Portada :: Mundo :: Relevo en el Vaticano
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 22-04-2005

Ratzinger: de vuelta al pasado

Frei Betto
Alai-amlatina


La eleccin del cardenal Joseph Ratzinger como Papa es una seal preocupante de que la direccin de la Iglesia Catlica se encuentra ms confusa y perdida de lo que se imaginaba. Lo contrario del miedo no es el coraje, es la fe. Muchos cardenales parecen ms imbuidos de miedo que de fe. Elegir Papa al hombre responsable de la ortodoxia de la Iglesia, jefe del antiguo Santo Oficio, constituye un gesto de retraimiento y defensa frente a un mundo perturbado, que espera de Roma algo ms que anatemas, censuras, desconfianzas y segregaciones.

Ratzinger era un telogo moderado, abierto al dilogo interreligioso y a la ciencia moderna, a la contribucin de los telogos protestantes a la mejor comprensin de la Biblia, hasta dejar Alemania para asumir, en Roma, la funcin de Gran Inquisidor. Durante el periodo en que presidi la Congregacin de la Doctrina de la Fe, conden a 140 telogos catlicos, entre los cuales estaba Leonardo Boff. Su obsesin es Nietzsche, cuyo fantasma el identifica en la cultura post moderna.

Parece broma recordar, hoy, que en el siglo XIX el Papa Po IX (1846-1878) conden la libertad de pensamiento y de opinin, la enseanza laica, el progreso, y hasta la luz elctrica! Para l, el mundo moderno se forjaba en las oficinas del diablo. Autor de Slabos de Erros, catlogo de anatemas eclesisticos, estaba contra el Estado autnomo y laico, y en 1850 prohibi a los judos de Roma que testificaran contra los cristianos en procesos penales y civiles; poseyeran bienes inmuebles; tuvieran acceso a la escuela pblica y a la universidad (excepto medicina).

Temo que igual retroceso ocurra en el pontificado de Ratzinger. En su ltimo sermn como cardenal, antes del inicio del cnclave, el se lanz como candidato dejando bien claro lo que piensa: acus a la cultura occidental de relativista, conden el marxismo, el liberalismo, el atesmo, el agnosticismo y el sincretismo, como quien insiste en no aceptar el pluralismo cultural y religioso, la diversidad de culturas, y todava suea con una Iglesia institucionalmente soberana entre pueblos y gobiernos, imponiendo a todos sus valores y sus normas de comportamiento. Es el regreso a la Cristiandad, cuando la Iglesia imperaba en el periodo medieval.

Antes de condenar las expresiones legtimas de la cultura moderna, Ratzinger debera preguntarse en que medida la Iglesia ha fracasado en la evangelizacin de Europa, en donde los templos parecen ms llenos de turistas que de fieles. Por qu no fue la Iglesia la primera en defender a las vctimas de la revolucin industrial, y s el marxismo? El ateismo y el agnosticismo no son fruto acasode nuestra falta de testimonio evanglico? Y cmo alguien en el Vaticano es capaz de hablar de sincretismo si, all, se mezclan protocolos y etiquetas oriundos del Imperio Romano y de la nobleza europea? Sumo Pontfice es el ttulo pagano adoptado por los emperadores romanos.

Ignoro si el nuevo Papa tiene alguna sensibilidad social. La figura del pobre y la tragedia de la pobreza no son recurrentes en sus pronunciamientos y escritos. Mas pido a Dios que l mantenga el hbito de meditar en la palabras y en los actos de aquel que es el paradigma por excelencia de la fe cristiana: Jess de Nazareth, que prefiri amar a condenar, asumi la defensa de la mujer adltera, no pronunci un sermn moralista a la samaritana que estaba con su sexto hombre, cur a la mujer fenicia y al siervo del centurin romano sin exigir que profesaran su fe, se identific con los ms pobres (famlicos, migrantes, enfermos, oprimidos), no se mantuvo indiferente a la multitud hambrienta, y ense que gobernar no es mandar, es servir.

Lo que abre un hilo de esperanza es el acto de Ratzinger de haber adoptado el nombre de Benedicto XVI. En general, eso seala el inters del nuevo pontfice de dar seguimiento a la obra de su antecesor del mismo nombre. Benedicto XV, Papa entre 1914 y 1922, era un hombre abierto. Ces la persecucin a los modernistas, valoriz el ecumenismo, promovi el dilogo entre catlicos y anglicanos, se mostr interesado en las Iglesias orientales y, sobretodo, combati el colonialismo y luch con ardor por el fin de la Primera Guerra Mundial.

Dios permita que el nuevo Papa consiga descender del pedestal del academicismo teolgico y se haga pastor, abrazando el ms evanglico y olvidado titulo Papal: Siervo de los siervos de Dios-. (Traduccin ALAI. Revisado Rebelion.org)

Frei Betto es escritor, autor de la biografa novelada de Jess Entre todos los hombres (tica), entre otros libros.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter