Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-01-2012

Entrevista a Eduard Rodrguez Farr sobre las declaraciones de Boi Ruiz, consejero de Salud de la Generalidad de Catalua
Desde principios del siglo XX la salud es un bien pblico que atae a la sociedad en su conjunto; en absoluto es un bien estrictamente privado

Salvador Lpez Arnal
El Viejo Topo


Eduard Rodrguez Farr es Doctor en medicina, farmaclogo y radiobilogo, y profesor de fisiologa y farmacologa en el Instituto de Investigaciones Biomdicas de Barcelona (CSIC). Actualmente es miembro del Centro de Investigacin Biomdica en Red de Epidemiologa y Salud Pblica (CIBERSP) del IDCIII. Autor de numerosas publicaciones internacionales sobre toxicidad de contaminantes ambientales, energa nuclear y salud en revistas cientficas de primer nivel, es miembro del Comit Cientfico de la UE sobre nuevos riesgos para la salud.

Su prxima publicacin lleva por ttulo Ciencia en el gora, El Viejo Topo, Matar (Barcelona) [en prensa].

*

Me gustara preguntarte sobre las declaraciones del consejero de Salud de la Generalidad de Catalua a la Agencia EFE (octubre de 2011), criticadas incluso por Amnista Internacional, y de la filosofa que a ellas subyace. Permteme empezar por una de sus afirmaciones centrales: "La salud es un bien privado que depende de uno mismo y no del Estado". La salud es un bien privado que depende exclusivamente de cada ciudadano?

Desde principios del siglo XX -con diversos precedentes en otros momentos histricos- se considera que la salud es un bien pblico que incumbe a la sociedad en su conjunto; en absoluto es un bien estrictamente privado. Conviene recordar que la salud no es meramente la ausencia de enfermedad, sino -de acuerdo con la Organizacin Mundial de la Salud (OMS) y numerosas instancias y organismos similares- un estado fisiolgico, psicolgico y social adecuado al correcto desarrollo de las personas. De ah deriva el concepto de Salud Pblica que engloba todos los determinantes implicados en la salud.

Algunos ejemplos de esos determinantes

Las condiciones de vida, la salubridad del medio, el control de infecciones, la calidad de los alimentos, la vacunacin, la higiene, la potabilidad del agua, la erradicacin de la malaria, del tifus, de las fiebres de malta y muchas otras enfermedades, las reglamentaciones laborales, la creacin de una red pblica de atencin primaria y hospitalaria (que en Espaa ha llegado a ser de alta calidad), etc., etc., etc. Muchos, muchsimos ms podran citarse.

Determinantes, respecto a los cuales un individuo aislado, por si mismo, poco puede hacer.

Prcticamente nada. Estamos hablando de condiciones sociales y ambientales. Ello no quiere decir, claro est, que las formas de vida de cada sujeto no tengan influencia en su estado de salud.

Pero si me permites hay personas con vidas poco saludables que gozan de buena salud y otras en cambio de vidas ms adecuadas que enferman ms fcilmente

Aunque el criterio de vida saludable no deja de tener unos componentes que dependen o son funcionales a cada cultura, conviene insistir en el ya muy antiguo concepto de que el enfermar es la resultante de muchos factores. Entre ellos, la constitucin biolgica de cada individuo. De esta forma, para algunos individuos su vida disipada tiene efectos sobre su salud muy diferentes a los que ocasiona en otras personas. Esto que sealo es claramente observable, por ejemplo, entre los fumadores. Algunos, a los 90 aos, se encuentran bastante bien de salud y otros, en cambio, a los 50 padecen cncer de pulmn. Ahora bien, lo que es indiscutible desde la perspectiva de la salud pblica -este punto es muy importante!- es que el conjunto de fumadores de una determinada poblacin padece con mayor frecuencia una serie de patologas que los no fumadores y, adems, tambin fallecen antes. Es el concepto poblacional frente al estrictamente individual.

La salud no depende en ninguna medida del Estado como afirm el consejero de Salud en estas declaraciones?

Depende obviamente del tipo de Estado. Si nos remontamos al feudalismo, a las monarquas medievales, a los Estados capitalistas puros, la respuesta es que no, que la salud no depende de esos Estados. Que cada individuo se las apae como pueda y, si no puede, pues peor para l! Ahora bien, si consideramos los Estados llamados del bienestar, el Estado organiza en mayor o menor medida la atencin sanitaria y la salud pblica con el dinero que cotizan los contribuyentes. Tambin ha ocurrido y ocurre- en pases de tradicin socialista.

No olvidemos, por otra parte, que la investigacin en medicina y salud es posible gracias a recursos pblicos dirigidos a estos fines. Sin esta investigacin, muchos xitos que se han conseguido y que benefician a todos, a toda la ciudadana sin exclusiones de ningn tipo- no se hubieran alcanzado. Este es otro punto ms de la importancia de lo pblico.

Distingues entre atencin sanitaria y salud pblica. De esta ya has hablado antes; cuando hablas de atencin sanitaria, a que te ests refiriendo concretamente?

Atencin sanitaria es el conjunto de centros a los que el ciudadano puede acudir cuando tiene un problema de salud (CAPS, hospitales, etc)

Desde el punto de vista del seor Boi Ruiz, el usuario ese es el trmino elegido por el consejero de Salud, no por el consejero de Comercio ni de Industria- debe tener la responsabilidad moral de que cuando no trata bien a su salud la tenemos que pagar entre todos". Qu crees que intenta decir el conseller con una afirmacin de este tipo? Qu puede significar tener la responsabilidad moral de tratar bien nuestra salud?

Responsabilidad moral? Qu quiere decir con eso? Mezclar moral con salud, eso cmo se come?

Tal vez de la forma siguiente: si t llevas una vida, digamos, imprudente, es muy probable que enfermes. Con ello te vers obligado a usar la atencin sanitaria pblica, a gastar recursos que entre todos hemos financiado. De esta forma t eres responsable moralmente, por tus elecciones vitales, del gasto que la sociedad se ve obligada a realizar por tu mala e irresponsable cabeza.

Si me pongo en una perspectiva economicista, que no es la ma desde luego, te dira que un fumador paga en impuestos (el coste de cada cajetilla los lleva incorporados en impresionante cantidad), a lo largo de su vida, una enorme cifra que se ingresa en las arcas del Estado

Constato que no eres fumador.

Puedes hacerlo si quieres, pero tanto dara que lo fuera para lo que estoy argumentando. Como deca: los impuestos pagados por el individuo fumador, a partir de cierta edad, compensan bastante los costos del tratamiento de sus afecciones. Lo mismo puede aplicarse a las personas que ingieren bebidas alcohlicas.

Pero desde una ptica social y de salud bien considerada, no podemos imaginar que todos los ciudadanos que no usuarios o consumidores deban seguir unas normas de vida estrictamente normalizadas segn unos criterios dictados por los responsables polticos de salud y que sean, adems, de obligado cumplimiento para poder ser atendidos, si es el caso, por el sistema sanitario. Orwell y su 1984 empieza a ser superado en control social. Qu sociedad puede tener in mente el Sr Boi Ruiz cuando efecta una afirmacin de estas caractersticas!

Por otra parte, segn el consejero cataln, no hay un derecho a la salud. Te recuerdo innecesariamente, ya lo s, los apartados del artculo 43 de la Constitucin espaola

La de la II Repblica?

No, la de 1978. Los apartados: 1. Se reconoce el derecho a la proteccin de la salud. 2. Compete a los poderes pblicos organizar y tutelar la salud pblica a travs de medidas preventivas y de las prestaciones y servicios necesarios. La Ley establecer los derechos y deberes de todos al respecto. 3. Los poderes pblicos fomentarn la educacin sanitaria, la educacin fsica y el deporte. Asimismo facilitarn la adecuada utilizacin del ocio. El artculo est en el captulo III De los principios rectores de la poltica social y econmica-, no en la seccin II del texto constitucional De los derechos y deberes de los ciudadanos-, pero parece clara la referencia a las competencias de los poderes pblicos. Los ciudadanos espaoles no tienen derecho a una asistencia sanitaria pblica y de calidad?

Estos derechos a las que haces referencia estn tambin recogidos en el Estatuto de Catalua. Quiz el Sr. Boi Ruiz no lo haya ledo. Se mire como se quiera mirar, la constitucin espaola y las normas estatuarias amparan el derecho a la salud de todos los ciudadanos. Tal vez el consejero haya pretendido hacer alguna declaracin no constitucional dentro de su esquema de privatizacin del sistema de salud.

Djame insistir sobre este nudo. Si no he entendido mal, a veces no es fcil, la razn alegada por el seor Boi Ruiz para justificar que la salud no es un derecho es la siguiente: la salud depende del cdigo gentico que tenga la persona, de sus antecedentes familiares y de sus hbitos". De eso depende la salud de los ciudadanos? Nuestra salud cuelga exclusivamente de esos nudos?

Los trastornos genticos constituyen una nfima parte de la morbilidad observada (alrededor del 1%)

Morbilidad Puedes precisar el concepto?

Se entiende por morbilidad la cantidad de personas que enferman en un espacio y tiempo determinados, de ah que se hable en ocasiones de la tasa de morbilidad. Es un dato de gran importancia para poder comprender la evolucin, los avances o retrocesos, de una determinada enfermedad, al igual que las razones de su irrupcin y las posibles soluciones.

Contina si te parece. Hablbamos de trastornos genticos.

Existen predisposiciones genticas a determinadas patologas, pero ello representa slo un porcentaje determinado para su manifestacin, la cual depende de numerosos factores en relacin con el medio y las condiciones de vida. Esto quiere decir que no es inexorable la manifestacin del trastorno por la carga gentica. Se puede concluir por lo que estamos hablando que el Sr. Boi Ruiz al menos segn sus declaraciones a la agencia EFE no est muy al da de los conceptos actuales sobre la salud y el enfermar.

Te lo he odo a ti y a Joan Benach ms de una vez: la Organizacin Mundial de la Salud (OMS) insiste desde hace dcadas en la estrecha relacin que existe entre el estado de salud de una poblacin y el sistema de salud que la atiende. Para la OMS, el derecho a la salud obliga a los Estados a generar las condiciones en las cuales todos los ciudadanos puedan vivir lo ms saludablemente posible. Est errada la OMS cuando habla de derecho a la salud en contraposicin a las declaraciones que comentamos del consejero de salud?

No, no lo est, en absoluto. Lo que sealas refleja con precisin los conceptos actuales a que antes aluda sobre los determinantes de salud y de enfermar que, por lo que parece, no son las categoras que usa todo un consejero de salud.

Por lo dems, aunque fuera el caso, aunque la salud dependiese del cdigo gentico, de los antecedentes familiares y de los hbitos de cada uno de nosotros, se infiere de ello que las instituciones pblicas tienen que jugar un papel secundario, acaso marginal, en temas de salud?

Tampoco, en absoluto. De lo primero, de esa suposicin que formulas y que no debemos admitir, no se infiere lo segundo. El criterio del Sr. Ruiz es estrictamente poltico, neoliberal, no tiene ninguna base cientfica. Los conocimientos cientficos no justifican sus consideraciones, de ninguna de las maneras.

Por otra parte, el conseller seal en sus declaraciones que en toda Catalua hay unas 1.300 citas diarias de pacientes que no asisten a la consulta. Desconozco la validez de la cifra, ni qu citas estn incluidas en ese nmero, pero te parece especialmente significativa? Segn el conseller -o segn alguno de sus asesores- cada ao se pierden unas 330 mil visitas de mdicos especialistas, un derroche de recursos, en su opinin, que tiene un coste anual de ms de 10 millones de euros". Qu te dice tu ojo clnico de esas cifras?
 

Desconozco yo tambin la bondad de estas cifras, que desde luego habra que estudiar y, si son correctas, intentar corregir. Pero ello no justifica, aunque l pretenda hacernos creer lo contrario, penalizar la atencin a la inmensa mayora de pacientes y, menos an, adoptar medidas privatizadoras. Diga lo que diga el Sr. Ruiz la ciudadana que no usuarios en su conjunto no es un grupo de seres irresponsables que gastan los recursos pblicos sin miramientos. Todo eso es humo, una mscara que quiere encubrir una determinada poltica cuya orientacin ya hemos comentado.

En esas mismas declaraciones, el seor Boi Ruiz sostuvo tambin que el sistema tiene unos recursos inferiores a los que se necesitaran. Ello comporta, en su opinin, una poltica de racionalizacin. Por qu el sistema tiene unos recursos inferiores a los que se necesitaran? Es inevitable la situacin, es acaso alguna ley desconocida de la evolucin social?

No es inevitable ni es ninguna ley social desconocida. Nada de eso. Por un lado, los recursos asignados al sistema de salud son inferiores en trminos de porcentaje del PIB a los requeridos si los analizamos comparativamente, si pensamos en lo que ocurre en otros pases de nuestro entorno incluso en estos momentos.

Por otra parte, una racionalizacin del gasto que no implica en absoluto una privatizacin, sin mermar la asistencia, no es algo a lo que los defensores de la sanidad pblica nos opongamos. Al contrario, se llevan aos insistiendo en ello, en especial en el uso excesivo de tecnologas y medicaciones no justificadas.

Djame insistir en esto ltimo. Esta poltica de racionalizacin a la que alude el consejero de Salud, justifica en tu opinin la poltica sanitaria que est realizando el gobierno de los mejores de Mas y Mas-Colell, los recortes de casi 1.000 millones de euros, el 10% del presupuesto, que han obligado a cerrar, entre otros servicios pblicos, ambulatorios y servicios hospitalarios?

No. La poltica que defienden no tiene nada que ver con la racionalizacin a la que aluda anteriormente, nada. Racionalizar, ser o actuar responsablemente, con prudencia, con justicia, es cosa muy distinta. Y permteme una pregunta, por qu hay que recortar inexorablemente en sanidad cuando apenas se hace nada contra el fraude fiscal de las grandes fortunas, de las grandes empresas, y se aprueban por otra parte mega-ayudas a la banca, leyes de sucesiones que favorecen a sectores muy privilegiados? Puestos a racionalizar, no habra que racionalizar estas polticas? De qu racionalizacin se est hablando realmente?

El lector ya est en condiciones de responder a la pregunta que formulas en mi opinin. Por otra parte, el Sr. Boi Ruiz se ha quejado tambin que se est usando la sanidad para hacer poltica: no se hace poltica sanitaria sino poltica con la sanidad. Suenan a antiguas, a muy antiguas estas consideraciones, y parece como si l no hiciera precisamente poltica con la salud. Crees que las protestas ciudadanas y de los trabajadores sanitarios se ubican en esa casilla: hacer poltica?

 Esto, si me apuras, es casi inadmisible, una infame forma de maleducar a la opinin pblica. Es lucha poltico-cultural en estado puro abonada por alguien que acusa a los dems de hacer poltica.

Pues claro que es hacer poltica! Cmo si no? Todo o casi todo es poltica, todo tiene que ver con la forma en que pensamos que es mejor organizar las necesidades y el espacio pblicos. Los mdicos, los enfermeros, los trabajadores sanitarios hacen poltica cuando protestan por sus planes de recortes y privatizaciones? Pues claro, qu pueden hacer si no? Responden polticamente a las agresiones polticas de su consejera. No pretender el seor Boi Ruiz que nos traguemos el cuento de que los dems hacen o hacemos poltica y l, en cambio, slo hace lo que es ms razonable, sin partidismo alguno, para atender el bien pblico, una entidad por cierto en la que no acaba de creer en demasa dada su obvia y no ocultada cosmovisin neoliberal?

El conseller de salud es doctor en Medicina y Ciruga por la Universidad de Barcelona en 2008, con una tesis sobre gestin sanitaria, no de investigacin mdica- y diplomado en Gestin Hospitalaria por la Escuela de Alta Direccin y Administracin de Barcelona. Acumula mucha experiencia en estos mbitos. De hecho, no s si an lo sigue siendo, es el presidente de la Unin Catalana de Hospitales, entidad de la cual fue director general, de la Fundacin Unin y tambin ha sido director de la consultora del sector salud Know-How Advisers. Este currculo de gestor y de ejecutivo la empresa privada, puede influir en su poltica sanitaria? Ms claramente, crees que Ruiz Garca es un defensor de la sanidad pblica?

No lo creo, lo pienso. El Sr. Boi Ruiz es, sin lugar a dudas, un defensor de la sanidad privada. Basta con atenerse a sus declaraciones por no hablar de sus decisiones y acciones. Es evidente. Ahora bien, quien lo nombr como consejero saba bien a quien elega. Su poltica no es una poltica personal, no es la poltica del seor Boi Surez, es la poltica del presidente de la Generalidad y del gobierno que l preside en su conjunto.

Creo que t mismo me has comentado que una de sus primeras decisiones fue la supresin de la direccin general de salud pblica. Es el caso?

Es el caso. Qu puede importar la sanidad pblica cuando se promueve la privada! Esa es la razn de la supresin de esa direccin general. Es de libro, de manual de introduccin bsica.

Carlos Jimnez Villarejo, persona sensata y prudente donde las haya, ha escrito recientemente: La dursima poltica contra la sanidad pblica del Gobierno de CiU est vaciando el contenido, que creamos intangible, del Estado social, lesionando derechos fundamentales de la persona, el de la asistencia sanitaria, y tratando a los pacientes y a los profesionales sanitarios como si de una mercanca se tratara en una economa de mercado a la que se subordinan los derechos de las personas. Ha exagerado esta vez el ex fiscal anticorrupcin? Segn su punto de vista, el Gobierno de CiU ataca frontalmente el desidertum del prembulo constitucional -"asegurar a todos una digna calidad de vida"- y vulnera de forma reiterada los derechos a la salud proclamados en los artculos 43 de la Constitucin antes hacamos referencia a ellos- y el 23 del Estatuto. En su opinin, los derechos sociales pueden y deben entenderse como irreversibles. En tal medida, cualquier actuacin, por accin u omisin, de los poderes pblicos que limite gravemente su satisfaccin est afectando al derecho bsico a la dignidad humana. Por ello, aade el ex fiscal, el incumplimiento de los poderes pblicos de su deber de prestacin en la sanidad puede entenderse como una forma de discriminacin, conducta constitucionalmente prohibida. Exigencias manifiestamente incumplidas por el Gobierno de Catalua. Crees tu tambin que estamos en este punto?

Sin lugar a dudas. No podra estar mejor expresado. No tengo nada que aadir que mejore lo argumentado y denunciado por Carlos Jimnez Villarejo, una persona que merece mi mxima consideracin.

Brevemente si no te importa. Tomo pie en artculos de Andreu Mayayo y Jorge Calero. Si la salud depende de cada uno y no del Estado, qu hace un hombre como Boi Ruiz en un lugar como el que desempea?

Pues aplicar las polticas de CiU y de su presidente. No hay aqu ninguna inconsistencia.

Calero habla no de recortes sino de desmantelamiento programado de la sanidad pblica. Quien siga pensando que el sector pblico siga protegiendo la salud ya puede olvidarse; estamos ante el recetario neoliberal en estado puro: todo en manos del mercado regido por intereses privados; los pacientes que se busquen la vida. Podemos estar ya ah?

Se va a ello aceleradamente. Cuntos ciudadanos estamos dispuestos a oponernos?

La ltima. El consejero de economa, el seor Mas-Colell, un antiguo cuadro del PSUC en su etapa universitaria, inaugur el curso acadmico del Crculo de Economa haciendo un llamamiento a los empresarios a que ocuparan el espacio que los recortes estn dejando en el espacio pblico. Ni ms ni menos. El Sr. Boi Ruiz, en la misma lnea, como no poda ser menos, ha hecho tambin un llamamiento para la contratacin de seguros en las mutuas privadas. La patronal Cecot

No tengo el disgusto de conocerles.

Es una patronal multisectorial que, como ellos mismos anuncian, promueven y defienden los intereses de las empresas catalanas. Esta patronal, deca, ha sabido corresponder al consejero: le ha concedido el galardn Mejores prcticas de la Administracin Pblica

Mejores prcticas de la Administracin Pblica! Qu barbaridad!

Es un premio que el Sr. Boi Ruiz ha recogido de manos del presidente Artur Mas. Todo cuadra, el crculo se cierra?

Me parece evidente. Estn aplicando su programa, su duro programa neoliberal, mientras los sectores sociales que tan bien representan jalean sus odos y llenan sus vanidades, a pesar de que durante la campaa electoral para las elecciones autonmicas catalanas de noviembre de 2010 no hicieron referencias directas ni a recortes ni a privatizaciones. Cundo tardar la ciudadana en darse cuenta?

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter