Portada :: Espaa :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-01-2012

En el caso Urdangarn uno saba griego y todos latn

Andrs Martnez Lorca
Rebelin


El culebrn de Iaki Urdangarn y sus andanzas financieras por las Islas Baleares y la costa valenciana va creciendo como bola de nieve, a pesar de que a algunos les gustara echar tierra al asunto y se dan por contentos con la decisin del Museo de Cera de traspasarlo de sala en su desangelada exposicin. No hay sino dar un vistazo a la prensa diaria para comprobarlo. Los ms de dos mil folios del expediente judicial encierran una mina de informacin sobre la organizacin de las empresas investigadas, los mtodos de captacin de contratos a dedo, su asignacin contable y su destino final en los parasos fiscales. Basten unos pocos ejemplos:

Sobre el volumen de dinero pblico apropiado:

http://www.cincodias.com/articulo/empresas/urdangarin-torres-apropiaron-todo-dinero-publico-recibido-noos/20120102cdscdsemp_12/

Sobre el original modo de operar: http://www.elmundo.es/elmundo/2012/01/01/espana/1325445198.html

http://www.elmundo.es/elmundo/2012/01/02/espana/1325537443.html

Y sobre la acusacin de evasin de dinero a parasos fiscales: http://politica.elpais.com/politica/2012/01/02/actualidad/1325504026_560915.html.

Un apunte filolgico del caso

No es mi intencin, porque no soy competente en la materia, hacer un anlisis jurdico del caso, algo sin duda conveniente. Creo que tambin sera oportuno ofrecer una perspectiva econmica del asunto, dado que esta madeja empresarial encaja bien en el capitalismo tardo que nos ha tocado disfrutar. Y, por supuesto, me parece obligado que los partidos y sindicatos ofrezcan a la opinin pblica espaola una toma de posicin poltica, teniendo en cuenta que la mayora del dinero se ha detrado de fondos pblicos otorgados por instituciones pblicas y que las acusaciones del fiscal incluyen los delitos de malversacin de caudales pblicos, fraude a la Administracin, falsedad documental y prevaricacin.

Me llam la atencin desde el comienzo la nomenclatura griega de las empresas dirigidas por el seor duque de Palma: Nos y Aizoon. En mi ingenuidad, no supona tales conocimientos de filologa clsica en un deportista de lite. En el primer caso, se trata de la empresa principal, un Instituto sin nimo de lucro segn sus fundadores. Menos mal, esto nos tranquiliza porque si llega a ser con nimo de lucro, tendramos dificultad en contar el volumen de dinero captado para tan ordinario fin! El sustantivo griego nos es un trmino filosfico central dentro de la Psicologa de Aristteles en su habitual forma contracta del dialecto tico, noũs (lo mismo que en griego moderno), y significa intelecto o mente.

La empresa inmobiliaria Aizoon, que Iaki Urdangarn comparta con su esposa Cristina de Borbn, toma su nombre del adjetivo griego aizon, que procede de aei-zon y quiere decir siempre vivo; no se usaba en griego clsico aunque es frecuente en la terminologa cientfica botnica. Como curiosidad, ya antes de Urdangarn tenamos en la pennsula un Aizoon hispanicum, planta esteparia mediterrnea llamada popularmente algazul.

En el colmo de clasicismo, por no decir de virtuosismo, cuando el Instituto Nos quem su altruista apariencia, el duque no tuvo empacho en crear una ONG con el pretencioso nombre de Aret, sustantivo griego que significa nada menos que virtud. Nos quedamos con las ganas de saber si la referencia de esta aret hispnica es a alguna virtud en concreto, bien se trate de las virtudes intelectuales y morales de Aristteles, bien de las virtudes teologales y cardinales cristianas. En cualquier caso, significa la culminacin de una pirmide empresarial que cumpli con eficiencia su objetivo de obtener el mximo beneficio con el mnimo esfuerzo o, como ha afirmado Diego Torres, socio de Urdangarn y profesor de ESADE (la exquisita escuela de negocios ahora tan callada) personalizando su relato: el duque no trabajaba y slo quera repartir (?) beneficios.  

Desconocemos quin es el autor o autora de la nomenclatura griega usada por Urdangarn y seora para designar sus empresas. Quiz alguien de la familia o de sus asesores de confianza con conocimientos de griego pero ideolgicamente muy alejados de aquella cultura clsica que hunda sus races en el valor de la razn para comprender el mundo y en la defensa de la democracia sobre la base de que el poder reside en el pueblo, el dmos, no en el rey, ni en la oligarqua. 

 A los implicados en el caso les reconocemos de buen grado que saben (mucho) latn, o sea, que son muy astutos o vivos, y que algunas de sus peripecias empresariales y de sus artimaas de ingeniera financiera podran inspirar nuevos episodios de la picaresca nacional en versin pija. Al asesor o asesora lingstica le aconsejaramos un poco de prudencia o mesura en la eleccin de los nombres griegos, porque no est mal, a pesar de los tiempos que corren, que la cosa designada guarde alguna relacin con el nombre, pues dnde se encuentra en todo este entramado el intelecto, la permanente vitalidad y no digamos la virtud?

De paso, le recordamos a estos ambiciosos navegantes la advertencia de Aristteles: En las realezas hereditarias hay que aadir como una causa ms de destruccin el que haya muchos despreciables y que, no teniendo los reyes un poder tirnico sino una dignidad real, se conduzcan con insolencia (Poltica, 1313a, traduccin de Julin Maras y Mara Araujo).

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter