Portada :: Bolivia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-01-2012

Reflexionar el camino para seguir

Juan Carlos Pinto Quintanilla
Rebelin





Somos un pas construido por la fuerza espiritual de sus habitantes. Somos los millones que desde la diversidad hemos decidido construir una nueva historia con todos y todas sin que nadie se quede atrs, sin que ninguno sea excluido del derecho a aportar para construir el Vivir Bien. Hemos inscrito nuestras luchas y nuestros sueos, nuestros caminares en la historia republicana y nuestros grandes retos de futuro, en la Constitucin Poltica del Estado Plurinacional.

Nuestra historia termina y empieza de nuevo, cuando decidimos que el principio de una Bolivia con todos y todas, es la no exclusin de nadie, que la diversidad de pueblos que vivimos en este territorio es nuestra principal riqueza, y nuestra pluriculturalidad es lo que le ofrecemos como aprendizaje al mundo y a la madre Tierra; cuando enfrentamos el reto fundamental de aprender a vivir juntos en el contexto de la historia republicana y con los sueos-realidades de nuestros pueblos, para hacer posible un futuro donde quepamos todos y todas.

La historia reciente, la que finalmente qued inscrita en la Constitucin Plurinacional, es la que acepta los retos del presente de hacer un pas para todos, desde el oprobio del sojuzgamiento de la mayora pero tambin desde la identidad plurinacional que nunca dej de soar en una nueva historia, sin odios ni venganzas, sin racismos ni exclusiones; en fin en un pas para todos y todas, donde los ms olvidados tengan las mismas oportunidades que los que siempre las tuvieron; por eso propusimos la creacin de un Estado Plurinacional que nos represente a todos y que sea capaz de construir posibilidades de futuro para Bolivia; por eso elegimos un presidente que representa a la mayora del pas, para que su liderazgo haga presencia de los millones de olvidados y al mismo tiempo nos recuerde a todos que no existen invisibles en la nueva Bolivia, que todos cuentan y que nada ser posible si la mayora no participa y decide el rumbo del futuro.

Sin embargo de esta ampliacin del sentido histrico de lo poltico no nos basta la representacin poltica elegida, queremos como sociedad civil ser parte protagonista de los cambios que el pas espera, donde el Estado Plurinacional sea la expresin material de la movilizacin ciudadana que hace posible la democracia intercultural.

El Estado que hemos creado con la nueva Constitucin es un Servidor Pblico colectivo, que escucha y da forma al mandato popular para hacer posible la revolucin democrtica y popular. El Presidente es el representante de todas y todos los bolivianos, de la mayora que lo eligieron y de la minora que est en desacuerdo; y ha sido elegido para escuchar y decidir con la mayora lo que mejor le convenga al pas para que dejemos de ser el pas con ms pobres, con mayores diferencias entre los ms ricos y los ms pobres, con mayor abandono en salud y educacin; con menores oportunidades para pueblos indgenas y mujeres; con menores oportunidades de empleo que produce el crecimiento de la ilegalidad y del narcotrfico; con una economa tan slo basada en la explotacin de recursos naturales; en fin un pas que todava conserva y mantiene las cadenas de la dependencia colonial, y ha hecho de su vida cotidiana una permanente resignacin a la impotencia, a la arbitrariedad, al abuso, a la exclusin institucionalizada.

Slo as podemos entender el tamao de los retos histricos que tenemos encima como pas, que no son de un partido o movimiento por muy grande que sea; tampoco de un liderazgo slo con la pretensin de que el representante haga todo lo que nos representados no hacen; menos de un Estado que tiene como misin el representar y construir mejores condiciones no para sustituir, sino para motivar la existencia de una sociedad civil democratizada y protagonista; son ms bien responsabilidad histrica del pueblo boliviano que a travs de los instrumentos creados construya la autodeterminacin; y lo que juntos hemos hecho en ese camino, como Estado Plurinacional y como sociedad civil en estos aos, es importante, sin embargo necesitamos avanzar ms.

Impulsar un proceso de construccin del desarrollo con equidad, donde el objetivo fundamental es el de lograr mejores condiciones de vida para la mayora de los bolivianos. El proceso de industrializacin ser un salto cualitativo e histrico fundamental en ese camino, para hacer posible que nuestra economa empiece a romper la dependencia externa y genere rditos para los bolivianos. Este cambio en el patrn de acumulacin implicar el aumento del empleo de calidad para los ciudadanos con un paulatino aumento de salarios que mejorar la calidad de vida. Sin embargo esto implicar una inversin sostenida de muchos aos de parte del Estado pero tambin de otros actores sociales que estn contemplados en nuestra economa plural donde adems de la empresa privada beneficiada por las condiciones econmicas del pas, podamos realizar una apuesta seria al potenciamiento de la economa comunitaria que es fuente de vida para la mayora de los pueblos IOCs.

A partir de esas decisiones histricas debemos realizar una inversin social fundamental en el acceso a servicios para la mayora de los bolivianos. Lograr que todos los bolivianos tengan acceso a la educacin bsica pero tambin a la profesionalizacin y especialidad es un objetivo necesario para acompaar el proceso de autodeterminacin del pas. Ello no podr ser logrado si no mejoramos el acceso a la salud y las rentas que permitan mejorar las posibilidades histricas del conjunto de los bolivianos. Las inversiones en este camino deben potenciar las condiciones de accesibilidad a travs de caminos, agua potable y luz elctrica en todo el pas.

No podremos construir el nuevo pas si no creamos las condiciones para la soberana alimentaria, que nos permita producir lo necesario para la reproduccin de la vida en condiciones que beneficien no slo a los grandes productores, sino tambin a los pequeos y a las comunidades que han apostado a la economa comunitaria como forma de vida y sustento para la mayora de los bolivianos y bolivianas. Tendremos que gestar condiciones para la produccin agropecuaria a travs del potenciamiento de las unidades productivas en las que adems de las privadas, las comunitarias encuentren en el Estado un aliado estratgico en el apoyo productivo y la comercializacin de los productos.

Tenemos que democratizar todava ms nuestra democracia, y si las pasadas elecciones judiciales han sido una leccin que tenemos que aprender, nos falta an impulsar un desarrollo legislativo acorde con los procesos de transformacin que vivimos y que tengan como punto de partida la consulta a los directamente involucrados por las leyes, para que el producto sea consecuencia de una construccin colectiva. Debemos evitar los males del pasado en los que especialistas y cpulas partidarias decidan por todos nosotros. Todos los temas que hacen a la convivencia deben ser deliberados hasta lograr propuestas, que generen la corresponsabilidad ciudadana en la aplicacin de las leyes. De esta manera, temas tan sensibles como la seguridad ciudadana, deben tener una participacin fundamental en los pobladores organizados de cada espacio territorial y evitar la tentacin peligrosa de simplemente policializar o militarizar las ciudades, generando un incremento en la espiral de violencia que termina en la saturacin desmedida de los espacios penitenciarios.

Tenemos que avanzar estratgicamente a la construccin de los espacios y vigencia de derechos de lo comn, respetando tambin el derecho privado; pero que en definitiva hagan posible la inclusin y la ampliacin de oportunidades de vida para todos y todas, para ello necesitamos construir de forma permanente el Estado Plurinacional como expresin de la vida organizada de los bolivianos y bolivianas; que nadie se quede atrs o se haga parte de una oposicin infrtil que slo se oponga sin proponer, queremos en definitiva que la propuesta constitucional sea el horizonte colectivo sobre el que avanzaremos y que tanto el estado como las organizaciones, las instituciones y el ciudadano/a en cualquier parte del pas asuma plenamente los derechos que posee, pero tambin la obligacin y el compromiso de aportar para construir un mejor pas.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter