afectaban directamente a 1.500 personas. Hacienda, sin embargo, se centr slo en 659 casos. A la primera carta que envi una invitacin a regularizar la situacin sin costes penales no respondi ni uno slo de los afectados. Slo cuando se inco expediente sancionador, empezaron a llegar las respuestas. Hasta hoy, se han recuperado 220 millones de euros defraudados. A pesar del frreo silencio, fuentes cercanas a la investigacin han aclarado que en el listado "estn todas las grandes fortunas que se puedan imaginar". Hay numerosos polticos, empresarios y financieros implicados, entre ellos el padre de Emilio Botn, presidente del Banco Santander. Y hasta han flotado detalles de cmo se lleg a extender el pnico en el seno del establishment: un empresario madrileo cerr su mansin y se march al extranjero, remitiendo a Hacienda los billetes de vuelo como prueba de que ya no viva en el Estado espaol.

Slo un ao antes, se haban descubierto 200 cuentas opacas de ciudadanos espaoles en el Liechtenstein Global Trust Group (LGT). Hacienda inst a regularizar la situacin a 67 de ellos, de los cuales slo un 20% lo han hecho. Entre los atrapados destacaban siete ciudadanos catalanes con depsitos no declarados en el paraso fiscal. Se trata de Josep Bas Puig, empresario cataln del sector qumico (fraude de 4,2 millones); Luis Gar Sentmenat, administrador de una empresa nutica en Barcelona (fraude de 7,98 millones); el arquitecto barcelons Alfredo Arribas (fraude de 311.471 euros); Enrique Clapers Alegre, de la alta sociedad catalana (fraude de 296.905 euros); el empresario del sector de la decoracin Jaume Graells (fraude de 1,2 millones) o el auditor vinculado al sector editorial Jorge Sierra Murtra (fraude de 313.442 euros). El sptimo de los catalanes pillados no es otro que Artur Mas Barnet, padre del actual presidente de la Generalitat, Artur Mas, por un fraude de 823.262 euros. De la cuenta era beneficiario, en 2002, el mismo Artur Mas hijo, entonces consejero de Economa y Finanzas de la Generalitat. En la misma operacin tambin resultaran expedientados el cantautor Alejandro Sanz, paladn de la lucha contra la piratera informtica, el industrial vasco Alenadro Legarda (director de la todopoderosa CAF) o Carlos Meier (ex directivo de Segundamano y fundador del Instituto de Empresa).

El despeadero de la impunidad efectiva

Ambos casos certifican, sin embargo, que en la lucha contra el fraude fiscal masivo y continuo no hay instrumentos adecuados para erradicarlo. Los dos asuntos demuestran claramente la debilidad y la falta de medios: el descubrimiento no fue fruto de investigaciones propias sino de filtraciones, compraventas de disquetes y casualidades. En el caso de las cuentas del LGT de Liechtenstein, el origen es la venta de los datos de 5.828 evasores (con un patrimonio total de 5.000 millones de euros) realizada por un ex trabajador de la entidad, Heinrich Kieber, a los servicios secretos alemanes. Entre ellos, figuraban los 67 ciudadanos del Estado espaol expedientados. Alemania facilit sus datos. El caso suizo de HSBC es idntico: en aquel caso se trat de un ex trabajador que vendi los datos al Estado francs, que los transmiti a la Hacienda espaola.

Una dinmica similar se ha vivido en los casos ms sonados de corrupcin de los Pases Catalanes. En la trama Grtel, el hecho de que toda la contabilidad fullera estaba en un disco duro extrable; en el caso del saqueo de Millet al Palau de la Msica, por una denuncia inicial hecha desde dentro. Y por ltimo, no hay que menospreciar que los expedientes finalmente incoados se caracterizan despus por largas dilaciones judiciales, eficazmente gestionadas por bufetes de abogados de lujo. La ltima muestra fehaciente es el caso Hacienda, "ejemplo de codicia y suciedad" segn el fiscal anticorrupcin Emilio Snchez Ulled de una trama que sobornaba a inspectores a cambio de liquidaciones favorables. El juicio tard 12 aos en celebrarse y este verano se ha hecho pblica la sentencia. Doce procesados ​​han sido condenados a elevadas penas de prisin de entre 6 y 13 aos, entre ellos Josep Llus Nez, el abogado Juan Jos Folchi o el ex jefe de Inspeccin de Hacienda en Catalua en Catalua Josep Maria Huguet. Sin embargo, todos los condenados estn en la calle.

Es el punto sobre la i. De la i de impunidad teoriz Hannah Arendt en 'Los orgenes del totalitarismo': desde la Edad Media, los cdigos de conducta, castigo y represin que se aplican al resto de la sociedad nunca afectan a los delitos de las lites. protegidas siempre por un circuito de poder que conduce indefectiblemente a su impunidad. En el siglo XXI, las puertas giratorias que vinculan poder estatal y poder econmico siguen bien abiertas y operativas. Y mientras la crisis se ceba con la multitud de abajo, los pocos de arriba siguen acumulando riqueza y evadindola. Delinquiendo por los ngulos ciegos del capitalismo opaco.

Http://www.setmanaridirecta.info/noticia/silenci-aqui-es-defrauda-16000-milions-deuros-anuals



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter