Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 20-12-2011

Mas all de la austeridad y la especulacin de la deuda

Joo Romo, Sol Trumbo Vila y Dimitris Pavlopoulos
Rebelin

Tres economistas del Sur de Europa viviendo en los Pases Bajos escriben sobre las consecuencias de la austeridad y la especulacin de la deuda en sus pases, advirtiendo como la crisis se expander al Norte de Europa. Joo Romo (Portugal), Sol Trumbo Vila (Espaa), Dimitris Pavlopoulos (Grecia)


Somos testigos de una crisis aparentemente infinita. Lo que empez hace tres aos en el mercado de hipotecas subprime en Estados Unidos se ha extendido hasta tal punto que la unidad de Europa como entidad econmica y poltica est en entredicho. Incluso la continuidad de la Eurozona y la existencia del Euro como moneda comn est en juego. La deuda de los pases se ha convertido en el tema econmico ms caliente, ensombreciendo anteriores temas estrella como el precio del petrleo.

Actualmente los medios intensifican la urgencia de tomar importantes decisiones dentro de la Eurozona. Los Eurobonos y el rol del Banco Central Europeo estn en discusin. Los polticos europeos estn pidiendo ayuda al FMI para que apoye el Fondo Europeo de Estabilidad (EFSF por sus siglas en ingls), el cual en si mismo no es ms que una enorme cantidad de dinero con la nica finalidad de asegurar el pago de la insostenible deuda soberana de algunos pases Europeos. Toda la atencin de la UE se centra en la capacidad de los pases de Sur de Europa para pagar sus obligaciones con los acreedores internacionales. Se presenta la crisis de la deuda soberana como resultado de una mala gestin de las cuentas pblicas, corrupcin, baja productividad, el excesivamente grande sector pblico y el extremadamente generoso estado de bienestar de los pases Sur Europeos. Los medios afirman repetidamente que los Sur Europeos deben aplicar duras medidas de austeridad porque estn viviendo por encima de sus posibilidades. Afirman que: "la fiesta se ha acabado", tienen que seguir las demandas de los gobiernos del Norte de Europa, el FMI, el Banco Central Europeo y la Comisin Europea para poder recibir su "ayuda" en forma de nuevos prstamos que les permitirn refinanciar su deuda.

Pero, es cierto que los Sur Europeos estn viviendo por encima de sus posibilidades? Disfrutan de mejores beneficios sociales que sus vecinos del norte? Un simple vistazo a las estadsticas oficiales de la OCDE revela que en 2010 los Griegos trabajaron de media 2109 horas al ao, los Portugueses 1714 horas y los Espaoles 1663, mientras que los Alemanes 1419 y los Holandeses 1377 horas. Los varones griegos se retiran de media a la edad de 61.9 aos, los espaoles a los 61.4 y los Portugueses a los 63.5, mientras que los holandeses a los 62.1. El gasto social como porcentaje del PIB es del 25% en Grecia, 23% en Portugal y 21% en Espaa, mientras que la media de la UE-15 es el 27%. Estos datos muestran una imagen muy diferente de la que se afirma en los medios. Demuestra que el problema de las economas de los pases Sur Europeos no es un sistema de bienestar demasiado generoso. Al contrario, es posible que el dbil e incompleto sistema de bienestar de las economas de los pases Sur Europeos sea una de las razones de su actual estancamiento econmico.

Mirando las consecuencias de la aplicacin de medidas de austeridad en dichos pases podemos evaluar si estas medidas ha contribuido a superar la actual crisis. La primera medida que fue aplicada por los gobiernos fue la inyeccin de cientos de miles de millones de Euros en sus bancos domsticos. El siguiente paso del gobierno Griego y ms tarde del gobierno Portugus y Espaol fue la aplicacin del tradicional paquete de austeridad diseado por el FMI, apoyado por el Banco Central Europeo y la Comisin Europea.

En los pases del Sur de Europa, decenas de miles de funcionarios pblicos estn siendo despedidos y los que permanecen en sus puestos ven como sus salarios son severamente recortados. Beneficios y programas sociales incluyendo pensiones son abolidos o tambin recortados. En grandes empresas pblicas clave como distribucin de agua, sanidad y educacin pblicas ya han comenzado grandes privatizaciones de precios muy por debajo de lo que sera reconocido como "precios de mercado". Todas estas medidas se aplican en pases con un ya muy bajo nivel de gasto pblico comparado con sus contrapartes del Norte de Europa. Impuestos indirectos al consumo incluyendo energa y alimentos se han incrementado dramticamente sin ningn tipo de progresividad en relacin a los ingresos.

Ests polticas a las que se les ha dado eufemsticamente el nombre de "ajuste" o "austeridad" no son slo injustas porque afectan los miembros ms dbiles de la sociedad que no han tenido ninguna implicacin en la creacin del actual desastre econmico; estas medidas son simplemente incapaces de mitigar los efectos de la crisis. Durante una recesin econmica, cuando la actividad econmica y el consumo son bajos, el gobierno en vez de aumentar, reduce los gastos e inversiones pblicas. Esto crea una espiral de efectos negativos en el crecimiento econmico. Estos resultados ya son visibles: como consecuencia de estas polticas el PIB en Portugal disminuir en un 3% en 2011 mientras que el desempleo est alcanzando el 14%. La contraccin del PIB en Grecia fue del 3.5% en 2010 y se espera que sea de al menos el 5.5% en 2011. En 2010 el PIB en Espaa disminuy en un 0.2%, aunque se espera que crezca un 0.7% en 2011 este incremento es claramente insuficiente para reducir el desempleo que alcanzar el 23%, el ms alto de toda la UE. Adems, el nuevo gobierno elegido en las ltimas elecciones espaolas ya ha prometido que aplicar las medidas de austeridad ms Draconianas, la situacin slo empeorar tal y como los casos de Grecia y Portugal han demostrado.

Por si no fuera suficiente que ests medidas de austeridad son injustas e inefectivas, estas han sido siempre aplicadas en contra de la voluntad de la poblacin. Ha habido un mensaje constante por parte de los polticos: "Tenemos que calmar a los mercados", demostrando que todas las medidas econmicas estn diseadas para satisfacer no las necesidades de la poblacin, sino las necesidades de los mercados e inversores internacionales y especialmente aquellos que han invertidos en deuda Griega, Portuguesa y Espaola.

Estas medidas de austeridad estn concentrando todava ms la riqueza entre ese extremadamente rico 1% que se beneficia de las operaciones financieras especulativas y las privatizaciones. Por otro lado las medidas de austeridad estn creando pobreza y miseria en el Sur de Europa y es solo cuestin de tiempo hasta que la poblacin de los pases Norte Europeos experimente las mismas consecuencias. Las crecientes inequidades en la sociedad holandesa (el coeficiente de Gini calculado por el Eurostat muestra un incremento del 26 en 1999 al 27,2 en 2009) as como el nivel de desempleo y el empleo precario entre los jvenes holandeses son muestras claras de esta tendencia: el desempleo de la poblacin por debajo de los 25 se increment del 5% en 2001 al 83.7% en 2010 de acuerdo al Eurostat (este es el nivel ms bajo de la UE pero todava representa un incremento muy relevante); por otro lado, trabajadores a tiempo parcial eran el 42,2% del total en 2001 y ahora en 2010 el 48,9% (de lejos, el nivel ms alto de la UE) , trabajadores con contratos temporales pasaron del 14,3% en 2001 a 18,5% en 2010 (en la UE slo Polonia con 27,3% y Portugal con 23% tienen valores ms altos). El empleo precario afecta especialmente a la poblacin joven, la cual est extremadamente expuesta a las consecuencias negativas de una posible recesin econmica.

Adems, los hogares holandeses son los ms endeudados de la Eurozona. Su deuda se eleva a ms del 240% de sus ingresos disponibles mientras que en Portugal es el 128,6% y la media de la Eurozona "slo" el 98,5%. Esto demuestra la dbil situacin de los aparentemente ricos hogares holandeses y como un aumento en el desempleo o en los tipos de inters puede rpidamente hacer descarrilar la economa. Los incipientes efectos de la crisis en los Pases Bajos son slo el principio de lo que seguir si las actuales medidas de austeridad no son abandonadas. Recaudar ms dinero de los trabajadores Norte Europeos para crear un "Sper Fondo de Estabilidad" no es la solucin ya que slo beneficia a los especuladores. En este tema, un claro conflicto de intereses surge entre aquella minora que se beneficia enormemente de la crisis y al mismo tiempo posee el poder poltico, y la vasta mayora de la poblacin que se le requiere otorgar sus derechos para preservar el status quo poltico y econmico. El resultado de este conflicto determinar el futuro de nuestra sociedad.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de los autores mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter